Exgobernador Mario Villanueva se asume culpable de lavar dinero

MÉXICO, D.F. (apro).- Durante una audiencia ante la Corte del Segundo Distrito de la ciudad de Nueva York, el exgobernador quintanarroense Mario Villanueva, procesado en Estados Unidos por narcotráfico y asociación delictuosa, se declaró culpable de conspiración para lavar dinero.

“Me declaro culpable, su señoría”, dijo Villanueva Madrid en respuesta al juez que lleva el caso.

El exgobernador logró un acuerdo con la fiscalía, por el que se desestiman el resto de los cargos en su contra, no obstante, podría recibir una sentencia máxima de 20 años.

“De 1993 al año 2001 participé en una conspiración para organizar transacciones financieras, sabiendo que se trataba del producto de una actividad ilícita, para ocultar el carácter y el origen de ese producto”, declaró Villanueva Madrid.

Demacrado y ataviado con la sencilla vestimenta azul oscuro del centro de reclusión, el exmandatario estatal surgido del PRI indicó además que “algunas de estas transacciones financieras incluyeron transferencias de fondos a Manhattan”.

En la audiencia de este jueves, presidida por el juez Víctor Marrero, se determinó que la sentencia será dictada el próximo 26 de octubre, una vez que la fiscalía elabore un reporte para documentar la acusación “más allá de la duda razonable”.

Villanueva Madrid expresó que está consciente de que la actividad que describió ante el juez consistía en “lavar dinero” y que había sido realizada con otros “conspiradores”, a los que no se mencionó por nombre.

De esta manera termina de manera efectiva el proceso legal iniciado durante su extradición a Estados Unidos, el 10 de mayo de 2010.

Debido al acuerdo alcanzado con la fiscalía, se retiraron 13 de las 14 acusaciones que enfrentaba originalmente por lavado de dinero, por cada una de las cuales hubiera recibido 20 años de prisión, así como los cargos sobre tráfico de drogas.

Además de la sentencia de cárcel, podría pagar una multa de 500 mil dólares.

Al final del proceso, Villanueva Madrid, de 64 años, sería deportado a México.

Sin embargo, el juez advirtió que la sentencia será inapelable y definitiva, y que en ningún caso Villanueva podría gozar de libertad condicional.

En el arranque de la audiencia de este jueves, Villanueva confesó tomar medicinas para varios padecimientos físicos: alta presión arterial, problemas en la tiroides y en la próstata, y una enfermedad pulmonar crónica.

La fiscalía originalmente había acusado a Villanueva de haber aceptado millones de dólares en sobornos por parte del cártel de Juárez a cambio de facilitar la exportación de 200 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

El exgobernador también había sido acusado de haber lavado dinero proveniente del narcotráfico, por un monto de 19 millones de dólares, a través de cuentas del ahora extinto banco Lehman Brothers.

Villanueva Madrid, quien gobernara Quintana Roo de 1993 a 1999, fue detenido el 24 mayo de 2001, tras permanecer prófugo por casi dos años, por presuntamente proteger las operaciones del cártel de Juárez en la Península de Yucatán.

Luego de pasar seis años en un penal de máxima seguridad, fue absuelto del delito de narcotráfico y puesto en libertad, pero enseguida que salió del reclusorio fue nuevamente detenido porque había una petición de extradición por parte del gobierno de Estados Unidos, que lo acusaba de introducir droga a su territorio.

En mayo de 2010, el exmandatario estatal fue extraditado a Estados Unidos.

La sentencia contra Mario Villanueva está programada para ser dictada el próximo 26 de octubre.

Comentarios

Load More