México puede ser potencia económica y energética: EPN

MÉXICO, D.F., (apro).- En medio de la crisis financiera y la desaceleración económica que se vive en varias regiones del mundo, México puede convertirse en una potencia económica y energética afirmó el presidente electo, Enrique Peña Nieto.

Para el exgobernador mexiquense, el escenario mundial representa una gran oportunidad para despertar mayor interés como economía emergente. Además, se comprometió a convertir a México en una “potencia energética” favoreciendo la entrada de capital privado a Pemex, sin que ello signifique privatizarla.

“México puede estar mejor y vamos a trabajar para alcanzar este anhelo y la realización de este sueño”, señaló en el marco de la inauguración de la primera sesión plenaria de consejeros del Grupo Financiero Banorte-Ixe, realizada la noche del martes 6, en el Alcazar del Castillo de Chapultepec.

Ante unos 140 consejeros de Banorte de todo el país y figuras como los expresidentes de México Ernesto Zedillo Ponce de León y  de España, Felipe González, añadió que el país puede transitar hacia la consolidación y aprovechamiento de sus fortalezas gracias a su estabilidad económica y a la salud financiera de sus instituciones.

Luego esbozó algunas acciones que impulsará para fomentar el crecimiento económico a partir del próximo 1 de diciembre: un manejo responsable de las finanzas públicas y mantener la autonomía del Banco Central, lo que deriva en estabilidad macroeconómica.

Además, dijo, fomentar la competencia en todos los ámbitos de la economía, con la finalidad de reforzar la capacidad del Estado mexicano y alentar la sana competencia para beneficio de todos los mexicanos.

El futuro presidente de México, planteó la creación de un Plan Nacional de Desarrollo de Infraestructura con carácter transexenal que eleve la competitividad y la productividad en el país y que además esté dotado de un marco legal que abra paso a asociaciones público-privadas en distintas modalidades y mecanismos de asociación.

Hizo énfasis en convertir a México en una “potencia energética” a través de la entrada de capital privado a Pemex sin que ello signifique privatizar la paraestatal, pero no abundó más sobre el tema.

Habló luego de la necesidad de impulsar una Banca Nacional de Desarrollo, que sea promotora de inversión y mayor crédito para los mexicanos, para lograr un mayor crecimiento económico.

Reunido con 140 consejeros de Banorte provenientes de todo el país, en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, Peña Nieto recalcó que México seguirá trabajando en favor del libre comercio que aliente la productividad y la competitividad.

Detalló que para ello habrá de contar con un diseño específico del Estado mexicano y del gobierno, para acompañar a los emprendedores del país a tener mayor presencia en el mundo.

En ese sentido insistió en modifica la política social del país a fin de cambiar el carácter asistencial de los programas gubernamentales por una mayor participación de los beneficiarios, para incorporarlos a la actividad productiva.

El exgobernador mexiquense insistió también en la necesidad de reajustar la estrategia en materia de seguridad, lo que demanda el fortalecimiento de todas las instituciones del país “no de algunas, sino de todas”, subrayó.

“No sólo está en el ámbito del Ejecutivo o en las esferas que están dentro del ámbito del Ejecutivo: es tarea del Estado mexicano en su conjunto”, añadió.

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración de Banorte-Ixe, Guillermo Ortiz Martínez, también expresó su optimismo respecto de un futuro promisorio para México.

“Tenemos un país con un enorme potencial, contamos con todos los elementos para ser una de las economías más dinámicas y más importantes del mundo”, afirmó y consideró que “finalmente las estrellas se están alineando para nuestro país”.

En la reunión también estuvieron presentes el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Alan Greenspan, y del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdessus.

El encuentro se llevó a cabo de forma privada. El Estado Mayor presidencial desplegó un discreto operativo en el Bosque de Chapultepec.

Los invitados al evento ingresaron por una puerta ubicada sobre Paseo de la Reforma, donde fue instalada una carpa, luego se registraban y eran llevados al castillo a bordo de camionetas.

El convoy en el que iba Peña Nieto ingresó al Bosque de Chapultepec por una puerta cercana al Altar a la Patria y se retiró del lugar, al finalizar el encuentro, alrededor de las 22:45 horas.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso