Se agudiza crisis en España: burócratas piden la renuncia de Rajoy

MADRID (apro).- Las protestas no amainan en España: centenares de servidores públicos, incluidos policías y bomberos, volvieron a salir hoy a la calle y cortaron la circulación de algunas avenidas de centro de la ciudad, como la Gran Vía, una de las de mayor afluencia, y en las inmediaciones de la Plaza de Cibeles.
Protestan por el plan de ajuste del gobierno de Mariano Rajoy, aprobado por el Consejo de Ministros del viernes 13 que incluye el aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 18 a 21% y la cancelación del pago de diciembre para los funcionarios.
En Valencia, los trabajadores de la televisión pública tomaron el plató de Noticieros, e impidieron la transmisión del bloque de noticias del mediodía, en protesta por el anuncio del Expediente de regulación de Empleo (ERE) que pretende prescindir de mil 200 de los mil 600 trabajadores.
El sábado y domingo se repitieron las mismas escenas, concentraciones principalmente en la Puerta del Sol, donde policías y bomberos se sumaron a las protestas.
Este lunes, alrededor de las 11:00 horas, cientos de trabajadores salieron a las puertas de los Ministerios y dependencias en las que laboran para mostrar su inconformidad con el recorte, en especial, el que pretende quitarles la paga extraordinaria de Navidad.
Muchos se sumaron al corte del flujo vehicular de la Gran Vía, y se dirigieron a la Plaza de Cibeles, donde coincidieron con un “cortejo fúnebre” que escenificaron los empleados del Ayuntamiento de Madrid, vestidos de negro, en un simbólico entierro de sus prestaciones laborales.
Otros se dirigieron al Congreso de los Diputados gritando consignas “manos arriba, esto es un atraco”, en alusión al recorte gubernamental, el cual pretende recortes que le permitan ahorrar 65 mil millones de euros, para enfrentar el déficit público.
Pese al disgusto que han externado las autoridades porque a las protestas se han sumado bomberos y policías fuera de servicio, éstos se sumaron hoy a empleados de hospitales, profesores y burócratas.
“Estamos hasta los huevos”, era la consigna que gritaban otros.
Fuentes del ayuntamiento de Madrid, consultados por varios medios españoles, señalaron que los cortes han sido intermitentes, tanto en el Paseo de la Castellana, a la altura de Plaza de Castilla, de Nuevos Ministerios y de la Plaza de San Juan de la Cruz, que es donde se ubican juzgados y varios ministerios, como el de Fomento y Agricultura, señalan medios como El País.
En la O´Donell, se registró un corte de circulación por médicos y enfermeras del Hospital Gregorio Marañón.
El domingo, la manifestación concentró a miles de inconformes en los alrededores del Congreso de los Diputados.
Por otra parte, en la Radio Televisió Valenciana (RTVV) sus instalaciones fueron tomadas luego que la dirección convocó al Comité de Empresa para poner en marcha la fase final de un ERE, que reducirá de 1,695 empleados a 400.
Tras el anuncio, un nutrido número de trabajadores ocupó las instalaciones donde se transmite el noticiero de las 2 de la tarde e impidió la emisión del telediario.
Durante más de cinco minutos emitieron un mensaje de protesta y mostraron pancartas y camisetas en repudio al ERE.
“Vamos a luchar para mantener una Rádiotelevisió pública como hemos querido siempre, al servicio de los ciudadanos y no al servicio de cuatro que han ido a forrarse (enriquecerse)”, sentenció uno de los empleados.

Comentarios

Load More