Zavala ganó sin ser candidata

Los dos presidentes de México surgidos del PAN, Vicente Fox y Felipe Calderón, reinventaron el ritual de sus antecesores priistas que durante 70 años impusieron a su sucesor, escogiéndolo entre sus incondicionales. Los hombres de la alternancia fueron más allá: decidieron impulsar la candidatura presidencial para sus esposas.

Con mayor discreción y efectividad que Marta Sahagún, Margarita Zavala Gómez del Campo garantizó su influencia transexenal colocando a familiares e incondicionales en posiciones legislativas justo cuando su marido, Felipe Calderón, la destapó como candidata presidencial para 2018.

El pasado 28 de marzo, dos días antes de que iniciara formalmente  la campaña electoral, Calderón apareció en el programa Tercer Grado, de Televisa. Culminó ahí una inusual serie de recorridos por el país y apariciones públicas que inició en enero; y entre la defensa de su guerra contra el narco y la difusión de acciones de política social, hizo el “destape” de Margarita.

Uno de los participantes en el programa, Carlos Marín, le preguntó a Calderón si dentro de seis años se imaginaba como consorte de la “presidenta Margarita”. Calderón respondió: “No es que me imagine, pero no lo descarto, y lo que sí es que yo trataría de ayudarla como me ha ayudado ella”.

A su vez,  Carlos Loret de Mola le planteó si se concebían como la pareja presidencial de Bill y Hillary Clinton. “Honestamente, yo sí creo que Margarita debe seguir una carrera política”, fue la contestación.

Desde entonces en las filas panistas se notó más el activismo de Zavala, en especial a partir del “golpe de timón” que, a pocos días de iniciada la campaña, plena de tropiezos, pretendió relanzar a Josefina Vázquez Mota.

Se vio a Margarita realizar pintas publicitarias para la candidata presidencial de su partido, encabezar reuniones con el grupo que tomaba las decisiones de la campaña, imponer la alabanza de la administración de su marido en el discurso de campaña a partir del 30 de abril y robar cámara en los actos proselitistas más destacados, como los festejos tras los debates y el cierre masivo en Zapopan, Jalisco, el 27 de junio.

También el círculo cercano a ella entró al “cuarto de guerra” de la campaña; se incorporaron su hermano Juan Ignacio Zavala como vocero y su sobrina Mariana Gómez del Campo como coordinadora de campaña en el Distrito Federal.

Además, ingresó su amigo de juventud Maximiliano Cortázar y otra amiga de la pareja, Irma Pía González Luna. En consecuencia, el grupo original, el que construyó la candidatura de Vázquez Mota, se esfumó (Proceso 1852). Sólo se mantuvo como coordinador a Roberto Gil Zuarth, quien compitió por la dirigencia nacional del PAN en 2010 apoyado por Margarita pero perdió ante Gustavo Madero.

Sin embargo, la derrota de Vázquez Mota no perjudica al grupo de Margarita Zavala: Mariana Gómez del Campo y Roberto Gil serán senadores por la vía plurinominal, en tanto que Cortázar será diputado.

Y más allá del equipo de la fracasada campaña panista, Zavala cuenta entre sus amigas a la yucateca Beatriz Zavala, que será diputada federal, lo mismo que la guanajuatense Ana Teresa Aranda.

A este peso legislativo se suma el de muchos panistas cercanos a Calderón, como su hermana Luisa María Calderón, su compadre Guillermo Anaya y sus excolaboradores Ernesto Cordero, Luis Felipe Bravo Mena, Salvador Vega Casillas y César Nava, entre otros.

 

Red política y familiar

 

En junio de 2006 Proceso publicó en su edición 1545 el reportaje “Otra pareja” con una foto de Calderón y Zavala. En medio del escándalo desatado por los negocios electorales de Diego Hildebrando Zavala, denunciados por Andrés Manuel López Obrador, el reportero Álvaro Delgado documentó las redes familiares del presidente y su esposa.

“Desde hace varias décadas, los cuatro clanes ligados al candidato panista a la Presidencia –las familias Calderón, Hinojosa, Zavala y Gómez del Campo– han mantenido presencia tanto en la estructura partidista como en los gobiernos federal, estatales y municipales. En pocas palabras, vivir del erario es ya un vicio familiar”, escribió Delgado.

Algunos parentescos tuvieron costos políticos, como en el caso de su prima Marcia Gómez del Campo, una de las dueñas de la guardería ABC, donde murieron 49 niños y 76 resultaron heridos. En el arranque del sexenio otro primo, Felipe Zavala McGregor, fue asesinado a tiros; después se averiguó que estaba implicado en delitos de chantaje y secuestro, por lo que una de sus víctimas, Fernando Beulo López Arias, lo mandó matar.

Hasta hace unos meses figuraba en el directorio de la SHCP el nombre de Ricardo Humberto Zavala McGregor, titular de Relaciones Laborales.

En cuanto a los Gómez del Campo, una hermana de Mariana, Teresa Gómez del Campo Gurza, aparece en el directorio del Programa Nacional Anticorrupción como directora General Adjunta de Vinculación Interinstitucional, es decir, se encarga de la relación con todas las secretarías de Estado y organismos del gobierno federal. Y su hermano Pablo, que falleció en abril, era el funcionario de Citigroup responsable de investigar casos de lavado de dinero.

