Peña ganó, pero el proceso estuvo repleto de anomalías: PAN

MÉXICO, D.F., (apro).-  “(…) La aceptación de que los votos fueron bien contados no significa que el proceso fue equitativo y ejemplar. Por el contrario, existe evidencia importante de inequidad severa y de faltas graves”, concluyó el PAN en su balance de la elección presidencial.

El presidente de ese partido, Gustavo Madero, advirtió que el proceso electoral se caracterizó por el rebase de topes de campaña, la poca regulación de las aportaciones privadas a los partidos, mecanismos paralelos de financiamiento y compra de votos.

También: la promoción de los candidatos fuera de los tiempos establecidos, la injerencia de los gobiernos estatales y municipales, y la relación poco transparente entre los medios y los partidos.

“El Partido Acción Nacional ha sido el primero en denunciar de manera institucional estos hechos que afectan la equidad de la elección aportando información y pruebas. Seguirá haciéndolo como es su obligación. Por eso, con la misma autoridad moral que nos da el reconocimiento a las instituciones electorales federales, les exigimos que lleven las investigaciones de estos hechos hasta sus últimas consecuencias legales”, expresó el también senador Gustavo Madero.

El presidente de Acción Nacional llamó a la refundación del organismo y adelantó que se hará una evaluación para comprender los malos resultados que tuvo este instituto político, que fue relegado a la tercera fuerza partidista.

 

 

Comentarios

Load More