Atacan a granadazos dos sucursales de El Norte

MONTERREY, N.L. (apro).- Hombres armados atacaron hoy con granadas y metralleta dos sucursales regionales del periódico El Norte, sin que se reportaran lesionados.

Con estos son cinco los embates criminales reportados desde el 2010 contra instalaciones del diario, propiedad del Grupo Reforma.

Por la madrugada de este martes un grupo de desconocidos arrojó un artefacto explosivo en las oficinas del diario en el sector La Silla, al sur de Monterrey; por la tarde, en otra ofensiva que parece ligada a la primera, en la edición Linda Vista, en Guadalupe, otro grupo lanzó granadas y disparos de metralleta contra el inmueble.

En el primer ataque, las balas dejaron muescas en la fachada, y el artefacto explosivo calibre 40 destrozó el cristal de la puerta.

En la segunda agresión, expertos de la Policía Federal hicieron una detonación controlada de una granada que no explotó en el interior, lo que ocasionó que el segundo piso del inmueble quedara completamente destruido. Aquí cuatro empleados del rotativo fueron atendidos por crisis de histeria por personal de la Cruz Verde.

El primer evento ocurrió a las 4:30 horas en el exterior de El Norte, sucursal La Silla, donde se imprime un suplemento social que circula en el sector Country, al sur de esta capital.

De acuerdo con el periódico, una persona se habría adentrado a pie al estacionamiento del inmueble ubicado en la avenida Revolución 3834 de la colonia Torremolinos, y arrojó el artefacto que daño los cristales de la parte frontal de las instalaciones.

Cerca del lugar de la explosión fue hallada una espoleta, lo que hace presumir que el ataque se efectuó con una granada.

No hubo personas lesionadas debido a que en el momento de los hechos el personal que laboraba a esa hora se encontraba en la parte posterior del inmueble.

En la parte frontal del edificio resultaron dañados varios cristales.

El lugar fue acordonado por elementos del Ejército de la Policía Federal (PF) y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Por la tarde, a las 16:30 horas, ocurrió el segundo ataque contra el diario, ahora en las oficinas de Linda Vista, ubicada en el cruce de las calles 10 de Mayo y Linares, en la colonia Libertad.

De acuerdo con una versión recabada en el lugar de los hechos, hombres armados con fusiles llegaron en dos coches y varios de ellos dispararon contra la fachada, lo que ocasionó que en el letrero principal, la pared y los cristales quedaran muescas y agujeros.

Cuatro coches del exterior fueron alcanzados por esquirlas que dejaron agujeros en la carrocería y quebraron los cristales.

En una de las amplias ventanas del segundo piso se observaba un agujero mayor, lo que hace suponer que por ahí entró la segunda granada lanzada como proyectil que no detonó, para fortuna de los empleados que a esa hora ocupaban el edificio.

Decenas de soldados, elementos de la PF, de la policía municipal y de la AEI establecieron un perímetro de seguridad y se ocuparon de evacuar las instalaciones.

A las 17:30 un agente de la Policía Federal, especialista en explosivos, ingresó con el traje especial junto con perros detectores.

Diez minutos después emergió y ordenó que el área fuera despejada en unos 30 metros.

Un agente federal, agachado en el exterior del inmueble, gritó en cinco ocasiones la palabra ¡Fuego! para anunciar la explosión que ocurrió a las 17:45.

Con el estruendo, los cristales del edificio salieron proyectados diez metros. La segunda planta quedó en ruinas.

Al final de la jornada violenta no hubo lesionados.

Los ataques ocurren después de que el periódico El Norte publicó el lunes pasado una auditoría efectuada por la Contraloría Estatal que detectó el robo de 175 mil juegos de placas de automóviles, lo que ocasionó un quebranto de 33 millones de pesos al erario estatal.

Ningún directivo del periódico en Monterrey se ha pronunciado sobre los hechos. Extraoficialmente se mencionó que por la noche habría un pronunciamiento del diario propiedad de la familia Junco de la Vega.

La sucursal La Silla, de El Norte, ha sido blanco de tres ataques más. El 31 de marzo y el 10 de enero del 2011, desconocidos lanzados granadas contra el inmueble; otro ataque similar ocurrió el 20 de septiembre del 2010.

Ninguna persona ha sido detenida en relación con estos ilícitos.

Comentarios