Filtraciones y videos, intentos por resquebrajar #YoSoy132

MÉXICO, D.F. (apro).- Un día antes de que se realice el debate entre presidenciables organizado por el movimiento #YoSoy132, al que se negó a participar el priista Enrique Peña Nieto, se difundieron varios audios en los que un integrante de la organización estudiantil asegura que detrás del colectivo de jóvenes que cimbró al país se encuentra el aspirante de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, y el aparato político que lo rodea.

Los audios, subtitulados en un video que apareció en la página web YoSoy132.mx, fueron grabados en secreto y difundidos por Manuel Cossío, egresado de la Universidad Iberoamericana y dueño de ese sitio de Internet.

En conversaciones que habrían tenido lugar entre el 26 y el 28 de mayo pasado en los Estudios Churubusco y en algún lugar de Santa Fe, Saúl Alvídrez, estudiante del Tecnológico de Monterrey, da cuenta a Manuel Cossío –quien borró su voz de los audios por “motivos de seguridad”, según él mismo dijo– sobre el papel que habría jugado como enlace entre personajes allegados a López Obrador y el movimiento estudiantil, así como con consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) e incluso el líder del Sindicato Mexicano de Electricistas, Martín Esparza.

“En el cuarto de guerra, güey, no en el de Andrés Manuel, sino en el cuarto de guerra de 132, va a haber mucha gente que va a hablar obradoristamente. Y te explico todo este contexto para que veas que esto nace como un proyecto obradorista. Porque Epigmenio (Ibarra, según Alvídrez cercano a él) está trabajando para Obrador. Pero yo estoy trabajando para 132 y al final del día 132 es una bendición para el movimiento de las izquierdas”, se escucha en la grabación.

Presentándose ante Cossío como cabeza del movimiento #YoSoy132, el de la voz agrega: “Yo ahorita lo que necesito es que estos güeyes piensen que están haciendo todo el desmadre, no por culero güey, porque si no me van a mandar a la verga. Pero atrás es donde se está operando todo y atrás es donde están los güeyes vergas, los que tienen todos los conectes. Con ellos es tan fácil como: necesito el Zócalo y necesito el stage de Ocesa, y necesito acá… No es de que ‘yo conozco a un primo…’ ¡No, no, ni madres! Van y hablan con Marcelo (Ebrard). Es la única forma en lo que esto va a funcionar o que puede funcionar de aquí a un mes. Porque el 1° de julio está ya encima”.

Con muchos cortes en la edición, continúa: “Mira, te voy a explicar cómo es: nace el movimiento, y el único, por lo mismo de que es de los que nos están apoyando para hacerlo, y el único que está dispuesto y entiende que esto no se puede pronunciar a favor de ningún candidato es Andrés Manuel”.

En los audios se entiende que el de la voz está asesorando a Cossío, quien aparentemente tendría una ideología contraria al movimiento, y a quien el propio Alvídrez identifica como priísta en su cuenta de Twitter.

Prosigue:

“Al final del día no creo que para ti hubiera un problema si te digo: ‘sí, güey, esto nace desde la casa de campaña de Andrés Manuel (López Obrador)’. Sin embargo, para poder hacer que esto sea lo que es hoy, necesité mucho apoyo de México ahora o nunca, que son gente de izquierda”.

Alvídrez también hace referencia a supuestos acercamientos del PAN para influir en el movimiento en aras de combatir al PRI. “La mayoría de la gente ahí (en el movimiento) es de izquierda y por lógicas razones güey. […] Ahorita se está asomando mucha gente del PAN por obvias razones güey, porque hay que tirarle al que va más arriba.

“Independientemente de lo que diga Obrador güey, lo de Televisa y TV Azteca es real y están intentando imponer desde hace años a Peña Nieto, que es un reverendo pendejo, a mi perspectiva. Para mí es real güey. Y es lo que viene peleando Andrés Manuel desde 2005. En ese sentido estoy muy contento porque estoy siendo congruente con lo que yo he pensado desde un principio”.

Según Alvídrez, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal, Alejandro Encinas, es quien supuestamente lo asesora e incluso le habría ofrecido una oficina con teléfonos y secretarias “para operar” el movimiento. También hace constantes referencias en razón de su cercanía con Epigmenio Ibarra, quien abiertamente se ha pronunciado a favor de Andrés Manuel López Obrador.

Al explotar el asunto, siendo su nombre uno de los diez temas más comentados en las redes sociales este lunes, Saúl Alvídrez utilizó su cuenta de Twitter (@SaulAlvidrezR) para defenderse.

Pidió que antes de cualquier juicio se escuche su versión, y dijo estar en proceso de recabar pruebas en su favor. Como derecho de réplica prometió hacer una conferencia de prensa para aclarar los dichos, que no negó.

Aseguró que las grabaciones presentadas por Cossío están manipuladas y exigió que se den a conocer los audios íntegros.

Alvídrez señaló al Partido Revolucionario Institucional como responsable de la difusión de los audios: “Ahora más que nunca, PRI, no te tengo miedo! Se va confirmando día con día la suciedad con que se manejan. Hoy daré cuenta de esos audios”, escribió en su cuenta de Twitter.

