Intercambian acusaciones fiscalía de Chihuahua y activistas por caso Marisela Escobedo

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El gobierno de Chihuahua que encabeza el priista César Duarte Jáquez, y el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm) intercambiaron acusaciones sobre el asesinato de la activista Marisela Escobedo Ortiz, asesinada en esta ciudad en diciembre de 2010.
El fiscal general Carlos Manuel Salas acusó este jueves a la directora del Cedehm, Luz Estela Castro Rodríguez, de defender a un delincuente y de utilizar al hijo de la activista masacrada, Juan Manuel Frayre Escobedo, para poner en duda la autenticidad del asesino material de su madre.
En tanto, el Cedehm aseguró que el gobierno del estado ha iniciado una campaña de desprestigio y lo responsabilizó de cualquier atentado que pudiera sufrir su directora, así como sus integrantes.
“Es una lástima que con las declaraciones de ella también arrastre al hermano de Marisela, y se conviertan, pues, en defensores del asesino de Marisela”, dijo el fiscal.
Salas invitó a la defensora de derechos humanos a que presente pruebas e insistió en que las evidencias con las que cuenta la Fiscalía “son contundentes”.
En respuesta, el Cedehm acusó al gobierno del estado de emprender una campaña de desprestigio; y exigió garantías para continuar con su trabajo. Asimismo, lo responsabilizó por la integridad de los defensores del gremio.
El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres exigió que cese la campaña de desprestigio en su contra y que se disculpe el fiscal por sus declaraciones “irresponsables”.
“El Cedehm representó legalmente el caso de feminicidio de Rubí Marisol Frayre y logró obtener una sentencia condenatoria de 50 años en segunda instancia en contra del feminicida Sergio Rafael Barraza. Acompañó a la defensora de derechos humanos Marisela Escobedo, madre de Rubí, en sus protestas y activismo judicial para exigir el cumplimiento de la sentencia. La activista fue asesinada frente a Palacio de Gobierno de Chihuahua el 16 de diciembre de 2010 y su feminicidio y el de su hija continúan impunes”, reiteró el organismo.
El 8 de octubre pasado, el Cedehm exigió al gobierno estatal que transparente el caso de Marisela Escobedo; recordó que la Fiscalía presentó el 15 de diciembre del 2011 a un autor material y el arma con la cual fue asesinada. Sin embargo, el 7 de octubre del 2012 presentó a un nuevo autor material. En ambos casos la Fiscalía manifestó tener pruebas científicas y los consideró responsables del feminicidio de Marisela, explican.
“Nos preocupa que el 11 de octubre del año en curso los medios de comunicación dan cuenta de las declaraciones del fiscal general del estado, en contra de la defensora de derechos humanos Luz Estela Castro, a quien califica como una ‘supuesta defensora de derechos humanos’ que ‘defiende asesinos de periodistas y 14 personas más’.
Además, en su declaración le falta al respeto y revictimiza a Juan Manuel Frayre Escobedo, hijo de Marisela, al manifestar que Castro Rodríguez lo manipula, esto en relación a las declaraciones del 10 de octubre del año en curso, las cuales realiza Frayre como vocero de la familia de Marisela Escobedo”.
El Cedehm recordó a la fiscalía y a la opinión pública, que con motivo de la documentación de las violaciones de derechos humanos en Chihuahua, han realizado diversos informes alternativos que contradicen las informaciones oficiales, actividad que ha significado un riesgo extra por la que han enfrentado campañas de desprestigio.
“En las hemerotecas de los medios de comunicación y en el expediente internacional referido (MC-147-08) se contienen diversos escritos que dan cuenta de varias declaraciones del gobernador de Chihuahua César Horacio Duarte Jáquez, y otros actores políticos que reiteradamente insisten en descalificar el trabajo de las organizaciones civiles”.

Comentarios

Load More