Anuncia AMLO movilizaciones contra reformas fiscal y energética

QUERÉTARO, Qro. (apro).- Desde esta entidad, Andrés Manuel López Obrador anunció que el movimiento que encabeza no permitirá que se impongan las reformas fiscal y energética que impulsa el presidente electo Enrique Peña Nieto, a quien describió ahora como “un vendedor de petróleo que anda ofreciendo rescates a otros países en lugar de rescatar al nuestro”.

Una vez más, el también excandidato presidencial de las fuerzas de izquierda rechazó cualquier intento o propósito de privatización, total o parcial, de Petróleos Mexicanos (Pemex) pues, aseveró, “no hay privatizaciones que hayan beneficiado a México”.

Aunque no especificó en qué tipo de acciones o movilizaciones se tomarán en protesta, López Obrador resaltó que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) “es la organización más importante del país” y que no permitirá que se impongan “ni las reformas ni los impuestos, y tampoco van a poder entregar el petróleo”.

El político tabasqueño se negó a detallar las actividades o posibles movilizaciones en contra de las reformas pues, según dijo a los reporteros, “no le haría el trabajo” a los dueños de los medios que “forman parte de la mafia del poder que maneja (Carlos) Salinas”.

Señaló que la reforma fiscal, con la que –según dijo– subiría el IVA a 22%, pretende aumentar los impuestos para “tapar el hueco que va a dejar la entrega del petróleo a los extranjeros”, quienes serán los que se queden con la renta del hidrocarburo.

“Esa es la maniobra que quieren hacer, pero yo creo que no van a lograrlo”, añadió, al calificar estos propósitos como “un plan perverso”.

Sobre este mismo tema, abundó refiriéndose a la gira del priista Peña Nieto por Europa y su ofrecimiento de ayuda a España:

“Va Peñitas como vendedor a ofrecer el petróleo que no es de él, no es del gobierno, es de la nación, y además no sólo es de nuestra generación… es una herencia que tenemos que cuidar para que no se malgaste y se entreguen buenas cuentas a las nuevas generaciones”, acotó.

No obstante, López Obrador aclaró que esto “no es culpa de los extranjeros”, sino de “los jefes de Peñita, que son unos traidores a la patria”.

Y aseguró que un país que no se vende no podrá ser comprado por nadie.

Al asistir a la asamblea estatal de Morena, López Obrador también respaldó la propuesta de Sergio Aguayo y del PRD de interponer un recurso ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) para impedir la destrucción de las boletas electorales de 2006 y 2012, correspondientes a la votación presidencial.

“Estoy de acuerdo en eso, no tienen por qué destruir las boletas, ni quemarlas; eso tiene que pasar a los archivos de la nación para que los historiadores puedan hacer el recuento que no se hizo en su momento”, señaló.

 

Comentarios

Load More