Chocan trabajadores del SME con policías federales

MÉXICO, D.F. (apro).- Elementos de la Policía Federal arremetieron hoy contra trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) que se manifestaron frente a las oficinas de la Secretaría de Gobernación, en demanda de la reanudación de las negociaciones y del cumplimiento de los compromisos signados por el gobierno federal el 13 de septiembre del año pasado, en los que se incluye la recuperación de las fuentes de empleo para 16 mil electricistas.

Eran cerca de las 6:30 horas, cuando los trabajadores del SME comenzaron a colocar un templete en la calle Abraham González, cerca del cruce con Atenas, pero los federales lo impidieron.

uego de un intercambio de palabras, los uniformados dispersaron a los electricistas con gases lacrimógenos; una vez logrado su cometido, colocaron vallas metálicas para impedir el paso a los manifestantes.

Enojados, los integrantes del SME derribaron cuatro de las vallas y, según el líder del gremio Martín Esparza, alrededor de 300 policías federales llegaron a reprimirlos lanzándoles gas lacrimógeno.

A consecuencia de esa situación, Esparza comentó que 52 personas resultaron lesionadas, algunas de ellas con golpes en cabeza, manos y pies.

Humberto Montes de Oca, secretario del Exterior del SME, dijo en entrevista que “ese acto de represión por ejercer su derecho de expresarse libremente”, no los amedrentará; y advirtió que intensificarán sus acciones.

Añadió que varios electricistas más sufrieron afectaciones por el gas lacrimógeno que lanzaron los uniformados; y aseguró que el gas alcanzó a una escuela que está cerca de la Secretaría.

Según Montes de Oca, como parte de las negociaciones que han tenido con Gobernación, había el compromiso de liberar a Gabriel Bas Bastian, uno de los 11 presos en el Reclusorio Oriente, por su avanzada edad (tiene 70 años), y ha Miguel Márquez Ríos.

Este último fue detenido el 20 de octubre de 2010 acusado de privación ilegal de policías federales durante un acto de protesta y, según el líder del SME, con la derogación de algunos artículos del Código Federal de Procedimientos Penales, no especificó cuáles, el delito del que se le acusa y que lo mantiene recluido en el centro de San Miguel, Puebla, ya no aplica.

Respecto de los otros 11 que continúan internados en el Reclusorio Oriente, Esparza señaló que durante la protesta del 11 de abril del año pasado, se les acusó de robar una laptop de un empleado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con valor de 30 mil pesos.

Sin embargo, dijo, el presunto dueño de la computadora no confirmó el robo “fehacientemente”, por lo que el dirigente consideró que fue un delito fabricado “como lo ha hecho la Procuraduría General de la República (PGR) en otros casos”.
En ese sentido, consideró que si se actúa conforme a la ley, Miguel Márquez saldrá pronto de la cárcel, mientras que los otros 11 que permanecen en el Reclusorio Oriente podrían tener “una buena noticia” en aproximadamente un mes.

Por la tarde, la Segob emitió un comunicado en el que condenó los actos violentos realizados por el SME y justificó las acciones de la policía para replegar a los manifestantes.

Detalló que ante la negativa del SME para dejar libres los accesos, la Policía Federal llevó a cabo las acciones correspondientes, según sus facultades y atribuciones, para restablecer el orden y liberar los accesos a las instalaciones.

“La Secretaría de Gobernación es consciente de la obligación y compromiso que tiene el gobierno federal de atender las diversas problemáticas que pudieran aquejar a los ciudadanos y sus organizaciones; sin embargo, rechaza categóricamente cualquier acto de violencia o intolerancia que atente contra el orden y la paz públicos”, sentenció.

Según la Segob, tras el enfrentamiento una comisión encabezada por Martín Esparza fue recibida por el titular de la Unidad de Gobierno, Carlos Armando Reynoso Nuño, a quien demandó la libertad de los integrantes de la organización sindical que encabeza.

Al respecto, señaló que “se informó a los integrantes del sindicato que las instancias correspondientes se encuentran revisando de manera cuidadosa la situación jurídica de cada uno de los detenidos”.

Hacia las 18:00 horas, los integrantes del SME realizaron una marcha de la columna de la Independencia al Zócalo, donde exigieron que se sancione “la violencia” ejercida esta mañana contra sus compañeros.

Esparza Flores llamó a los agremiados de esa organización a mantenerse firmes y continuar en la lucha para recuperar sus fuentes de empleo, que perdieron con el cierre de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) en el 2009 y negó que lo de la mañana haya sido un enfrentamiento.

“Fuimos sujetos de una agresión de los policías”, acusó, porque fueron ellos quienes les lanzaron gas pimienta, y golpearon a los agremiados a patadas y con toletes.

Comentarios

Load More