Se disparan 33.36% muertes por diabetes con Calderón

MÉXICO, D.F. (apro).- El combate contra la diabetes y la obesidad en México es otra de las luchas perdidas por el presidente Felipe Calderón: en los seis años de su gobierno, ha costado 482 mil 140 vidas.

En un estudio, la organización civil El Poder del Consumidor, señala que la falta de políticas de prevención y atención médica, así como la mala asistencia a los pacientes con diabetes durante este sexenio causaron la muerte de casi medio millón de personas, 33.36% más que en el sexenio de su antecesor, Vicente Fox.

Sin embargo, durante ambas administraciones el número de muertes por este padecimiento tuvo un crecimiento de 92%, al pasar de 46 mil 525 defunciones por esta causa en el 2000, a 89 mil 414 en 2012.

Durante la administración de Fox, 361 mil 514 personas murieron en México a causa de la diabetes. En lo que va de la administración de Calderón, la cifra es de 482 mil 140, esto es 120 mil 626 muertes más; y el sexenio aún no concluye.

Desde el 2000 la diabetes es la principal causa de muerte en México, representa 17% del total. Cada hora se diagnostican 38 nuevos casos de diabetes y cada dos horas mueren cinco personas por complicaciones relacionadas con ese padecimiento.

De acuerdo con el Programa Nacional de Salud 2007-2012 la meta era reducir 20% la velocidad de crecimiento de la mortalidad por diabetes mellitus con respecto a la tendencia observada entre 1995 y 2006, que era de 4.9% por año.

Ello significaba alcanzar 3.9% anual de 2007 a 2012 pero, de acuerdo con datos del Sexto Informe de Gobierno de Felipe Calderón, en 2010 la velocidad de crecimiento de mortalidad por diabetes fue de 4.1%.

Las cifras, se señala en el estudio, son reflejo de un sistema de salud colapsado, ya que entre 30 y 55% de personas con diabetes desconocen que la padecen y según la Encuesta Nacional de Salud 2006, el 6% de las personas con diagnóstico médico no recibió medicación, lo que evidencia “el mal servicio médico”.

A escala nacional, 74.52% de las personas con diagnóstico médico previo de diabetes se atiende en alguna institución pública de salud, pero la mayoría no tienen un buen control de sus niveles de glucosa en la sangre.

Otro 20.44% de las personas con diabetes recurre a instituciones privadas, es decir, tienen que pagar para atenderse y tratarse.

El costo total de la diabetes en México pasó de dos mil 970 millones de pesos en 2003 a ocho mil 836 millones en 2010, un incremento de 209% en sólo siete años.

De cada 100 pesos que se invierten en la atención de la diabetes en México 55 son para tratamiento de complicaciones y 45 para manejo de caso controlado y monitoreo anual.

Sin embargo, la mayor carga –51 de cada 100 pesos– proviene de los ingresos familiares.

“Es verdaderamente alarmante que de los costos directos, (medicamentos, complicaciones, consulta/diagnóstico y hospitalización) el mayor impacto esté en el bolsillo de los usuarios, lo que representa una carga social de muy alto impacto”, señala el estudio.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, 80% de los casos de diabetes tienen su origen en el sobrepeso y la obesidad, que se he convertido en el mayor problema de salud pública del país.

Entre 1999 y 2006, la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños de cinco a 11 años pasó de 18.6% a 26.3%, un incremento del 40% en sólo siete años.

En adolescentes pasó de 28.5% a 31.8%. Con estos datos se reconoció a México como el país con el más acelerado incremento de sobrepeso y obesidad en el mundo, en particular en niños y niñas.

Los costos anuales para combatir este mal han llegado a 80 mil 826 millones de pesos, lo que representa un incremento de 225% en los últimos 12 años. Aun así, de los países miembros de la OCDE, México es el país que menos recursos destina para atención de la salud.

Sexto lugar mundial

En el mundo, contrario a lo que sucede con los niveles de educación y economía, México ocupa el octavo lugar mundial en la prevalencia de diabetes y, según especialistas internacionales, para 2025 el país ocupará el sexto o séptimo lugar con 11.9 millones de mexicanos con diabetes.

El panorama es aún peor en el caso de muerte por diabetes. En ese caso México Ocupa el sexto lugar mundial y el tercero en el Continente Americano, muy por encima de Honduras, Nicaragua y Guatemala, que ocupan el lugar 34, 49 y 57 mundial, respectivamente.

Ante este panorama El Poder del Consumidor concluyó que la estrategia de la administración del presidente Calderón para combatir la obesidad “fracasó”.

La organización sostiene que diversos estudios han demostrado que la promoción de buenos hábitos alimentarios y actividad física, no tiene ningún resultado efectivo si no se toman medias efectivas para modificar las condiciones ambientales que producen la obesidad.

“El gobierno ha cedido a las presiones de la industria de alimentos y bebidas para aceptar la autorregulación empresarial”, subraya el organismo, lo que ha impedido que se regule de manera efectiva los alimentos y bebidas en las escuelas.

Además, señala que se ha permitido a las empresas elaborar su propio etiquetado “engañoso” sobre las propiedades de los productos;  y tampoco se ha regulado la publicidad dirigida a los niños. Tampoco existe una política agrícola y económica que garantice la producción y facilite la disponibilidad y acceso a alimentos saludables.

“Se requieren leyes, regulaciones y normas que modifiquen los determinantes sociales del sobrepeso, la obesidad y la diabetes. De no avanzarse en ese sentido, al final del próximo sexenio, el drama humano y financiero continuará agravándose”, concluye la organización civil.

 

Comentarios

Load More