Ganador en Cannes, criticado por “spot” gubernamental

Con 33 años y su segunda cinta de reciente estreno gratuito a nivel nacional, Después de Lucía, galardonada en el Festival de Cannes y distribuida por Televisa, con miras a obtener un Oscar, el cineasta Michel Franco es blanco de críticas en Twitter tras aparecer en un anuncio promocional radiotelevisivo a favor del régimen de Felipe Calderón, cuyo gobierno supuestamente “apoyó al cine mexicano como nunca antes”.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Michel Franco, quien con Después de Lucía obtuvo el premio a mejor película en la sección “Una cierta mirada” en Cannes de este año, fue invitado por el gobierno federal y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) a realizar un spot para televisión y radio, quedando el cineasta bajo la lupa de las redes sociales.

Después de Lucía, segundo largometraje del realizador, nacido en la Ciudad de México en 1979, fue escogido por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para representar a México en los Goya y el Oscar 2013. Además lo estrenó en México el viernes 19 y antes, Cinépolis ofreció proyecciones gratuitas los días 15, 16, 17 y 18 de octubre por 75 de sus complejos en siete ciudades.

Internacionalmente, el filme compite en la sección oficial del Festival de Cine BFI de Londres, ciudad donde se proyectó el sábado 20 y a donde Michel Franco viajó desde el viernes 19 para asistir a dicho encuentro cinematográfico. Después de Lucía se centra en el bullying (acoso escolar agresivo): callada, la adolescente Alejandra tolera abusos emocionales y humillaciones de todo tipo en su nueva escuela.

Más allá del enorme triunfo de su filme, se le comenta en entrevista a Franco que dicho spot que él grabó por invitación del gobierno federal le ha generado críticas negativas y polémica; pero él agrega, en tono despreocupado:

“Yo no he escuchado tanto… En las otras entrevistas no ha salido mucho el tema. En la rueda de prensa del lunes 15 lo mencionaron, y digo lo mismo que dije allí: no tengo nada que decir.”

En ese anuncio gubernamental aparece Franco, quien narra:

“Dirigir una película es imaginar un mundo, sentirlo. Con México pasa lo mismo: cuando lo sientes, te das cuenta que no es un mexicano el que ganó un premio, lo gana el país entero, y he conseguido uno de mis mayores sueños: poner en alto el nombre de mi país.”

Luego, sigue una voz en off que destaca:

“En el gobierno del Presidente de la República se apoyó al cine como nunca antes. En el México de hoy hay motivos para estar orgullosos.”

El spot se convirtió en un tópico de crítica y discusión abundantes por vía de la red social Twitter en internet, por ejemplo, en los mensajes de algunos usuarios como:

Embryón891: ¡Vendido! Que vergüenza y que lamentable que un cineasta reconocido se haya prestado a algo tan bajo como hacer un spot para el gobierno de Felipe Calderón.

Redvolt564: De las cosas buenas el gobierno se adjudica el premio y de las malas no tienen la culpa.

Bujes02: Qué pena que por unos cuantos pesos se vendan al gobierno federal para pararse el cuello, éstos nunca apoyan a las artes, y mucho menos al cine.

Al joven realizador se le cuestiona si le gustó salir en el anuncio y argumenta que tal spot “ayuda a promover la película (Después de Lucía).”

–¿Le pagaron por realizarlo?

–No. Ayuda a que mucha gente se entere de la película. Hay que centrarse en el largometraje y no mezclarlo con el spot.

 

Televisa “se montó”

 

Como se mencionó, Después de Lucía fue proyectada sin cobrar la entrada durante cuatro días consecutivos del 15 al 18 de octubre a las 16 horas sólo por las 75 salas de la cadena de Cinépolis. Alejandro Ramírez, dueño de esta empresa exhibidora, informó en su Twitter que durante los dos primeros días acudieron 8 mil 500 personas a las salas para ver su cinta.

También realizador de Daniel y Ana (2009) y actualmente trabajando en la postproducción de su tercer filme A los ojos, Franco resalta que “nunca se había proyectado una película gratis antes de su estreno”.

–¿Cómo surgió la idea de que Cinépolis ofreciera proyecciones gratuitas?

