Arrasa la película “Pastorela” en la 54 entrega de los Ariel

MÉXICO, D.F. (apro).- La cinta Pastorela se llevó la noche en la entrega número 54 del Ariel con galardones a la mejor película, mejor director, mejor guión original, mejores efectos visuales, mejor maquillaje y mejor coactuación masculina.

La película dejó atrás a Días de Gracia –que ganó como ópera prima– y Miss Bala.

Dirigida por Emilio Portes, con guión de él mismo y realizada por Producciones del Patrón, Pastorela es protagonizada por Joaquín Cosío y narra cómo el policía Jesús Juárez pierde su papel de diablo en la tradicional pastorela de su barrio, personaje que ha desempeñado durante toda su vida.

En entrevista con Columba Vértiz, Portes señaló en noviembre de 2011 que su film es “un retrato vivo de nuestra sociedad que, para bien o para mal, le fascina vivir de sus tradiciones, de sus anhelos y del absurdo de los mismos”, y surgió a partir de “ver que con seguridad cada año y, sin falta, llegará a nuestros hogares la implacable Navidad con su impresionante aparato de villancicos, santacloses, arbolitos, nacimientos y regalos.

“Y a todo esto hay que sumarle foquitos parpadeando desde noviembre, publicidad roja por todas partes y señores gordos riéndose hasta la cena del 24, y ¿Qué nos queda?: Un verdadero calvario que comienza a manifestarse desde el mes patrio hasta el Día de Reyes, si bien nos va”.

Filmada entre diciembre de 2008 y febrero de 2009, Portes apunta que lo suyo en Pastorela fue el crear “una comedia ácida y desenfrenada, con un poco de acción policiaca y tintes fantásticos, donde un sacerdote y un policía llegarán hasta las últimas consecuencias a costa de hacer pedazos a tan venerable tradición”.

Para el realizador, uno de los puntos más atractivos de la película “son simplemente sus personajes, sobre todo los principales, que se irán alejando poco a poco de la categoría del arquetipo (el policía contra el sacerdote), para convertirse en entidades mucho más complejas, entrañables y, por lo tanto, espero que inolvidables”.

El guión escrito por Portes fue resultado del Segundo Taller de Perfeccionamiento para Guión Cinematográfico Alejandro Galindo (2007), donde estuvo bajo la supervisión de Vicente Leñero.

Para el periodista y crítico de cine Fausto Ponce, el film “es inconsistente que, por un lado, es capaz de arrancar grandes carcajadas, y por otro consigue generar grandes momentos de aburrimiento. Desde el principio encontramos situaciones disparatadas, pero la trama se mantiene como una historia convencional, aunque poco a poco se va desestructurando hasta convertirse en algo sin sentido, en donde un grupo de ángeles se enfrenta en feroz batalla contra un grupo de diablos.

“Pareciera que el director, quien también es el guionista, no supiera si deseaba una comedia negra de trama lineal o una antitrama tipo Austin Powers”.

Días de Gracia logró llevarse estatuillas a la mejor actuación masculina, mejor sonido, mejor diseño de arte, mejor coactuación femenina, mejor actor, mejor diseño de arte y mejor sonido.

La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográfícas llevó a cabo su tradicional ceremonia en el Palacio de Bellas Artes, con una alfombra roja previa en la que desfilaron Nailea Norvind, Itatí Cantoral, Ana de la Reguera, Everardo Gout, entre otros invitados.

Durante la ceremonia se le hizo un homenaje a Pedro Armendáriz y al músico Héctor García.

Comentarios