Dice Calderón que en su sexenio bajaron cobros excesivos de electricidad

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón reiteró que Luz y Fuerza del Centro (LFC) era un lastre para el país, y por ello –agregó– se determinó su desaparición sin importar los costos políticos.

“(Era) Una empresa que representaba un pesado lastre para la economía y para las finanzas públicas, y arrastraba gravísimas deficiencias operativas que perjudicaban prácticamente a todos los consumidores”, puntualizó

Al encabezar un acto para presentar las “acciones en beneficio de los clientes” de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Ejecutivo aseguró que hoy, en el centro del país, se cuenta con una mejor infraestructura eléctrica y el registro adicional de 800 mil nuevos contratos para el consumo de energía.

En el Museo Tecnológico de la CFE, Calderón expresó que una prioridad de su gobierno fue modernizar el sector energético, por lo que los recursos destinados para obras de electricidad fueron 26% superiores a los que se canalizaron en el sexenio de Vicente Fox y tres veces más que en la administración de Ernesto Zedillo.

Luego de mencionar algunas de las obras realizadas, entre ellas las presas La Yesca y El Cajón, dijo que durante su gestión logró reducir los cobros excesivos en los recibos de electricidad.

Subrayó:

“Al inicio del sexenio, además, y quiero reiterarlo porque es un dato bien importante que vale la pena aquilatar, recibimos un sector eléctrico con dos empresas: una buena, que es la CFE, y una no tan buena, que era LFC, que representaba, hay que decirlo también con claridad, un lastre para la economía nacional, no sólo por los 50 mil millones de pesos al año que nos costaba de subsidio, arriba de las tarifas que con todo y copete y con todo exceso, y con todo y brinco le cobraban a los usuarios, sino por la ineficiencia en las contrataciones, en los apagones y todo”.

Calderón se dijo impresionado por las cifras, y aunque no detalló cuánto se ahorra después de la extinción de LFC, realizada en 2009, fue reiterativo en que la eficiencia, con la CFE al mando, mejoró en cuanto al cobro y las operaciones.

Con LFC, aseguró, un apagón tardaba hasta una hora en restablecerse en la Ciudad de México, y ahora no supera los 10 minutos.

Antes de concluir, elogió el desempeño del exdirector de la CFE, Alfredo Elías Ayub, así como del actual titular, Jaime González, y calificó a la paraestatal como una empresa de clase mundial.

Comentarios

Load More