“Super Josefina”, el videojuego para niños y adolescentes

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Olvidado el ideario de Manuel J. Clouthier, que anhelaba un México “sin odio y sin miedo”, Josefina Vázquez Mota tiene ya su sitio de Facebook en el que en un juego de video para niños y adolescentes es una súper heroína que látigo en mano libera al mundo de pejelagartos monstruosos, dinosaurios orejones y todo tipo de bestias rastreras.

Al igual que lo hizo Felipe Calderón durante su campaña a la que llamó “una guerra electoral” en la cual era un comandante supremo que buscaba exterminar a todo aquel que se interpusiera en su camino, Josefina a través del grupo “Yo voy con Josefina” también lucha contra “el mal”.

Súper-Josefina 2 sentencia en Facebook:

“Apoya a la Domadora. Invita a tus amigos y demuestra tus conocimientos y habilidades para ayudar a Súper Josefina en estas nuevas e interesantes misiones por resolver. Cada vez es más intenso y sólo los más preparados podrán ser quienes junto con Súper Josefina acaben con el corrupto pasado de México.

“Más personajes más retos más diversión, muchas más aventuras. Demuestra tu poder y únete a Súper Josefina.”

En su origen, en el 2011, el proyecto en Facebook tenía como objetivos difundir los “resultados como diputada federal” de Vázquez Mota. En la actualidad se trata de posicionarla como la heroína esperada por México para tomar las riendas de la Presidencia de la República.

Con una producción mucho más modesta en comparación a la que tenía Felipe Terminator, en su videojuego, Vázquez Mota muestra un dibujo de ella misma, joven, vestida de blanco con una figura esbelta pero muy delineada y con curvas, pelo negro de raya al lado, zapatitos blancos y una carita que apenas se distingue.

La página le pertenece a la organización “Yo voy con Josefina” que se autodefine como “una iniciativa que busca crear un espacio de vinculación entre quienes simpatizamos con Josefina”.

 

Corre video

 

La chica escultural de blanco en Súper Josefina 2 se mueve al ritmo del tum tum de una batería.

En el videojuego hay dos opciones “enemigas”: la de una leona con cara de Elba Esther Gordillo y la de un trío de monos.

Aquéllos que entren al portal –en su mayoría niños y adolescentes– deben oprimir el teclado frenéticamente para mover a la muñequita Josefina. Y mientras la panista salta y gira ágilmente, los otros personajes sólo pueden moverse en línea. No tienen opciones para actuar y están condenados a que tarde o temprano Josefina les gane la partida.

Quienes juegan cotidianamente sienten una fuerte descarga de adrenalina cada vez que destruyen a los personajes que atormentan a la muñequita panista. Por supuesto el videojuego está arreglado para que Josefina siempre gane.

El dibujo trata de evitar las latas vacías que desde una roca le lanza la leona. Al final del juego, con un látigo en la mano y la leona dentro de una red amarilla, Súper Josefina se ufana:

“Quién domaba a quién. Cálmense fieras!! Aquí esta Súper Josefina vamos por un México posible!!”

La segunda opción consiste en salir al paso a tres changos con corbatas en tonos rojo, amarillo y verde que le avientan cáscaras de plátanos y fruta podrida. A mata caballo Súper Josefina se libra de ellos y se acaba el juego.

La nueva edición Súper Josefina 2 de este año es una repetición de la versión del 2011 que decía “ahí vienen esos changos que nunca hacen nada”. En el primer videojuego aparecía también un pejelagarto y la expresión “¡Aguas!”.

Felipe Calderón tenía más armado su “jueguito”, y con mayor tecnología daba opciones de niveles, caminos diversos y muchos más personajes, como era el caso de un pez verdoso con la cara de René Bejarano. Con animación de tipo flash mostraba una serie de tristes personajes cuya ropa cambiaba del amarillo al azul y al verde y blanco. Eran los indecisos que lucían melancólicos hasta que el muñequito Felipe les lanzaba “propuestas”, pequeñas volutas azules –símbolos prehispánicos del habla– que al golpearlos los ponían felices y teñían de color azul.

Calderón tenía en su videojuego ratas gigantes, un pejelagarto monstruoso como medusa y el Madrazosaurio que trataba de robarse una urna con votos.

“Yo voy con Josefina” , agrupación responsable de la muñequita con látigo, apenas si tiene 14,154 visitas. Fue creada por Smartwabe.com y el responsable de su publicación es Mauricio Troncoso, dueño de esa empresa. Se trata de un panista consultor en tecnología de la información y la comunicación que ha trabajado con el gobierno federal y el Poder Legislativo y es el coordinador nacional de “Yo voy con Josefina” junto con el también panista Carlos Balbuena.

En su web también ofrecen souvenirs como camisetas, gorras y recuerdos de Josefina a diferentes precios, y también la posibilidad de recibir mensajes de la candidata en el teléfono celular.

Comentarios