Y más:

“Advierto al PRI, este escándalo va a ser contraproducente para ustedes. Doy la cara, sigo en pie, así como debe estarlo 132”.

Sobre el registro del dominio de YoSoy132, del que lo acusa Cossío en la página YoSoy132.mx, se excusó: “El trámite de registro de 132 fue para evitar un oportunismo contra 132, nunca pensé que el ataque sería contra mi persona”.

Alvídrez no representa a nadie en #YoSoy132

En conferencia de prensa desde la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) para anunciar el formato del #Debate132, que se realizará mañana a las 20 horas, Rodrigo Serrano, del movimiento original “Másde131”, declaró:

“Hoy apareció en la página YoSoy132.mx como evidencia de que él (Alvídrez) tenía vínculos con un partido político. Antes que nada queremos decir que esa no es la página oficial (del movimiento). Nunca lo fue. Incluso la página estaba registrada a su nombre (de Manuel Cossío)”.

Continuó:

“Nosotros teníamos sospecha de los vínculos de Saúl con los partidos. Nunca se le acusó porque nunca tuvimos pruebas, pero queremos decir que él, dentro de la Asamblea YoSoy132, no representa a nadie. No representa siquiera a su escuela (Tec de Monterrey, campus Santa Fe).

“Desde hace dos semanas le pedimos que por favor dejara de firmar las acciones que hacía como parte del movimiento y que lo hiciera a título personal.

“Nosotros respetamos su posición política. Puede apoyar a quien quiera, solo, no a nombre del movimiento. No es un líder del movimiento ni marca la posición del movimiento, que es apartidista. No tiene nada que ver con la comisión que organiza el #Debate132”, dijo.

Sandra Patargo, miembro del comité que organiza el debate de mañana, remató:

“Saúl es un miembro más, no es la cabeza del movimiento. Esto puede seguir pasando, estamos preparados. Ahorita la prioridad es el debate y no queremos que desvíen la atención”.

En el trasfondo del escándalo, los integrantes de #YoSoy 132 reaccionaron principalmente en contra de Manuel Cossío, quien grabó y publicó los audios de Saúl Alvídrez en la propia página que aquél creó y que ofreció al movimiento en sus orígenes para difundir sus actividades.

Egresado “hace más de cinco años” de la UIA, según los voceros del movimiento por parte de esa universidad, Cossío es un empresario, partidario del PRI, que intentaría desprestigiar al movimiento el día anterior al debate, en favor de Enrique Peña Nieto.

Cossío, responsable de arrollar casas de campaña en Reforma

El propio Cossío publicó un video en el que explica sus actos. Se le ve leyendo un discurso en el que se dice desencantado del movimiento con el que colaboró en calidad de “experto” en manejo de sitios web y redes sociales.

“Diseñé la página de Internet YoSoy132.mx y me involucré a fondo en la organización y en los debates del movimiento. Al poco tiempo sufrí una gran decepción al irme dando cuenta de que parte del movimiento, y algunos de sus líderes, estaban cooptados por Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas, Epigmenio Ibarra y muchos militantes activos de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional)”.

Cossío afirma tener documentos de que Alvídrez, junto con líderes de Morena, busca adueñarse del movimiento registrando la marca #YoSoy132 ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, y que Cristina Sada Salinas, candidata a senadora por los partidos de izquierda en el estado de Nuevo León, tendría la intención de financiar un concierto del grupo Molotov “utilizando al movimiento con fines electorales”.

No quedó ahí. Cossío hizo responsable “de cualquier cosa que pudiera pasarme a mí o a mi familia”, a Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas, Epigmenio Ibarra, Cristina Sada y Saúl Alvídrez.

Al transcurrir las horas, anunció por redes sociales que saldría del país por amenazas.

No obstante, los miembros de #YoSoy132 develaron que desde hace un par de semanas ellos se deslindaron de Manuel Cossío por intentar lucrar con la página que por cuenta propia creó con el dominio de YoSoy132, de tal manera que la página oficial en funciones dejó de ser la de Cossío, Yosoy132.mx, y se sustituyó por Yosoy132media.org.

Sobre Manuel Cossío, registros periodísticos como la columna de Katia de Artigues, del 7 de agosto de 2006, publicada en el periódico El Universal, señala que sería el mismo hombre que embistió con una camioneta Frontier, placas 175RZP, el plantón que en ese entonces había en las calles de Reforma y que se hizo en apoyo a Andrés Manuel López Obrador y en contra de la elección que dio como ganador a Felipe Calderón en la contienda electoral.

Según los reportes, Cossío, en estado de ebriedad, arrolló tres casas de campaña, con un saldo de tres lesionados, entre ellos un menor de edad que resultó con fracturas. Según diarios de la época, la procuraduría capitalina abrió al supuesto priista la averiguación previa FAO/AO3/T3/01619/10-09 por los delitos de daño en propiedad ajena, lesiones y amenazas de muerte.

Comentarios

Load More