Rechaza IFE prohibir uso de celulares en las casillas

MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo General del IFE se pronunció en contra de cualquier medida que intente comprar, coaccionar e inducir el voto en las elecciones del próximo 1 de julio, por cualquier medio, sin embargo se negó a prohibir el uso de teléfonos celulares en las casillas de votación.

Los equipos de telefonía celular quedaron fuera del acuerdo y el asunto fue turnado a la Comisión de Capacitación y Organización Electoral, para que analice si hace un exhorto a la ciudadanía a evitar el uso de celulares en las mesas de votación a través de la colocación de carteles.

Camerino Márquez Madrid, representante del PRD ante el IFE, propuso que el acuerdo incluyera explícitamente la prohibición de teléfonos celulares.

“¿Cómo vamos a evitar la venta y cómo vamos a evitar la presión que reciben ciudadanos, cuando se les obliga tomar fotografía al voto? Una simple medida práctica: Tenemos que evitar cualquier medio electrónico, dispositivo que pueda grabar o fotografiar la imagen de cómo votó”, dijo.

Sin embargo, los consejeros electorales advirtieron que entre sus facultades no están las de “catear” a los electores, impedirles hacer uso de sus celulares, ni prohibirles tomar fotografías de sus boletas.

“Creo que no tenemos base jurídica para prohibir la portación de celulares u otros dispositivos semejantes y creo que no tenemos sustento jurídico para prohibir la toma de fotografías o de registros de alguien que, en la privacidad de la casilla, de la urna, desea tomar alguna fotografía o practicar alguna reflexión acerca del sentido de su voto”, puntualizó el consejero electoral Sergio García Ramírez.

El senador perredista Pablo Gómez, cuestionó la negativa del IFE; sostuvo que de cualquier forma habrá prácticas fraudulentas y por ello consideró necesario asumir las medidas necesarias para inhibirlas.

“De todas maneras la Operación Tamal se va dar, lo único que se está pidiendo es que no se facilite, que no se le permitan instrumentos para una realización más rápida y más cómoda de parte de los operadores de la Operación Tamal”, afirmó.

Por su parte, Sebastián Lerdo de Tejada, representante del PRI ante el IFE, calificó de “irresponsables y frívolas” las expresiones del perredista y de paso, lo conminó a decir si reconocerán los resultados de la elección.

El acuerdo avalado por el Consejo General del IFE se pronunció en contra de cualquier ejercicio que intente o pretenda violar la secrecía del voto, a través de cualquier tipo de dispositivo electrónico o por cualquier otro medio y que obligue o coaccione a la ciudadanía a revelar el sentido del sufragio emitido.

Además, el órgano electoral ordenó reforzar la difusión de la información para prevenir las prácticas de compra y coacción del voto.

“Nadie puede saber por quién votamos sólo por tener una fotocopia de nuestra credencial de elector o por tener anotado en una lista el número de ésta”, subraya el acuerdo.

En ese sentido, indica que las despensas, dinero, materiales de construcción o cualquier otra cosa que se ofrezca durante las campañas a cambio del voto no son un regalo, porque si bien provienen de aportaciones privadas, la mayoría se pagan con recursos públicos.

“Aceptar los regalos no nos compromete a votar por nadie que no queramos”, destaca el acuerdo y añade que nadie debe amenazar con el empleo para que voten a favor de algún partido político o algún candidato en particular.

Comentarios