Marchan miles con AMLO y desbordan el Centro Histórico

MÉXICO, D.F. (apro).- La tarde fue decayendo, pero no el ánimo de la gente que esperó en las calles alrededor de dos horas para ver pasar a Andrés Manuel López Obrador. Entre los simpatizantes del candidato de las izquierdas estaba Jorge, quien al paso del tabasqueño le mostró una cartulina blanca, escrita a mano, en la que se leía:

“En el 2005 tenía 10 años y marché contra el desafuero. En el 2006 tenía 12 y me planté en Reforma contra el fraude. En el 2012 cumplí 18 años y voto por primera vez. ¡Te doy mi voto!”.

La juventud, los estudiantes y la clase media fueron la novedad en el cierre de campaña del candidato de la coalición Movimiento Progresista. Y el recorrido del Ángel de la Independencia al Zócalo, que se calculó duraría una hora, se extendió a tres.

Después de la manifestación contra el desafuero, ésta fue la marcha más grande que se ha registrado en los últimos tiempos en la capital del país y que congregó a miles de personas. Superó incluso las marchas multitudinarias del 2005 y 2006, cuando el exjefe de Gobierno enfrentó el desafuero y durante el conflicto poselectoral.

López Obrador caminó junto a su esposa Beatriz Gutiérrez Mullier y sus cuatro hijos, José Ramón, Andrés Manuel, Gonzalo y Jesús Ernesto, este último en los hombros de un hombre güero encargado de la seguridad.

Al contingente se sumaron el empresario Alfonso Romo y Miguel Torruco –consuegro de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo–, a quien el tabasqueño propuso como secretario de Turismo. A éste lo acompañó su hijo Miguel Jr., estudiante de la Universidad Iberoamericana y miembro de Morena Jóvenes.

También marcharon el candidato a senador Alejandro Encinas y los presidentes nacionales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de Movimiento Ciudadano, Jesús Zambrano y Luis Walton, respectivamente.

Cuando pasaba por avenida Reforma, cientos de personas ya esperaban al candidato, a quien le manifestaron su apoyo y le aseguraron que no está solo.

Al contingente se fueron sumando varios artistas que han manifestado su hartazgo no sólo por la crisis social, política y económica, sino por la inseguridad que priva en el país.

Ahí estaban Héctor Bonilla, Julieta Egurrola, Ricardo Esquerra, Renata Ramos, David Calderón, Marisa Saavedra, Pablo de Tavira, Fernando Bonilla y Karina Gidi, entre otros, todos coreando “La bamba de López Obrador” y cargando una pancarta que decía: “@artistas con AMLO”.

A la altura de la Palma, el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas –a quien el tabasqueño propuso para dirigir Petróleos Mexicanos (Pemex)– y su hijo Lázaro Cárdenas Batel, exgobernador de Michoacán, se sumaron a la marcha, pero ya no se les vio en el mitin del Zócalo.

Durante su recorrido, el aspirante presidencial del PRD, PT y Movimiento Ciudadano recibió diversas muestras de apoyo, entre ellas de trabajadores apostados en la llamada “esquina de la información”.

Y tal era la emoción de la gente al ver pasar a quien llamaron “presidente”, que se desbordó para tocar al candidato, por lo que la logística para arribar al Zócalo cambió.

Primero se planeó que López Obrador llegara en Metro desde la estación Balderas de la Línea 3, pero no lo consiguió porque decenas de simpatizantes se lo impidieron. Donde de plano no pudo avanzar más fue en avenida Juárez y Eje Central, a la altura de Bellas Artes. Ahí tomó el Metro de la línea 2, junto con su esposa y sus hijos.

Lo mismo hicieron Encinas, Romo y Torruco, quienes llegaron junto con el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, propuesto para la Secretaría de Gobernación.

La gente que no esperaba esa ‘jugada’ corrió por Eje Central para alcanzarlo en el Metro. No pudieron y caminaron al Zócalo.

Al tiempo que eso sucedía, una señora gritó: “Tú puedes Andresito”, mientras los elementos de seguridad, a quienes se reconocía por su playera roja con la leyenda: “Ya ganamos”, hacían de todo por garantizar protección al exjefe de Gobierno del DF.

En la terraza del Hotel Fiesta Americana, el monumento a Cuitláhuac, la Glorieta de Colón y la fuente de El Caballito, cientos de personas saludaron al tabasqueño, quien siempre respondió con una sonrisa y levantaba la mano en señal de triunfo.

Trabajadores de la Contraloría General del Distrito Federal no se aguantaron las ganas de gritarle para que los volteara a ver. “Vas a ganar AMLO. Estoy contigo, y también contigo Mario Delgado”, dijo un hombre al candidato a senador, lo que provocó risas en el contingente lopezobradorista.

Y desde los restaurantes se escuchaba a los jóvenes: “No más fraude. No más fraude”.

Al oírlos, se escuchó a Torruco decir: “Esto ya no lo para nadie”.

Comentarios

Load More