Beatriz Gutiérrez, los intelectuales “vendidos”, la literatura, los silencios

MONTERREY, N.L. (apro).- En su visita a esta ciudad, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Andrés Manuel López Obrador, se negó a hablar de temas políticos.

Invitada principal de la Universidad Metropolitana de Monterrey (UMM), donde acudió para impartir esta mañana la conferencia Cinco claves para el aspirante a escritor, la académica convocó a los 150 asistentes a escribir asumiendo un compromiso con la ética y la honorabilidad.

Una reportera intentó arrancarle una declaración política al preguntarle sobre el candidato presidencial del Movimiento Progresista, pero Gutiérrez Müller, cortésmente, atajó: “No mi amor, yo vengo a una conferencia de literatura”.

No obstante, los reporteros insistieron y le preguntaron su opinión sobre los intelectuales vinculados al poder.

“En toda la historia, hasta en la Roma Imperial, hubo intelectuales vendidos e intelectuales independientes”, dijo.

Y, sin soltar nombres, agregó: “Hay intelectuales que se identifican más con causas que con partidos y otros que se identifican con las chequeras”.

También le preguntaron a la escritora cómo veía el talento juvenil literario en México. “Muy bien, lo que falta son oportunidades”.

Al concluir la presentación dentro del Taller de Creación Literaria para Jóvenes 2012, Gutiérrez Müller se reunió con Cristina Sada, candidata del Movimiento Progresista al Senado, así como con mujeres que portaban camisetas con alusiones a López Obrador.

La autora de la novela Larga vida al sol estudia actualmente un doctorado sobre teoría literaria en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La UMM es propiedad del empresario regiomontano Alfonso Romo, quien, por cierto, respaldó a López Obrador en su campaña por la Presidencia en este 2012.

El taller, que incluye la participación de escritores jóvenes de todo el país, inició el lunes y concluye el próximo sábado 28.

Comentarios