Estrategia antinarco de Calderón “insensata y equívoca”; EPN debe cambiarla: Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa, escritor. Foto: Octavio Gómez Mario Vargas Llosa, escritor. Foto: Octavio Gómez

MADRID (apro).- El escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, espera que el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, modifique la actual estrategia de la lucha antidrogas por tratarse, dijo, de una “política insensata”.

Tras hablar del “terrorismo del narco” que “mata periodistas, políticos y gente común”, un reportero le preguntó al escritor peruano si el mandatario electo debía modificar la estrategia contra el narcotráfico:

“Yo lo espero”, respondió el autor de La ciudad y los perros y quien alguna vez definió al PRI, el partido de Peña Nieto, como la “dictadura perfecta”.

Durante la presentación en Madrid de los tres volúmenes de su obra periodística, Piedra de toque, el Nobel de Literatura apuntó que “México y todos los países que padecen el flagelo del narcotráfico deberían reunirse y aceptar que la represión no da resultados, que el narcotráfico sigue creciendo, que se ha convertido en una potencia económica que puede pagar mejores salarios que los Estados y que, por tanto, es un factor de corrupción atroz, y que hay que intentar la legalización”.

El autor de La fiesta del chivo consideró que es necesaria la búsqueda de una política diferente que invierta en otros rubros como la información, rehabilitación y prevención.

Al hablar de este tema, Vargas Llosa refirió que en el caso del tabaquismo se ha hecho un trabajo de información y prevención.

En este caso, dijo, no ha habido necesidad de prohibir el consumo del tabaco y aun así se ha reducido mucho el número de fumadores. “Esa es la única solución”, consideró.

Crítico público del viejo PRI, el escritor peruano señaló que espera que no regresen al sistema de “dictadura perfecta”, como llegó a describir a los viejos mandatos priistas.

“Yo espero que en México —dijo—, que ha avanzado tanto en estos 12 años en su democratización, ya no sea posible que el PRI de ahora sea el PRI del pasado y que convierta México en una dictadura perfecta”.

A su juicio, México vive una gran libertad de expresión y una diversidad periodística en la que tienen voces los distintos sectores de opinión.

“Creo que, además, hay instituciones que se han democratizado mucho en estos años y espero, sobre todo, que la sociedad mexicana no permita una involución semejante a que un partido vaya a tener un control monopólico de la vida política, como fue el caso del PRI, y esperemos que el nuevo PRI, el de Peña Nieto, sea un PRI democrático, que acepte jugar en la diversidad, que es la democracia, y que la sociedad mexicana siga perfeccionando su democracia como lo ha hecho en estos doce años”, expresó.

Para uno de los escritores referencia del boom latinoamericano, el tema del peligro para la prensa en México en la cobertura de la guerra contra el narcotráfico, “no ha sido obra del gobierno”, sin embargo, dijo, “hay que reconocer que los gobiernos que ha tenido México han respetado mucho la libertad de expresión y la libertad política; hay además una institución que ha controlado las elecciones que ha sido modélica”, opinó.

 

Load More