–Después de Cannes empezamos a mostrar la película a ciertas personas, como Alejandro Ramírez o Emilio Azcárraga, por eso Fundación Televisa se montó, y Felipe Calderón, en fin…

“Así se fue sumando el apoyo de todos y la verdad es que todo lo que ayude a que Después de Lucía llegue a más público se agradece, porque normalmente es al contrario, a los largometrajes nos dan poca atención y con mi película está pasando lo contrario.

–¿Que la película la viera Felipe Calderón influyó para que usted saliera en el spot del gobierno?

–No. Lo acepté y ya.

“Por un lado, es una realidad que se produce mucho más cine que antes, eso me parece positivo; por otro lado, vuelvo a lo original: ayuda a darle difusión a la película y eso no hay que despreciarlo, porque normalmente es lo contrario.”

Y aclara que “se pueden mejorar más las condiciones para el cine nacional, definitivamente”, pues aunque “sigue siendo difícil, están mejorando el panorama, se producen 70 películas al año y eso es un avance”.

–Su segunda película Después de Lucía estrenó en los cines y fue elegida para representar a México en el Óscar, ¿qué opina de todo eso?

–Estoy muy orgulloso y me siento cobijado por el país, por los compañeros de la Academia. De alguna manera el tema del bullying no es sólo mío, ya es de relevancia nacional. Y creo que la película tiene oportunidad de llegar al Oscar, ojalá y siga teniendo buena estrella.

–¿El éxito de la cinta se debe a cómo aborda el problema del bullying?

–Sí, el tema es muy actual y requiere urgentemente ser atendido; y el tratamiento que se da en la película no es superficial, es bastante profundo, de buen nivel y no es condescendiente. Además, trata al público de manera respetuosa. Las escenas de los jóvenes son bastante reales, bastante naturales y sobre todo, se muestra que la violencia atrae más violencia. Al final, la película nos hace reflexionar obviamente hacia lo positivo.

–También muestra la falta de comunicación de un padre y su hija…

–Eso es lo importante. Que entendamos qué está pasando en la sociedad, en las casas, como individuos, y eso no es fácil de abordar. Aparte, la película, me atrevo a decirlo, es entretenida y sí logra captar la atención del público.”

–¿Cree que nada más los jóvenes tengan interés por la película?

–Me encantaría que la vean los jóvenes porque son quienes más pueden entender las consecuencias y la gravedad del bullying. No es sólo molestar a un compañero de la escuela o un juego en la escuela, acaban con un ser humano. Y los padres de familia también la tienen que ver porque en la película se ve que el origen viene de la casa, el problema empieza cuando no se comunican bien en el hogar, entonces, también es importante atender esa parte por parte de los padres de familia. Obviamente, de los maestros también.

Según Michel Franco, el ser humano “siempre ha sido violento” pero lo que habría que analizar es “por qué en las escuelas se está viviendo esta violencia de manera sistemática y se ha empeorado a través de las redes sociales de Twitter o Facebook y en los teléfonos celulares”. Le llama la atención que hayamos asumido “o aceptado” a la violencia como “parte de nuestras vidas”, y apunta otro asunto: “los adultos no saben quiénes son sus hijos, quiénes son los adolescentes, y eso también se ve en el filme”.

Se le comenta que a sus 33 años es un cineasta afortunado.

“La verdad es que nada ha sido fácil. Ha sido una labor profunda y empieza por lo personal, desde sentarse a escribir un guión y estar solo y tener claridad sobre qué temática abordar, cómo se va a filmar y encontrar a los actores ideales, más allá de los tópicos del presupuesto y esas cosas. En lo personal siempre es difícil hacer un largometraje, y cada proyecto es una labor tremenda que no sabes realmente cuándo ni cómo va acabar; entonces, que acabe en Cannes y con este premio, es ideal.”

Los protagonistas de Después de Lucía son Tessa Ia y Hernán Mendoza. La producción estuvo a cargo de Lucía Films, Lemon Films, Filmadora Nacional y Pop Films, con apoyos Centro, y del Estado de Jalisco; distribuyen Lemon Films y Videocine (Televisa). Infatigable, Michel Franco anuncia ya que peleará por obtener el Oscar:

“Los productores van a aventar toda la carne al asador para promoverla en Estados Unidos.”

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Comentarios