Simpatizantes de candidato del PRI asesinan a panista en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Un joven de 36 años, al parecer simpatizante del Partido Acción Nacional (PAN), fue acribillado a tiros la madrugada de este lunes por una persona que le disparó desde la camioneta donde viajaba el candidato del PRI a la alcaldía de Villaflores, Ulises Grajales Niño.

Los hechos ocurrieron alrededor de las dos de la mañana de este lunes, en el tramo carretero Villaflores-Ocozocuautla, a la altura del rancho-restaurante El Sinaloense.

En ese lugar, la camioneta en la que viajaba el candidato del PRI, Ulises Grajales Niño, le dio alcance a otra tipo Ram; a borde de ésta iban dos personas con las que, la noche del domingo el equipo del priista tuvo un incidente en la comunidad Guadalupe Victoria.

De acuerdo con testigos, ayer domingo, alrededor de las 10 de la noche, mientras pegaban propaganda electoral del PAN, en la comunidad Guadalupe Victoria, Edgardo Hernández Corzo, de 36 años de edad –sobrino del candidato a diputado federal por el Décimo Distrito Electoral, Roger de Coss Corzo– y Manuel Antonio Corzo Rojas, tuvieron un roce verbal con un guardaespaldas del candidato del PRI a la alcaldía de Villaflores, Ulises Grajales Niño.

Horas después, cuando ya iban en carretera, la camioneta Tahoe color negro de Grajales Niño le dio alcance la Ram blanca en la que viajaban los simpatizantes del PAN. Tan pronto como los tuvieron cerca empezaron a lanzarles disparos.

Manuel Antonio Corzo Rojas era el conductor de la unidad; Edgardo Hernández Corzo, el copiloto, quien fue alcanzado por las balas. Al ver ensangrentado a su compañero, Corzo Rojas aceleró la camioneta y lanzó contra la puerta del rancho propiedad de su familia.

Sin embargo, el reporte de la Policía Estatal Preventiva (PEP), señaló que alrededor de las 3:30 horas, recibieron una llamada del candidato Grajales Niño, quien solicitó ayuda porque en el rancho mencionado fue víctima de un frustrado secuestro.

Grajales Niño pretendió dar una versión diferente a los hechos; pero fue desmentido por Corzo Rojas.
Los uniformados de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) fueron al encuentro con Grajales Niño, quien ya se encontraba en el hospital regional “Bicentenario”. El candidato aseguró que logró escapar del rancho, donde pretendían secuestrarlo. Explicó que acudió al sitio porque descubrió que le estaban robando lonas de publicidad, algunas de las cuales logró rescatar, pero no mencionó nada más.

Pero fue hasta que los agentes de la PEP arribaron al rancho El Sinaloense, cuando encontraron la escena del crimen y a los dueños con crisis nerviosa, mismos que responsabilizaron de ello al candidato a la Presidencia Municipal de Villaflores.

Tan pronto como se supo del crimen, la población se indignó y empezó a reclamar justicia, la policía rodeó la casa del candidato.

A decir del conductor de la unidad baleada, fue el propio Ulises Grajales Niño el que disparó con un arma de fuego, pues su guardaespaldas iba al volante de la unidad Tahoe negra desde la cual les dispararon.

La casa de Ulises Grajales se encuentra resguardada por agentes de diversas corporaciones policíacas, y él no ha rendido su declaración correspondiente ante un fiscal del Ministerio Público, familiares de la víctima y militantes del PAN exigen justicia.

La candidatura de Grajales Niño es impulsada, además del PRI, por el Partido Orgullo por Chiapas (Popch), de corte local.

Comentarios

Load More