“Es hora de que las aguas broncas vuelvan a su cauce”: Fox

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- “Nadie tiene derecho de crear confusión, de crear conflicto, de provocar rispidez y falta de unidad”, dijo el expresidente Vicente Fox Quesada, al afirmar que quienes dirigen al país están obligados a encontrar la unidad y los resultados que interesan a los ciudadanos, más que las ideologías “que ya no interesan”.

“Es hora de que las aguas broncas que desataron la libertad y la democracia en nuestro país vuelvan a su cauce” para encontrar la unidad de todos los mexicanos, agregó Fox, quien pidió a la clase política nacional calmar los ánimos pues, aseguró, en el círculo rojo que gobierna al país prevalece la confrontación, el conflicto, el debate y la división.

Al recibir un reconocimiento como “Líder del año” por parte de una organización civil, Fox Quesada señaló que fue la reacción colectiva del pueblo de México –que le dio el voto para ganar la Presidencia de la República– en el año 2000, el momento en que inició “el largo camino de la democracia” en México, al romper con más de 70 años de gobiernos autoritarios que mantuvieron a la ciudadanía subyugada y sometida a la falta de democracia y de libertad.

“No sólo las personas y las comunidades el sector privado, la ciudadanía y sus asociaciones (fueron sometidos), dijo Fox, sino también los medios de comunicación.

No obstante, afirmó creer que es este momento –ante una elección impugnada y en la que oficialmente se ha dado el triunfo de nuevo al PRI– cuando se deben acabar las discusiones y poner por encima el propósito de unir y desarrollar al país.

Al recibir este reconocimiento de manos del fundador de la asociación, Alfonso Tessada, éste se refirió a Fox como “un loco” por dedicar el centro de estudios que dirige a la preparación de líderes mediante cursos y diplomados, y dijo compartir esa locura porque son líderes lo que el país necesita para construir su futuro.

Tessada elogió el desempeño de Fox como presidente –porque “no hubo devaluaciones”– y reconoció que fue criticado y cuestionado cuando decidió otorgarle el reconocimiento como Líder del Año.

“No se preocupe por las críticas, usted siga adelante, siga con su proyecto de hacer líderes… usted ha dejado una huella en nuestros corazones y en nuestro pueblo; usted ha dejado una muestra que muchos no habían hecho”.

Y agregó:

“Nadie es perfecto, nadie, lo importante es que sean más las cosas buenas que las no buenas…”, luego de lo cual le hizo entrega a Fox de la presea.

En su discurso ante los socios de esta organización –unas 70 personas y varios niños reunidos en un hotel de esta capital–, Vicente Fox habló de un país dividido entre un círculo rojo compuesto por quienes dirigen al país y que “parecen nunca llegar a alcanzar la unidad, pierden la visión y no se concentran en que el país tienen intereses superiores”, y un círculo verde de cientos de miles de ciudadanos –entre los cuales se incluyó– “a los que ya no les interesa más el conflicto y la diatriba, la falta de entendimiento.

Lo que se quiere ahora son hechos y resultados, añadió. “Ya no interesan más las ideologías, aquellas que fueron prevalentes en el siglo XX; hoy la mejor ideología es el desarrollo humano, el desarrollo económico, el desarrollo social, el desarrollo y protección de nuestro recursos naturales; esa es la tarea, no discusiones estériles”.

El expresidente incluso habló de que hay que “sacrificar todo” para ser soldados de la nación y ciudadanos a carta cabal, y terminó invitando a los socios de la organización a visitar el centro de estudios y el restaurante de la Hacienda de San Cristóbal, en la comunidad donde, aseguró, vive y seguirá viviendo, y donde piensa morirse.

Comentarios

Load More