#YoSoy132 del Tec de Monterrey exige rectificar nombramiento de general Naranjo

MÉXICO, D.F. (apro).- Estudiantes de la asamblea de #YoSoy132 del Tecnológico de Monterrey (ITESM) Ciudad de México exigieron rectificar el nombramiento del General Oscar Naranjo Trujillo, asesor externo en materia de Seguridad Nacional del presidente electo, Enrique Peña Nieto, al frente del Instituto Latinoamericano de Ciudadanía (ILC).

Dicho instituto fue creado el pasado 9 de septiembre pero fue hasta este jueves que los alumnos del Tec reaccionaron contra el nombramiento y fueron contundentes:

“Como estudiantes críticos, conscientes e informados, rechazamos que Óscar Naranjo sea el representante del ILC y, por ende, de nuestra alma máter.

“Pedimos a los directivos recapacitar sobre la decisión y tomar cartas en el asunto con respecto al nombramiento de Naranjo Trujillo. Sabemos que dentro del claustro de académicos del Sistema Tec figuran personas excepcionales muy capaces de dirigir este instituto”, afirmó la asamblea local del colectivo en una carta pública que circula en las redes sociales.

Los alumnos cuestionan, además, a las autoridades del Tecnológico si están siendo testigos de “un afianzamiento de nexos entre el ITESM y el gobierno entrante” de Enrique Peña Nieto.

Criticaron que el instituto sea encabezado por el asesor de Peña Nieto y no por un académico experimentado en temas de ciudadanía.

En ese sentido exigieron a los directivos del ITESM no más doble discurso, simulación y favores políticos con carácter partidista.

“Consideramos que el historial del general Óscar Naranjo Trujillo y los valores que él representa para nosotros los estudiantes y para nuestra institución son contrarios a los objetivos de la misión del Tecnológico, los cuales están orientados a crear ciudadanos íntegros, éticos, y con una visión humanística, así como también contrarios a los que promueve el ILC”, señalaron.

A continuación, el pronunciamiento íntegro:

El pasado 9 de septiembre el Tecnológico de Monterrey dio a conocer la creación del nuevo Instituto Latinoamericano de Ciudadanía (ILC) presidido por Oscar Naranjo Trujillo, integrante del gabinete en materia de seguridad del virtual presidente electo 2012-2018, Enrique Peña Nieto. ¿Estamos siendo testigos de un afianzamiento de nexos entre nuestra institución y el gobierno entrante?

Independientemente de que Naranjo sea un reconocido policía colombiano retirado, apreciado por la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA), considerado como altamente eficaz y a quien se le asocia a más de 32 mil desaparecidos, más de dos millones de desplazados en Colombia durante su gestión, asociado al grupo paramilitar “Los Paras” y señalado como “protector” del cartel del Norte del Valle, nos surgen muchas preguntas:

¿Por qué el Tec habría de crear un Instituto Latinoamericano de Ciudadanía que fuera presidido por el asesor en materia de seguridad de EPN?

¿Por qué no colocar a un académico nacional experimentado en temas de ciudadanía a la cabeza de un instituto de esta naturaleza?

¿Es cierto que las acciones de ciudadanía que busca consolidar una democracia y las acciones de inteligencia militar son compatibles? ¿No es acaso incompatible que un militar dirija acciones civiles?

¿Por qué el Tec no se comporta como una universidad? ¿Es el Tec más que una empresa cualquiera? ¿Es una auténtica universidad?

¿El Tec estaría dispuesto a “limpiar” la imagen de Oscar Naranjo?

A nosotros nos han enseñado a pensar críticamente en las aulas y por eso nos cuestionamos lo siguiente:

¿Por qué nos niegan ahora la posibilidad de estudiar en una institución de excelencia, ética, responsable, de convicciones ciudadanas en las aulas y libre de todo compromiso con el poder político?

¿Por qué nuestra institución habría de ser la burla de la sociedad actual y de las demás universidades?

¿Por qué nos niegan el orgullo a nuestra institución?

¿No es esto contrario a la misión?

Es por eso que decimos:

No más doble discurso

No más simulación

No más favores políticos de carácter partidista

No más censura por parte de los directivos del Tec

No más desinformación

No más apatía en la comunidad del Tec

No más intransigencia

Consideramos que el historial del General Oscar Naranjo Trujillo y los valores que él representa para nosotros los estudiantes y para nuestra institución son contrarios a los objetivos de la misión del Tecnológico, los cuales están orientados a crear ciudadanos íntegros, éticos y con una visión humanística; así como también contrarios a los que promueve el ILC: la ética universal, proyectar valores democráticos, asegurar la gobernanza, rescatar la cultura de la legalidad, generar solidaridad activa, fomentar el compromiso social e Impulsar la participación comunitaria.

Como estudiantes críticos, conscientes e informados rechazamos que Oscar Naranjo sea el representante del Instituto Latinoamericano de Ciudadanía y, por ende, de nuestra Alma Máter.

Pedimos a los directivos recapacitar sobre la decisión y tomar cartas en el asunto con respecto al nombramiento de Naranjo Trujillo. Sabemos que dentro del claustro de académicos del Sistema Tec figuran personas excepcionales, muy capaces de dirigir este instituto.

Desde este momento advertimos que analizaremos críticamente y nos informaremos sobre el trabajo del General en el sistema, que si bien los documentos de la DEA no han valido para llevar a cabo una investigación a fondo por parte del Sistema Tec sobre su trayectoria, nosotros realizaremos un trabajo de crítica minuciosa a cada una de sus acciones. Somos conscientes de que hoy en día el país pasa por una situación difícil, de violencia, injusticia e impunidad, por eso creemos rotundamente sano realizar este ejercicio de crítica empezando por nuestra misma institución, y así como el general Oscar Naranjo ha expresado en más de una ocasión ante la prensa ser “el terror de los criminales”, esperamos que nuestra función como estudiantes le permita reflexionar que la violencia sólo genera más violencia. Queremos ser partícipes del desarrollo y crecimiento de nuestra institución y de nuestro país.

Por último, los invitamos a reflexionar y a informarse, porque estamos convencidos de que nuestra preocupación es general y seguros que el nombre de la institución que nos enseñó a pensar de manera crítica, analítica y ética se ve manchada por lo mismo que intentamos cambiar día a día en nuestro país.

A la espera de su pronta respuesta,

Estudiantes del Tecnológico de Monterrey.

Comentarios

Load More