Asegura Arturo Núñez que megacrédito fue una “farsa”

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador electo, Arturo Núñez Jiménez, denunció que la contratación del crédito por 4 mil 130 millones solicitado por el gobierno de Andrés Granier Melo y autorizado por el Congreso local la víspera fue “una trampa” porque ese dinero “ya se lo gastaron” y sólo se trató de un trámite para cubrir ese faltante.

“Fue una trampa que usaron para eludir la aprobación previa de la Cámara de Diputados, pues presentaron al Congreso de Tabasco un crédito que ya habían ejercido”, acusó en tono molesto.

Dijo que la aprobación del crédito tiene que ser previa, no posterior.

“Habrá que revisar conforme a la Constitución y a la ley qué responsabilidades existen, ya que los créditos se aprueban antes de, no después de”, manifestó.

Con “marrullerías” engañaron a los tabasqueños, dijo Núñez y añadió que no está de acuerdo con el nuevo crédito, ya que compromete por 20 años las participaciones federales de Tabasco.

“De ninguna manera estoy vinculado a ese crédito, de ninguna manera estoy de acuerdo con él porque le hace daño a Tabasco”, se desmarcó.

Núñez Jiménez dijo que aclaraba esto para desmentir “a esa bola de “personeros columnistoides” que traen, diciendo que es un crédito hecho para que yo tenga mejores condiciones”.

“Lo desmiento categóricamente. Entiendo que están desesperados porque van a dejar de cobrar este último mes, pero no es ese el modo, desorientando a los tabasqueños, como van a seguir mermando el presupuesto estatal”, acusó.

Y advirtió: “No voy a permitir que testaferros que tanto daño le han hecho a Tabasco sigan mintiendo con cargo al presupuesto estatal”.

Asimismo, alertó a las instituciones financieras que tengan cuidado en prestarle más recursos al gobierno del priista Granier Melo, quien en 40 días dejará el cargo, pues la administración perredista que entrará en funciones el 1 de enero próximo no reconocerá recursos de deuda que se hayan aplicado mal.

“A las instituciones de crédito les digo que tengan mucho cuidado en contratar con el gobierno del estado, ya que donde encontremos una irregularidad, no nos vamos a hacer cargo de esa deuda”, anticipó.

El mandatario electo también criticó el “manoseo” que se ha dado al tema y reveló que en el gobierno le dijeron que parte del crédito sería para reestructurar la deuda pública estatal, cuando para ello no se requerían nuevos préstamos.

Núñez Jiménez, quien rendirá protesta como gobernador constitucional el próximo 31 de diciembre, responsabilizó al secretario de Administración y Finanzas, José Manuel Sáiz Pineda, de estar “tergiversando” y escondiendo información, entre otras, sobre la deuda ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como sobre un déficit de más de mil millones de pesos en la nómina de la Secretaría de Educación.

También acusó a Sáiz Pineda de opacidad en el porcentaje de participaciones federales que serán afectadas como consecuencia del nuevo empréstito de 4 mil 130 millones de pesos.

“Tengo que ir descubriendo con lupa y con ayuda de expertos una información que deliberadamente no la presentan con las clasificaciones debidas, con carácter histórica, de manera ordenada, correcta, legal. Por eso en todo lo que me encuentre que no cumpla con la ley, voy a proceder con toda energía”, adelantó.

Además lamentó que para 2013 sólo recibirá un presupuesto de 34 mil millones “totalmente comprometido”, por lo que no tendrá margen de maniobra frente a una deuda estatal que ronda los 10 mil 900 millones de pesos.

Por todo lo anterior, dejó entrever la posibilidad de suspender las reuniones con el gobernador Andrés Granier que se vienen dando en el marco de la transición.

“Para recibir más y más mentiras, no tiene caso seguirnos encontrando”, atajó el gobernador electo surgido de la coalición Movimiento Progresista de Tabasco, que integraron en la entidad PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC).

“Que no se equivoquen conmigo”, expresó, al reiterar que quienes hayan afectado el patrimonio de Tabasco van a enfrentar la ley.

Comentarios

Load More