Los delitos rebasan a la Fepade

La precariedad financiera de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y el creciente número de delitos electorales denunciados por diversas vías han rebasado a este organismo de la PGR. Esto es particularmente grave en jornadas electorales como la del domingo 1, cuando las tensiones políticas se convirtieron, en entidades como Oaxaca, Chiapas y el Estado de México, en brotes de violencia política.

Contra los confiados pronósticos del gobierno federal y de las autoridades electorales, el día de la votación se suscitaron enfrentamientos armados entre militantes de partidos que dejaron nueve personas muertas y cuatro lesionadas.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), informó que los hechos más violentos se registraron en Sinaloa, donde seis personas armadas se plantaron afuera de una casilla para intimidar a quienes acudían a votar. La fiscalía levantó averiguaciones previas al cierre del proceso electoral.

También abrió dos averiguaciones previas en el Estado de México: una en Tlanepantla, donde cinco personas armadas intentaron robar urnas en la casilla 4858, lo que desató un tiroteo que culminó en Naucalpan; y la otra justamente en este municipio, ya que se registró un intento de robo de urnas en una casilla instalada en la vía Gustavo Baz, con saldo extraoficial de un herido.

En el puerto de Veracruz, efectivos de la Marina Armada de México detuvieron a un sujeto que compraba credenciales de elector por 800 pesos, mientras que en Oaxaca varias personas, frustradas porque se agotaron las 750 boletas de una casilla especial, golpearon a un funcionario de la Fepade que estaba presente. La víctima tuvo que ser hospitalizada.

En Chiapas, los priistas Dionisio Sánchez Gómez, Jorge López Pérez y Santiago Sánchez Hernández perdieron la vida, mientras que sus compañeros Manuel Hernández Bautista y Romeo Sánchez Gómez resultaron gravemente heridos el domingo 1, en la comunidad de Rincón Chamula, cuando un grupo armado vinculado al PVEM les disparó con cuernos de chivo.

Alrededor de las 16:00 horas las víctimas hacían fila para votar, cuando los candidatos a la presidencia municipal de ambos partidos provocaron una riña. Hubo golpes y disparos, pero los policías no intervinieron porque estaban desarmados.
Los pistoleros pertenecen al bando del alcalde en funciones, Pedro Bautista, quien apoya a su sobrino y candidato del PVEM a la alcaldía, Mateo Bautista. En su huida los agresores atropellaron a Rosalina Sánchez Gómez, quien fue trasladada a un hospital.

La fiscalía no recibió denuncias en los estados controlados en mayor medida por la delincuencia organizada. Con todo, su titular, Imelda Calvillo, indicó que se abrieron 62 averiguaciones previas y se levantaron 605 actas circunstanciadas el domingo de la elección.

Calvillo informó que en las 114 células móviles que se instalaron en el país se iniciaron 14 averiguaciones previas y se levantaron 256 actas circunstanciadas. Directamente en las oficinas de la Fepade se tiene registro de 23 averiguaciones y 234 actas.

En el servicio telefónico Fepadetel se recibieron 3 mil 251 llamadas, de las cuales 2 mil 829 fueron solicitudes de orientación legal y de asesoría, 297 para denunciar y 125 para consultar datos o interponer quejas. En la página electrónica Fepadenet se canalizaron 872 solicitudes, 802 de orientación e información y 70 con denuncias.

Las entidades que reportaron más delitos electorales fueron el Distrito Federal, Chiapas, Hidalgo y Veracruz, y las modalidades más frecuentes, la compra de votos, proselitismo ilegal e incluso la recepción de mensajes de texto por teléfonos celulares.

 

Resultados deficientes

 

La administración de Felipe Calderón no registró un avance significativo en el combate a los delitos electorales. De las 7 mil 867 averiguaciones previas integradas por la Fepade antes de los comicios del domingo 1, sólo se resolvieron 4 mil 747 (60%).

Ello a pesar del innovador Sistema de Atención de Denuncias de Delitos Electorales (SADDE), que ayuda a coordinar las delegaciones de la PGR para conocer de inmediato la información sobre las averiguaciones previas relacionadas con los comicios federales y estatales.

El rezago de 3 mil 120 de esas indagaciones persiste aun cuando la Fepade implementó también el Sistema Estadístico con las Procuradurías Estatales (SEPE) a fin de facilitar el intercambio de información entre las procuradurías estatales.

Aun cuando en 2011 se recibieron 5 mil 708 llamadas a través de Fepadetel y 2 mil 827 correos electrónicos en Fepadenet, Fiscal en Línea y Predef, la dependencia no informa en qué consistieron las llamadas y los correos electrónicos ni el tipo de seguimiento que se le dio a cada comunicación.

En los últimos 12 años la Fepade recibió mil 300 millones de pesos de presupuesto. Tan sólo en 2006, en virtud de los comicios presidenciales, dispuso de 135 millones 913 mil 317 pesos. En contraste, este 2012 obtuvo 129 millones 406 mil 544 pesos, es decir, 6 millones 506 mil pesos menos.

