Contratamos a Alkino no a empresa “fantasma”, refuta el PRI

MÉXICO, D.F. (apro).- El PRI contrató a la empresa Alkino y no a terceros “fantasmas”, declaró Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto.

“Nosotros contratamos a la empresa Alkino, le pagamos un servicio por ello y tenemos un contrato debidamente y legalmente establecido con ellos, y son ellos responsables de lo que signifiquen legalmente las relaciones que tienen ellos con cualquier otra empresa o con cualquier otra entidad, el PRI sólo es responsable del contrato que tiene con la empresa Alkino”, dijo Ramírez Marín en entrevista con Radio Red.

El periódico Reforma publicó este miércoles que la operación de pago a la estructura electoral del PRI con monederos electrónicos estuvo a cargo de una empresa “fantasma”.

Sin embargo, el representante legal de la compañía Alkino Servicios y Calidad, la única a la que el tricolor reconoce haber contratado para pagos de operación electoral, reveló que la entidad que tramitó el financiamiento al PRI por 66.3 millones de pesos con tarjetas de Monex fue Comercializadora Atama.

Esta empresa, constituida el 27 de octubre de 2006, tiene como socios a Juan Óscar Fragoso Oscoy y Ramón Paz Morales. El primero falleció hace dos años y se dedicaba a la transportación de materiales de construcción, mientras que el segundo es una persona sin empleo fijo que cuando puede consigue trabajos informales.

Los mismos nombres aparecen como socios de otra empresa considerada “fantasma”: Grupo Comercial Inizzio. Ninguno de los dos personajes tiene condiciones para ser empresario con manejos millonarios como los operados en la campaña electoral.

 

Comentarios

Load More