Estudiantes convocan a debatir una nueva Constitución

MÉXICO, D.F. (apro).- Pasados tres meses de la irrupción de las movilizaciones estudiantiles en el proceso electoral de 2012, estudiantes de la Universidad Iberoamericana que conforman el movimiento Más de 131, génesis del colectivo #YoSoy132, convocaron a la ciudadanía a elaborar una nueva Constitución política que rija al país, ya que la actual, dijeron, no comprende leyes que respondan a las necesidades del pueblo.

“No es un asunto de reformas. No se necesitan más parches para una sociedad descompuesta. Lo que necesitamos es una nueva Constitución, escrita por todos los mexicanos, para todos los mexicanos. Una que esté pensada para el beneficio de la ciudadanía y no sólo para quienes abusan del poder”, y que en él pretenden perpetuarse, expusieron en conferencia de prensa conjunta estudiantes de la Ibero y del Iteso, desde Guadalajara, como parte de una iniciativa autónoma de sus asambleas, ramificaciones del movimiento #YoSoy132.

Ambas asambleas lanzaron el video titulado Nueva Constitución, en el que proponen levantar una revolución desde las ideas y la palabra; una revolución pacífica, sin balas, que lleve a México a una nueva etapa “en donde otra vez nos reconozcamos como mexicanos”.

Los jóvenes llamaron a alzar la voz porque los políticos escuchen, de los ciudadanos, “las nuevas reglas del juego”. Exigieron a los distintos poderes sentarse “cara a cara” con la ciudadanía y que se comporten como “verdaderos” servidores públicos. “¡Que escuchen al pueblo!”

Desde su aparición en la escena pública, en su interacción con la ciudadanía, expresaron los estudiantes, han dedicado sus pasos a recolectar las inquietudes que agobian a la ciudadanía.

Hablaron de un mal diseño de las leyes electorales, de la violación de los derechos humanos más elementales, de la miseria de las ciudades como en las comunidades indígenas y campesinas.

“¿Por qué sucede todo esto?” Preguntan y se responden: “La identidad del país se encuentra perdida entre corrupción, violencia, miseria, hambre y un desgaste del tejido social que ha impedido la cercanía con la comunidad y minimiza la participación política”.

Llamar a conformar una nueva Constitución, con la voz de la sociedad impresa, abundaron, responde al repudio de pensar en que la política es sólo para los políticos y que las leyes son sólo asuntos de abogados.

“Nosotros en quien creemos es en los mexicanos. El problema es que nuestro sistema no funciona y nuestras leyes tienen cien años. Son obsoletas e incomprensibles. No se trata de dirigir una República alterna; tampoco se trata de desconocer a las instituciones, sino de reinventarlas con nuevos instrumentos de participación política y resistencia”.

Detractores del priista Enrique Peña Nieto y el partido político que representa, los estudiantes de la Ibero sostienen que el problema no es quién sea presidente. “El problema es mucho mayor. Bajo el actual sistema no existe el bien común. Nuestra lucha no es contra de un individuo, es en contra de una estructura. Lo más urgente que requerimos es un pacto social”.

Pero alertan sobre el eventual regreso del PRI a la Presidencia: “La Constitución es el documento base que legitima las instituciones políticas que tenemos, y fue enmendada más de 500 veces durante 70 años por el partido hegemónico, el mismo que retorna hoy a Los Pinos con el único objetivo de mantener el poder”.

Para la construcción de este proyecto, Más de 131 convocó a las asambleas locales de #YoSoy132, organizaciones sociales, académicos, políticos y sociedad en general.

“Convocamos a discutirlo en nuestras casas y trabajos, en nuestras vidas. Invitamos a que hagan mesas de trabajo con sus amigos y sus vecinos, de temas que les interesen y les afecten. A que lo cuelguen de su ventana, a que salgan y lo pinten en su banqueta y en las paredes de los terrenos baldíos. Proponemos acercar las leyes a nosotros. Hacerlas nuestras. Convocamos a la sociedad civil a recoger las necesidades de quienes no tienen acceso a Internet y a publicarlas”.

La propuesta de estas asambleas es que los distintos actores interesados elaboren propuestas con sus inquietudes en textos y videos que ellos habrían de recoger en la página sentimientosdelanacion.mx o por Twitter mediante el hashtag #sentimientosdelanación, donde puedan ser discutidas y votadas, para después incluirlas en foros de análisis con expertos, que iniciarán la próxima semana con fecha y lugar por definir.

Explicó Rodrigo Serrano: “En los foros van a incluir a académicos y políticos. Gente de los dos extremos del espectro político e ideológico. En base a estos foros vamos a recoger todas las respuestas, los documentos que recojamos se van a discutir en esos foros, pero el chiste es también juntar a la gente, los estudiantes, movimientos sociales, a todos. Es un llamado a la participación. No ha imponer nuestras ideas”, dijo el estudiante de la Ibero.

Entre los temas medulares que propusieron discutir están la actualización del catálogo en derechos fundamentales; derechos digitales; seguro de desempleo; derecho al acceso a la información pública; mecanismos de democracia; la constitucionalidad del espacio radioeléctrico; el acceso ciudadano a medios de comunicación; garantías de pluralidad para la opinión pública y la modernización del Congreso.

Federico Gómez aseguró que no hay ningún afán mesiánico en su propuesta de elaborar una nueva Constitución. “Convocamos a repensar el país desde abajo. Es básica la reconstrucción del tejido social. Hay que pensar en lo global y actuar en lo local. Tenemos que pensar reconstituir la nación, hacer un nuevo pacto social. A nivel país estamos divididos. Vivimos tiempos muy difíciles”.

 

Comentarios

Load More