Demanda SME se reconozca derecho a patrón sustituto; extinción de LFC, definitiva, responde Poiré

MÉXICO, D.F. (apro).- Al cumplirse tres años de la polémica extinción de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LFC), cientos de agremiados del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) demandaron a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) el cumplimiento de la resolución emitida el pasado 13 de septiembre por el Segundo Tribunal Colegiado en materia de trabajo que reconoce su derecho a tener un patrón sustituto.
Sin embargo, la respuesta a dicha petición llegó vía el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, quien recordó que la extinción de la paraestatal es definitiva y apegada a la Constitución y anunció que el gobierno federal presentará un recurso de revisión ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el laudo emitido por la Junta.
La resolución del Colegiado establece que se debe mantener la relación laboral del SME con Luz y Fuerza del Centro o, en su caso, con un patrón sustituto que, en este caso y dado la evolución del caso, sería la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Para exigir que se atienda de inmediato la resolución, la mañana de este jueves alrededor de mil extrabajadores de la paraestatal disuelta protestaron frente a la JFCA. Durante el plantón, solicitaron que una comisión fuera atendida por funcionarios, pero la petición no fue atendida.
Los inconformes afectaron la circulación de la zona, por lo que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSPDF) implementaron un operativo de tránsito en el tramo del Eje 4 Norte entre 22 de Febrero y avenida de Las Granjas, donde se ubica la JFCA.
Por la tarde, los electricistas marcharon rumbo a la sede del Senado, donde se sumaron a los contingentes que se oponen a la aprobación de la reforma laboral y, más tarde, pusieron punto final a sus protestas con un mitin en el monumento a la Revolución.
El líder del SME, Martín Esparza Flores, aseguró a sus agremiados que la JFCA aceptó el fallo del Segundo Tribunal a favor del gremio, no obstante, aclaró que dicha instancia no lo confirmó.
Por su parte, el secretario de Planeación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Vladimir Aguilar, exigió a Felipe Calderón restablecer la situación laboral de los 16 mil 599 electricistas que no aceptaron la liquidación, antes de que entregue la Presidencia a los priistas.
Lo anterior, dijo, “para evitar que el asunto se convierta en una herencia negativa para el próximo gobierno a partir del 1 de diciembre y se instrumenten argucias legales para posponer la aplicación de justicia en materia laboral”.
Por ello, urgió a Calderón a atender de manera inmediata el amparo concedido al SME para que la CFE se asuma como patrón sustituto de quienes no aceptaron la liquidación del gobierno federal.
“Apoyamos la demanda del SME de que el gobierno federal constituya un nuevo organismo descentralizado para atender el suministro de electricidad en el centro del país que bajo la gestión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sólo ha ocasionado incrementos excesivos en sus tarifas y al menos 30 demandas ciudadanas por pésimo servicio que desde hace 36 meses ofrecen los operadores de la paraestatal”, fustigó.
Aguilar sostuvo que no actuar conforme al amparo para acceder a la justicia federal sería aceptar que el gobierno actúa por capricho en detrimento de la clase trabajadora.
En alusión a la demanda de los electricistas, el secretario de Gobernación sostuvo que “el decreto de extinción es definitivo, no se puede revertir, y no se actualizan las condiciones para una sustitución patronal”.
Defendió la desaparición de la empresa en 2009 que, dijo, significaba un “costo exorbitante” para la nación ya que su presupuesto equivalía al del programa Oportunidades, el doble de lo que se otorgó a la UNAM en ese año y la mitad del que recibe la Secretaría de Salud.
Poiré insistió en que la extinción se basó en una causa de utilidad pública “más que justificada” por lo que, subrayó, para el gobierno federal no hay discusión al respecto.
Sin hacer referencia al plantón que han sostenido los electricistas en la plancha de la Plaza de la Constitución en demanda de atención por parte de la federación, el titular de la Segob sostuvo que se ha mantenido y continuará así hasta el último día del sexenio caldernonista, el diálogo con los extrabajadores, cuyos derechos “se han respetado plenamente”.
El funcionario federal afirmó que se mantendrá el diálogo con la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas pero insistió a la vez en señalar que la SCJN ratificó que el decreto de extinción es legal y constitucional y no hay posibilidad alguna de dar marcha atrás en esa situación.
Por ello dijo que el gobierno recurrirá a la SCJN para solicitarle que revise el amparo concedido al SME el pasado 13 de septiembre. (Con información de Rosalía Vergara)

Comentarios

Load More