Como protesta, Caravana destruirá un “cuerno de chivo” y un revólver

HOUSTON, Texas (proceso.com.mx).- La Caravana por la Paz realizará un acto sin precedentes: destruirá un rifle de asalto AK-47 y un revólver comprados en una feria de armas por organizaciones norteamericanas y donadas para realizar esta protesta.

El evento está considerado por los organizadores de la Caravana como uno de los más importantes de toda la gira, porque representa una acción contra una de las tradiciones más importantes de la cultura norteamericana: la tenencia de armas.

Las dos armas fueron adquiridas en el Centro de Convenciones de esta ciudad donde se lleva a cabo un tianguis de venta de todo tipo de pistolas, metralletas, cuchillos, balas y aditamentos.

El rifle de asalto lo donó la organización LEAP, que está a favor de la legalización de las drogas y está integrada por expolicías y exsoldados norteamericanos. La pistola, un revólver Magnum calibre 38 milímetros, por una mujer que lo adquirió sin los papeles requeridos, como identificación oficial.

La destrucción de las armas la realizará el poeta Javier Sicilia y las partes serán repartidas entre cinco de las víctimas de la Caravana cuyos familiares perdieron la vida por armas de fuego.

Cada una será encapsulada en un bloque de cemento para llevarla en la Caravana hasta Washington y depositarlas en algún lugar como una protesta por el trasiego de armas a México, donde son utilizadas por el crimen organizado.

Sicilia ha manifestado que no están en contra de la Segunda Enmienda de la Constitución norteamericana, que permite la compra de armas por razones de seguridad y defensa, sino de que se establezcan medidas y controles más estrictos para que no se beneficien las bandas del crimen organizado.

Comentarios

Load More