Montiel, Yarrington, Elba Esther, Marín… al gabinete de EPN: AMLO

TEJUPILCO, Edomex. (apro).- Ante unas 5 mil personas de la región sur mexiquense que colinda con Michoacán y Guerrero, el candidato de la izquierda unida, Andrés Manuel López Obrador, convocó a sus simpatizantes a dar “el último jalón” en lo que resta de la campaña y tener cuidado con los “delincuentes electorales” que, advirtió, van a querer robarle la victoria, como pasó en el 2006.

Nuevamente en tierra mexiquense, el aspirante presidencial de la izquierda criticó al PRI y a su candidato, Enrique Peña Nieto, al que califico de “ratero”.

“Peña está desesperado, está copiando todo pero mal, como el programa para adultos mayores”, dijo el tabasqueño al jugar con los nombres y las historias de quienes integrarían un presunto gabinete priista. Todos ellos con antecedentes de corrupción o escándalos de abuso de poder:

“Arturo Montiel para la Secretaría de la Contraloría; para la Secretaría de Educación, Elba Esther Gordillo; en Desarrollo Económico, el exgobernador tamaulipeco Tomás Yarrington, mientras que en Desarrollo Social, al exgobernador poblano Mario Marín, y en Hacienda, el exmandatario de Coahuila, Humberto Morerira.

“¿Y Salinas?”, preguntó entre risas alguien en la plaza, y López Obrador contestó:

“No, Salinas es el asesor general, es el poder detrás del poder, el que mueve los hilos, el titiritero”, acusó.

Pero una vez que los mencionó, advirtió que este escenario nunca sucedería, ya que el pueblo no dejará que gane el PRI.

Como sucede en todas las plazas a donde llega, López Obrador hizo del mitin una asamblea, en donde persuade a sus seguidores a participar, ya sea votando, levantando la mano o cuestionándolos, como ocurrió hoy al preguntarles si estaban dispuestos a participar en la estructura nacional de vigilancia electoral.

También pidió a los mexiquenses unidad tras reconocer que no se pudo lograr un frente único en las elecciones locales. Sin embargo, insistió en que para la elección presidencial es necesaria esa unidad para enfrentar a la “mafia”.

“Ya no uso la palabra mafia, me retracto, es la elite del poder”, corrigió López Obrador, al insistir a sus seguidores para que voten por todos los candidatos de la izquierda.

En su largo discurso ante la plaza llena, López Obrador reiteró la necesidad de acabar con la corrupción entre los altos funcionarios y gobernantes.

“Tenemos un gobierno mantenido y buenos para nada. Se dan la gran vida, médicos privados y hasta cirugía plástica. Pero ya no van a viajar como Peñita en aviones y helicópteros privados”, exclamó ante los gritos de “¡Fuera Peña!”.

Y nuevamente acusó al candidato del PRI y del PVEM de viajar al extranjero en aviones particulares y rentar habitaciones de lujo.

“Es el político que más viaja en el extranjero. También fue a París, se hospedó en un hotel de 25 mil pesos. ¿Ustedes lo sabían?”, preguntó al público, y una anciana sentada en una jardinera respondió, como si platicara con el candidato: “¿Cómo lo iba a saber?”.

El tabasqueño hizo un nuevo reconocimiento a los jóvenes y exigió también que se garantice el derecho a la información.

Finalmente, al despedirse de sus seguidores pidió una vez más unidad, hacer campaña entre todos y luego se comprometió a no traicionarlos.

Comentarios

Load More