Documentan 41 agresiones a ONG y activistas en Oaxaca

OAXACA, Oax. (apro).- Las Brigadas de Paz Internacional (PBI) y la red Todos los Derechos para Todas y Todos (RTDT), documentaron 41 agresiones contra grupos y personas defensoras de las garantías fundamentales en Oaxaca.

Una misión de observación encabezada por las PBI y RTDT realiza una gira de trabajo por el estado de Oaxaca para dar fe de la situación que enfrentan los defensores de los derechos humanos en la entidad.

Agnieszka Raczynska, secretaria ejecutiva de la red Todos los Derechos para Todas y Todos, explicó que de los 41 casos documentados –ocurridos de 2011 a la fecha–, 29 fueron agresiones contra personas dedicadas a la defensa de los derechos humanos, los 12 restantes, contra grupos y organizaciones.

Señaló que las agresiones y violaciones a los derechos humanos repuntaron en la entidad desde que los habitantes y organizaciones civiles han rechazado los proyectos eólicos, mineros, turísticos y de infraestructura que impulsa actualmente el gobierno del estado que encabeza Gabino Cué.

En Oaxaca hay mil 800 beneficiarios de medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), situación que refleja la preocupante violación a los derechos humanos en la entidad.

Raczynska destacó que el diagnóstico que tenían “se quedó corto” ante la situación que pudieron verificar y recopilar.

A su vez, el representante de Brigadas Internacionales de Paz, Ben Leather, dijo que existe preocupación nacional e internacional por la situación de riesgo que viven las personas defensoras de los derechos humanos en Oaxaca, a tal grado que PBI tiene una representación en la entidad.

Hizo hincapié en que los defensores de derechos humanos, como los periodistas, son actores fundamentales en la democracia.

Por su parte, Ángeles López, del Centro de Derechos Humanos “Victoria Diez”, manifestó que han comprobado que se violan derechos de las personas defensoras, no sólo en contextos de represión y gobiernos antidemocráticos, sino también en gobiernos que se llaman o denominan democráticos.

“Lo que constatamos es que las personas defensoras están en grave riesgo por la descalificación, las amenazas, la difamación, los allanamientos e incluso de perder la vida por diferentes agentes y de manera muy preocupante por la injerencia de agentes no estatales y que están vinculados a megaproyectos con la explotación de la tierra y el territorio”, señaló.

Luego de destacar el valor, el compromiso y el coraje de los activistas por defender los derechos humanos, consideró que “en Oaxaca se da en un contexto preocupante y grave porque el riesgo es real, inminente y cotidiano”.

“Preocupa de manera especial el asesinato de personas que, aun con medidas cautelares, han sido privadas de la vida y eso demuestra la total ineficacia de las autoridades porque cuando hay asesinatos es que todo ha fallado, desde la prevención, el seguimiento, la atención y el Estado tiene el deber de respetar y proteger que los defensores, quienes deben hacer su trabajo en un contexto de seguridad y de garantías”, puntualizó.

 

Comentarios

Load More