Transición exprés: Peña llegará al Congreso, rendirá protesta y se irá

MÉXICO, D.F. (apro).- Al igual que en 2006, cuando Felipe Calderón rindió protesta como presidente de la República y estuvo menos de cinco minutos, Enrique Peña Nieto asumirá la titularidad del Poder Ejecutivo federal en San Lázaro sin dar mensaje alguno a la nación, pues, según la Junta de Coordinación Política, no existen las condiciones de seguridad para ello.

De acuerdo con el formato de protocolo aprobado por la Junta de Coordinación Política y propuesto por el presidente de la Mesa Directiva, el priista Jesús Murillo Karam, el priista estará no más de 10 minutos en el salón de plenos de la Cámara de Diputados el próximo 1 de diciembre.

Diputados y senadores están citados a las 9:00 horas; al alcanzarse el quórum, de inmediato se procederá a leer el Bando Solemne –que ya fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF)–, en donde se da cuenta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que Enrique Peña Nieto fue el candidato ganador de la elección del pasado 1 de julio.

Luego se nombrará a las comisiones de cortesía. La primera para que acompañe a Felipe Calderón al recinto; la segunda, al priista Peña Nieto. En tanto llegan ambos personajes, los siete partidos políticos representados en el Congreso de la Unión fijarán su posición durante 10 minutos. Iniciará el que tiene menos representación, el Partido Nueva Alianza, luego Movimiento Ciudadano después Partido del Trabajo, PVEM, PRD, PAN y concluirá con el PRI, el grupo mayoritario.

Al concluir la etapa de los posicionamientos, entrarán al recinto Calderón y Peña Nieto; el primero entregará la banda presidencial a Murillo Karam, presidente de la Mesa Directiva, para que éste, de inmediato, se la coloque al priista.

Ya con la banda presidencial sobre el pecho de Peña Nieto, éste se retirará de San Lázaro y no emitirá mensaje alguno debido a que no existen las condiciones políticas que garanticen la seguridad del priista, ante la posibilidad de que sea increpado por diputados del PT, MC y algunos del PRD, como lo han advertido.

Según los cálculos de personal de Cámara de Diputados, existen 30 legisladores que pudieran manifestar su repudio contra Peña Nieto, argumentar compra de la Presidencia de la República, gritarle consignas en su cara y no sólo sacar mantas de inconformidad y rechazo.

Un grupo del Estado Mayor Presidencial acompañará a Calderón hacia el recinto y otro grupo, a Peña Nieto; en tanto, las puertas de acceso y la principal estarán resguardadas por elementos de seguridad de la Cámara de Diputados, a cargo del teniente Carlos Gómez Arrieta; se pretende con ello tener controlado cualquier intento de bloqueo que pretendan realizar senadores y diputados, como sucedió en 2006.

Sobre el protocolo, el coordinador del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, dijo al término de la reunión de la Junta de Coordinación Política que el documento que lo avala no fue firmado por el PT y el MC, por considerar que Peña Nieto llega a la Presidencia de manera ilegal, por la compra votos y violaciones a la ley electoral.

“Con este protocolo nosotros recuperaríamos el mismo que se siguió en el año 2000, que lamentablemente en el 2006 no se pudo llevar a cabo por razones muy conocidas y comentadas, y que en el 2012 estaríamos en posibilidad de volver a reencausar la misma ceremonia solemne”, comentó Beltrones Rivera.

Ante la pregunta de si Peña Nieto emitirá algún mensaje desde la Cámara, Beltrones Rivera dijo que no lo habrá. “El acuerdo que se ha suscrito, por ser de carácter solemne, la misma ceremonia, no está previsto que tenga un mensaje por parte del presidente de la República, que él podrá pronunciar, si es su deseo, en algún otro lugar. Se limitará, entonces, a que se lleve a cabo como lo señala la Constitución, su protesta de ley frente a los miembros del Congreso”.

 

Comentarios

Load More