La presencia de esta familia en el medio financiero se amplía a Javier Arrigunaga Gómez del Campo, director general de Banamex, y a su hermano Álvaro, funcionario de Walmart.

La familia Gurza también tiene prosapia y vigencia panista. María Teresa Ortuño Gurza es senadora por Chihuahua, Laura Gurza Jaidar dirige el Sistema Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Rosa Linda Gurza Jaidar es titular de auditoría en Pemex y Luis Gurza Jaidar, delegado de la Reforma Agraria en Coahuila, intentó ser candidato a diputado federal pero no lo consiguió.

 

El anzuelo asistencial

 

Apenas llegó a Los Pinos, Margarita Zavala cambió su imagen y, sin el desaforado protagonismo de su antecesora Marta Sahagún, influyó en el gabinete social.

Entrevistada por el diario Excélsior en febrero pasado, Zavala dijo: “Había muchas cosas que yo había trabajado desde el lado político, de otra manera de ver las cosas, como diputada local, como diputada federal o como integrante de Acción Nacional, pero como acompañante del titular del Ejecutivo decidí trabajar sobre todo en el área social”.

En efecto, la esposa del presidente influyó en la Secretaría de Salud, de la cual fue titular casi todo el sexenio su amigo y compañero de bancada en la LIX Legislatura, José Ángel Córdova Villalobos, actual secretario de Educación. En el primer año de gobierno su amiga Beatriz Zavala fue secretaria de Desarrollo Social.

Desde el DIF, un colaborador de Margarita, Alejandro Lucas Orozco, participó en el diseño de la política contra las adicciones con orientación confesional que aplicaron a lo largo del país los centros de rehabilitación Nueva Vida, según describe el periodista Rodolfo Montes en su libro La Guerra Santa de Calderón.

Designado posteriormente titular del Instituto Nacional para la Atención de los Adultos Mayores, Orozco es el pastor de Casa sobre la Roca, una organización que agrupa a numerosos funcionarios federales. Su esposa es la diputada Rosa María de la Garza, candidata del PAN al Senado por el Distrito Federal en las recientes elecciones.

De la Garza articuló una red de refugios para mujeres víctimas de trata, para lo cual se le han dado en comodato viviendas aseguradas por la PGR. Pero también influyó en la designación de candidatos, como denunciaron panistas a principios de año. Casa sobre la Roca controla los fondos para la asistencia pública que se obtienen de la Lotería Nacional y Pronósticos (Proceso 1799).

Otro brote de inconformidad provocó la gestión del brazo derecho de Zavala, Cecilia Landerreche Gómez Morín, como directora del DIF. Trabajadores del organismo que piden reservar sus identidades se quejan de despidos injustificados a causa de decisiones de políticas públicas pero también por el carácter de la funcionaria.

El pasado 7 de julio, trabajadores sindicalizados irrumpieron en un acto que presidia Landerreche en el sur de la Ciudad de México y bloquearon la calzada de Tlalpan. Reclamaban por los despidos y el cierre de la Casa Hogar para Varones. Aclararon que la protesta no era contra Zavala, pero acusaron a Landerreche de querer privatizar al DIF.

Con el protagonismo que ha cobrado a lo largo de 2012 Margarita Zavala se placea en medios de comunicación, a tal grado que desde el 13 de junio, cuando la Presidencia de la República informó que la esposa de Calderón había sido operada de un ojo, el tema ha estado presente. El domingo 1, día de la elección, el presidente se demoró en votar tres horas más de lo planeado: esperaba la autorización médica para que Zavala saliera a votar.

“Todavía no puedo salir, tengo que estar otros días en reposo, pero  ya es el final. Gracias a los que preguntaron por mi salud”, escribió la señora en su cuenta de Twitter. Pero al día siguiente le dio una entrevista a Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula, y calificó el apoyo del expresidente Vicente Fox a Enrique Peña Nieto:

“Yo sí lo vi como una traición a Josefina, que no se la merecía; a alguien que había colaborado con él, a un partido que lo había apoyado, a la gente que lo había apoyado, pero también es una traición a su historia personal y desde luego a la historia nacional… Me dolió mucho que en una campaña que empezaba a irse para arriba, él se atravesó así.”

El domingo 1 Calderón felicitó de inmediato a Peña Nieto, pero el lunes 11, en una entrevista en Radio Mil, hizo un llamado: “Esta compraventa de voluntades políticas, así sea una o 10, o 100, o mil, es simplemente inaceptable y hago votos por que la autoridad electoral rectifique de inmediato y la castigue si debe castigarla”.

El PAN había aceptado los resultados electorales, pero debió cambiar su postura. En una intervención en Radio Fórmula, Zavala también condenó la compra de votos pero, sobre todo, habló del futuro de su partido:

“Viene un proceso importante que me parece que es lo que empieza ya a trabajar el PAN… que tenemos que reconstruir y cómo hacerlo mucho más efectivo, mucho más cercano a la gente… Por ningún motivo tenemos que dejarlo, sino mostrar que es capaz de renovarse y refundarse para estar a la altura de lo que todos queremos.”

Comentarios

Load More