Ofrece Peña respetar la decisión de la SCJN en el caso Cassez

MÉXICO, D.F. (apro).- El episodio más espinoso de la gira de Enrique Peña Nieto por Francia inició cuando los medios galos lo recibieron con sendos reportajes sobre el caso de Maude Versini, la exesposa de su tío y exgobernador del Estado de México, Arturo Montiel, que reclama la intervención del presidente electo para enfrentar el “secuestro” de sus tres hijos, mientras que la sombra de la detención de Florence Cassez ocupó el centro de sus primeros acuerdos con el presidente Francois Hollande.

Tras una visita a la residencia oficial francesa, Peña Nieto y Hollande acordaron “relanzar” las relaciones entre México y Francia, congeladas al máximo tras el espinoso episodio de Florence Cassez, ciudadana francesa acusada y sentenciada a 60 años de prisión por pertenecer a una banda de secuestradores denominada Los Zodiaco.

Peña Nieto se comprometió a dejar el caso Cassez en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que atrajo el expediente, al tiempo que le pidió al gobierno francés crear una Gendarmería Nacional en México, similar a la que existe en el país europeo para unificar estrategias policíacas en materia de seguridad pública. También determinaron crear un Consejo Franco-Mexicano de Alto Nivel para resolver las diferencias generadas recientemente.

Caso Cassez

La principal crisis diplomática es derivada del caso de Florence Cassez. La defensa de la joven, así como los medios franceses y el propio expresidente Nicolás Sarkozy denunciaron que la detención de la joven fue resultado de una serie de irregularidades procesales, que incluyó el “telemontaje” del operativo de la entonces Agencia Federal de Investigaciones (AFI), en diciembre de 2005, para simular que se atrapaba “en vivo y en directo” a Cassez y a su pareja Israel Vallarta.

El caso generó una dura crítica no sólo al entonces jefe de la AFI, Genaro García Luna, sino también a las instancias de procuración de justicia mexicanas, a la empresa Televisa, y a otros medios que formaron parte de este “telemontaje”. Televisa, incluso, despidió a su reportero Pablo Reinah, a quien quisieron responsabilizar del telemontaje. Reinah se defendió ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Y otro nombre relacionado con el caso Cassez apenas vuelve a salir a la luz tras el escándalo de las camionetas con logotipo de Televisa detenidas en Nicaragua: el vicepresidente de Información del corporativo, Amador Narcia.

En la televisión privada francesa, así como en múltiples publicaciones, se ha dado eco a la versión del “telemontaje” y de la corrupción en las instancias policíacas y judiciales. Incluso, un libro escrito por la periodista Anne Vigna se ha convertido en el testimonio más completo de la historia de Cassez.

El caso Ludivine Barbier

En vísperas de la llegada de Peña Nieto a Francia, las estaciones privadas de televisión F1 y M6, así como las radiodifusoras RTL y France Info, junto con los periódicos Le Parisien y Liberation, divulgaron el caso de la joven francesa Ludivine Barbier, tal como anotó la corresponsal de Proceso en París, Anne Marie Mergier.

Barbier es una joven traductora que el 9 de julio de 2011 vivió un auténtico infierno cuando ella y su pareja, el músico mexicano Rodolfo Cázares, fueron secuestrados en Matamoros, junto con una decena más de personas. Pagaron más de 100 mil dólares de rescate.

Ella exige a las autoridades policíacas y ministeriales que resuelvan este caso donde se presume corrupción con el Cártel del Golfo.

El caso Maude Versini

Para Peña Nieto, el caso más delicado es el de la exesposa de Arturo Montiel, su tío y padrino político, exgobernador del Estado de México. Maude Versini no sólo fue la esposa de Montiel sino un fuerte apoyo para que Peña Nieto alcanzara la nominación como candidato del PRI a la gubernatura, en 2005.

Ahora, Versini le está pidiendo su apoyo para que intervenga en el episodio de lo que ella denomina el secuestro de sus tres hijos menores por parte de Arturo Montiel, ocurrido hace diez meses. A pesar de que ella ha ganado en varias instancias judiciales, Montiel se niega a entregarle a los niños y a que pueda visitarlos.

En entrevista con Proceso, Versini reveló que, incluso, Montiel le propuso un “arreglo monetario” para quedarse con los niños, a cambio de que ella no reclame su custodia.

El caso de Versini también ha sido difundido en la televisión francesa. Los pasados 7 y 15 de octubre, el programa televisivo El Gran Ocho, del canal T8 y la otra estación privada M6 transmitieron sendos reportajes con detalles del caso e imágenes recientes sobre el viaje de Versini a México y su imposibilidad para ver a sus hijos.

Hasta ahora, Peña Nieto ha mantenido que se trata de un “asunto privado” y ha rechazado pronunciarse sobre este caso. Los niños tienen nacionalidad francesa y es muy probable que el episodio pueda derivar en otro conflicto diplomático.

Load More