Esta baja del presupuesto molestó al personal de la fiscalía. El 29 de junio, durante un taller del Programa Nacional de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Octael Nieto, director de Blindaje Electoral, se quejó de que este organismo no crece por falta de recursos y porque su estructura de 240 empleados no basta para atender las denuncias de manera expedita.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, de 2000 a 2012 la Fepade recibió 11 mil denuncias, pero destinó la mayor parte de los recursos a la contratación de agentes ministeriales y personal administrativo.

Tal es el déficit, que en ocasiones la PGR sufraga algunos gastos de la fiscalía con gasto corriente. En 2009, por ejemplo, pagó más de 3 millones de pesos a la empresa Win Win Marketing S.A. de C.V. por el servicio de recepción de llamadas telefónicas para denunciar delitos electorales.

En el primer año de gobierno de Felipe Calderón, de enero a junio de 2007 se atendieron mil 67 averiguaciones previas, entre iniciadas, reingresos y pendientes: 41.2% más que en el periodo correspondiente del año anterior. Sólo se resolvieron 321 casos y quedaron en trámite 746.

Además, se ejerció acción penal contra 120 personas que cometieron este tipo de delitos en 27 entidades, es decir, el doble que de enero a junio de 2006. Y en el primer semestre de 2007 se dictaron sólo 27 sentencias condenatorias en primera instancia.

Ese año las cinco entidades con más averiguaciones iniciadas fueron el Distrito Federal (443), Quintana Roo (26), Yucatán (16), Coahuila (13) y el Estado de México (13).

Los delitos más denunciados fueron: expedición ilícita de credencial para votar, alteración de documentos electorales, la obtención de la credencial para votar en cualquier momento sin causa prevista por la ley y, por último, la disposición de fondos, bienes y servicios por un servidor público para apoyar a un partido o candidato.

Entre el 1 de septiembre de 2007 y el 30 de junio de 2008 los delitos electorales se extendieron a los 31 estados y al Distrito Federal. La fiscalía atendió mil 345 averiguaciones previas, de las cuales resolvió 925 y quedaron en trámite 420.

De igual forma, del 1 de septiembre de 2008 al 30 junio de 2009 la Fepade atendió mil 471 averiguaciones previas en todos los estados y en el Distrito Federal –un 9.4% más que en el periodo anterior–; de éstas se resolvieron 939: en 588 casos se ejerció acción penal, en 191 no hubo ejercicio de la acción penal, 57 fueron incompetencias, 34 se acumularon, 69 fueron a reserva y 532 quedaron en trámite.

Respecto de las consignaciones por indiciado, la fiscalía reportó 658, en comparación con las 758 registradas en el periodo previo. En lo que refiere a procesos penales, se obtuvieron 145 sentencias condenatorias en primera instancia y solamente 19 absolutorias.

Los datos acumulados del 1 de enero de 2007 al 30 de junio de 2009 indican que las averiguaciones previas atendidas fueron 3 mil 34, de las cuales 2 mil 502 fueron resueltas y 532 quedaron en trámite; se procedió penalmente contra mil 725 personas y 293 de ellas ameritaron sentencias condenatorias en juzgados de primera instancia.

En el cuarto informe de gobierno de Calderón la fiscalía reportó mil 852 averiguaciones previas a partir de denuncias presentadas en todo el país; 678 ejercicios de la acción penal; 303 casos de no ejercicio de la acción penal, 94 incompetencias, 43 acumuladas y 102 reservas, en tanto que 632 averiguaciones se quedaron pendientes. En total se solucionaron mil 220 indagatorias.

Asimismo la fiscalía consignó a 790 personas, en comparación con las 658 reportadas en el mismo periodo del año anterior, lo que representó un aumento de 20%. En lo que se refiere a procesos penales, se alcanzaron 157 sentencias condenatorias en primera instancia y 11 absolutorias.

Según la Fepade, del 1 de septiembre de 2010 al 30 de junio de 2011 se atendieron 2 mil 132 averiguaciones previas, de las cuales se resolvieron mil 342 y se dejaron en trámite 790, o sea que se atendieron 62.9%. Los resultados de las averiguaciones previas fueron 859 ejercicios de la acción penal, 324 no ejercicios de la acción penal, 105 incompetencias, nueve acumuladas y 45 reservas.

Se consignó a 898 personas, en comparación con las 793 reportadas en el periodo anterior, lo que representa un incremento de 13.2%. Se libraron 644 órdenes de aprehensión, pero las sentencias condenatorias en juzgados de primera instancia sólo fueron 227.

Los delitos más frecuentes presentados en el último año fueron: amenazar o prometer pago o dádiva que comprometa el voto a favor de determinado partido político o candidato; obligar a subordinados a emitir sus votos a favor de un partido político o candidato; alterar el Registro Federal de Electores y expedir ilícitamente credenciales para votar.

Comentarios

Load More