Acusan a Ferrari de provocar aumento del contrabando de huevo

MÉXICO, D.F. (apro).- El director para América de la Unión Mundial de Mercados Mayoristas, Alfredo Neme, acusó al secretario de Economía (SE), Bruno Ferrari, de fomentar la distorsión en la comercialización de huevo y el incremento del contrabando del alimento básico.

Neme señaló que en estados como Puebla se venden hasta 38 piezas de huevo por 30 pesos “pero de tamaño muy pequeño, el kilogramo que se vende dentro del territorio nacional contiene de 16 a 18 piezas”.

El directivo sostuvo que existe contrabando de huevo a bajo precio y de baja calidad procedente de tiendas mayoristas de Estados Unidos que pasan por la frontera norte del país en tráiler.

Lo anterior, explicó, es una regla de mercado en el sentido de que al subir el precio de un producto en donde el consumidor o las mayorías no pueden pagar por él, se abre la puerta al contrabando para satisfacer la demanda aunque la calidad sea baja.

Recordó que esta situación ya ocurre con el cigarro del cual ingresan diariamente 9 millones de cajetillas, o como sucede con las vísceras de pollo o la carne de venado.

La Unión Mundial de Mercados Mayoristas insistió en que a raíz de la gripe aviar surgida en las granjas de Jalisco, la Secretaría de Economía ha tomado decisiones a destiempo que “únicamente distorsionan el mercado, lo que provocó que un problema de salud pasara a ser económico y ahora sea un problema social”.

Desde que se detectó el problema de gripe aviar, a finales de junio pasado, el precio del kilogramo de huevo pasó de 13.50 pesos a más de 20 pesos en julio; ya para agosto, el alimento básico se disparó hasta llegar a los 40 pesos.

La escalada de precios impactó a la inflación, la cual superó el 4% durante julio y lo que va de agosto, no obstante, el Banco de México se fijó una meta de 3% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor, para el 2012.

El pasado 22 de agosto, el titular de la SE, anunció la importación libre de arancel del huevo proveniente de Costa Rica, Colombia y hasta de Rusia. También firmó un convenio con las tiendas de autoservicio para que bajen los precios del huevo y del pan.

Ante estos hechos, Alfredo Neme aseguró que estas decisiones dañan al pequeño y mediano comerciante que no tiene la posibilidad de transferir este subsidio en sus más 2 mil o 3 mil productos que oferta, lo que le genera pérdidas económicas, mientras las grandes cadenas de autoservicio mantienen a su clientela cautiva “y por si fuera poco reciben subsidio gubernamental”.

No paró ahí, señaló que en las tiendas de autoservicio se prevé que el huevo se venda entre 22 y 23 pesos, en contraste, en las centrales de abasto se expide entre 28 y 30 pesos el kilogramo, lo cual “en nada contribuye a un comercio leal y mucho menos a las buenas prácticas comerciales”.

Neme exigió al gobierno federal poner orden en el mercado de éste y otros productos, así como ampliar la autorización, como lo hizo a solicitud del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, para que los comerciantes al mayoreo y las centrales de abasto puedan importar huevo de mediana calidad a fin de bajar sus precios.

Importación de huevo en buques suizos

Por otra parte, la compañía naviera Mediterrean Shipping Company México (MSC), con sede en Ginebra, Suiza, ordenó a sus oficinas de contacto en Veracruz, Altamira, Monterrey, Guadalajara, Lázaro Cárdenas, Manzanillo y Mazatlán, Salina Cruz, Cancún y Guaymas, ofrecer trato prioritario a los importadores de huevo y pollo.

Mediante un comunicado, la segunda naviera más grande del mundo, señaló que estima que las importaciones marítimas para el abasto de los productos básicos, provengan de Colombia y Costa Rica, así como Rusia en una primera instancia.

Para ello, dijo que ha activado su sistema de alianzas con los puertos de Cartagena y Buena Ventura, en Colombia, y de Caldera y Puerto Limón en Costa Rica, “con el propósito de que los buques con cargas refrigeradas de pollo y huevo se atiendan de manera especial a fin de lograr tránsitos en un máximo de siete días hacia los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo”.

“En respuesta a la demanda de movimiento de estos productos perecederos que MSC ha detectado, creó el departamento Reefer MSC México, especializado en ese tipo de carga, en donde cuenta con equipos de alta tecnología y personal altamente calificado para el transporte en unidades especiales con temperatura controlada”, agregó la compañía.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso