“¡Asesino!”, gritan jóvenes a Calderón durante ceremonia del IFAI

MÉXICO, D.F. (apro).- Durante su intervención en la IX Semana Nacional de Transparencia, el presidente Felipe Calderón fue increpado por jóvenes del movimiento #YoSoy132, quienes en reiteradas ocasiones le gritaron: “Asesino, Asesino”.

Ello ocurrió mientras el Ejecutivo disertaba sobre acciones de su gobierno en materia de acceso a la información y arremetía contra los gobernadores que contratan deuda con opacidad.

“¡Asesino, asesino, asesino!”, se escuchó gritar a dos jóvenes  en el salón del hotel Hilton del Centro Histórico capitalino. En ese momento, los guardias del Estado Mayor Presidencial se abalanzaron contra los manifestantes, a quienes los rigurosos filtros de seguridad no les impidieron pasar dos camisetas en las que se leía: “80 mil muertos” y “Estela de Luz 1 146 000”.

Cuando los escoltas llevaban a los jóvenes hacia la puerta de salida, Calderón continuó: “Muy bien. Si me permiten terminar, con mucho gusto platicamos, compañeros”.

Con una sonrisa, añadió:

“Yo les pido que no se vayan, por favor. Estamos en un foro de información”.

Camino a la puerta de acceso, uno de los jóvenes gritó: “Estela de Luz”.

El mandatario improvisó: “También les informo que toda la información de la Estela de Luz está disponible en las páginas del gobierno federal, fue decidida por un comité de expertos, de arquitectos de la Ciudad de México, de la Universidad Nacional, del gobierno federal…

“El primer comité que creamos, por cierto, entre el gobierno federal y el gobierno de la Ciudad de México, que se decidió en un concurso donde esos expertos decidieron los proyectos ganadores, todo el seguimiento de las cuentas, de los proyectos, de los ajustes técnicos, están perfectamente disponibles a la orden de quien quiera que tenga el interés de acceder a esa información”.

La llamada Estela de Luz ha sido ampliamente criticada por el alto precio que pagó el gobierno para su construcción, así como por las polémicas decisiones tomadas en torno de la obra, su retraso, el presupuesto original y la exclusión del diseño original.

Antes de la participación de Calderón durante el evento de este miércoles, al que cada año convoca el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IFAI), no hubo sobresaltos.

Nada ocurrió cuando intervino el representante del Senado de la República, Ernesto Cordero Arroyo, quien promovió las iniciativas del Ejecutivo en materia de transparencia y reforma laboral.

Tampoco durante la participación de la comisionada presidenta del IFAI, Jacqueline Peschard Mariscal, que evitó los señalamientos críticos a la gestión calderonista, aunque en años anteriores sí lo hizo.

En su discurso, Calderón presumió las acciones emprendidas por su gobierno en materia de transparencia, entre ellas el impulso al principio de máxima publicidad y la nueva normatividad en materia presupuestaria, además de la eliminación de trámites, los esquemas de transparencia focalizada y la aplicación de nuevas tecnologías en sistemas de acceso a la información, como el portal de compras del gobierno, Compranet.

Entre otros aspectos, el Ejecutivo abordó el polémico tema de la publicidad oficial que, admitió, podía levantar contradicciones.

“Por ejemplo, las restricciones establecidas por leyes electorales a los gobiernos, en materia de difusión de los llamados logros, se confunden o se mezclan muchas veces con la información que debe ser pública y que, independientemente de que se hayan hecho cosas, no necesariamente deben verse como desde una perspectiva de logros y mucho menos de una perspectiva publicitaria, sino de una perspectiva de información.

“Esa línea tan delgada entre publicidad y publicación de las cosas es una línea, incluso gramaticalmente, difícil de definir. Pero creo que debemos avanzar hacia la transparencia y no hacer incompatible ésta con la equidad que se busca, precisamente, en los procesos”, dijo.

Desde tiempo atrás, Calderón ha manifestado su inconformidad ante la prohibición para difundir acciones durante procesos electorales, pero ello no frenó su dispendio publicitario, que al momento asciende a aproximadamente 25 mil millones de pesos, es decir, más de tres veces lo contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Durante sus respectivos mensajes, el mandatario y el senador Ernesto Cordero –quien acudió con la representación del Senado y no de la bancada panista— arremetieron contra los gobiernos estatales que contratan deuda con opacidad.

Y, para promover la iniciativa de reforma laboral presentada por Calderón, ambos cuestionaron la falta de transparencia en los sindicatos en relación con las cuotas sindicales.

Al acto asistió el senador Alonso Lujambio Irazábal, exsecretario de Educación Pública, en funciones cuando se cometieron las irregularidades en la construcción de la Estela de Luz.

No obstante, Calderón aprovechó el momento para pedir un reconocimiento para su excolaborador por sus trabajos en materia de transparencia durante su paso por el IFAI.

Ante el llamado presidencial, los asistentes respondieron con un tibio aplauso para el actual legislador, quien, aquejado por un cáncer, asiste a los eventos en silla de ruedas, ayudado por su esposa, y con un parche en el ojo.

 

Comentarios