Calderón da premio Carlos Fuentes a Vargas Llosa y reinagura la Ciudadela

MÉXICO, D.F. (apro).- Con la entrega de la primera edición del Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español a Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, Felipe Calderón reinauguró hoy La Ciudadela, llamada ahora, La Ciudad de Los Libros y la Imagen.

La entrega se realizó a nueve días de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) regrese a la Presidencia. El novelista y ensayista peruano-español Vargas Llosa declaró en 1989 que México era “la dictadura perfecta”, en alusión al régimen priista que duró más de 70 años en el poder; y en sus últimas declaraciones en el extranjero ha manifestado varias veces que no desea “que el PRI vuelva al poder en México”, ahora sólo dijo al recibir el reconocimiento:

“Agradezco de todo corazón que me hayan otorgado el primer premio internacional, creado por México, en homenaje a Carlos Fuentes. Estoy muy conciente de que esta generosa decisión del jurado se debe en buena medida al ser yo algo así como el único sobreviviente operativo de ese movimiento, grupo o promoción de escritores que a partir de los años sesenta dio origen a la difusión por buena parte del mundo a la narrativa latinoamericana, me refiero al llamado ‘boom’, nadie sabe por qué y por quién se le bautizó con esta explosiva onomatopeya.”

Reconoció a Fuentes como el principal iniciador del ‘boom’, y también lo reconoció como un escritor universal. Luego relató cómo lo conoció en México a principios de los sesenta. También recordó anécdotas con él.

Calderón comentó que la creación del Premio Carlos Fuentes es una manera de reconocer la importancia que el pueblo y el gobierno de México confieren a la obra de este gran autor. Prosiguió:

“El Premio Internacional Carlos Fuentes que se entregó a Mario Vargas Llosa, uno de los escritores más reconocidos y queridos de nuestra lengua. Un contador de historias que ha enriquecido el patrimonio literario de la humanidad con su narrativa deslumbrante, su imaginación sin fronteras y su pensamiento lúcido.”

Resaltó que con sus ideas, muchas veces ha levantado polémicas, pero que ha sido un hombre comprometido con lo que piensa escribe y dice:

“Al poner en sus manos este galardón, los mexicanos reconocemos en su obra una aportación literaria medular de América Latina para el mundo. Reconocemos en su vigorosa defensa de la democracia liberal a un espíritu crítico imprescindible para contribuir un mejor porvenir para la humanidad.”

El peruano-español Vargas Llosa fue elegido para este reconocimiento, ideado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), “por la contribución que desde el español ha hecho al enriquecimiento del patrimonio literario de la humanidad”. El jurado lo conformaron José Manuel Blecua, Marco Martos Carrera, Jaime Labastida, Darío Jaramillo Agudelo, Eduardo Casar, Gonzalo Celorio e Ignacio Padilla.

El autor de La ciudad y los perros recibió un estímulo económico de 250 mil dólares, una obra escultórica diseñada por el artista Vicente Rojo, un diploma y la publicación del discurso de aceptación.

A la ceremonia asistieron la esposa de Fuentes, Silva Lemus, y de Octavio Paz, Marie-Jose.

Allí Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), le dio la bienvenida a Vargas Llosa a La Ciudad de los Libros, a La región más transparente, al país de Carlos Fuentes.”

Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, resaltó la obra de Vargas Llosa, sobre todo sus libros La ciudad y los perros, La casa verde y Conversación en la catedral.

Vargas Llosa, nació en Arequipa, Perú, en 1936. Con la publicación de su novela La ciudad y los perros (Premio Biblioteca Breve, 1962, y Premio de la Crítica, 1963) cobró notoriedad en el medio literario. Su segunda novela, La casa verde (1965), obtuvo de nuevo el Premio de la Crítica y el Premio internacional Rómulo Gallegos. Posteriormente sus libros le han merecido los más importante galardones literarios: el Cervantes, el Príncipe de Asturias, el PEN/Nabokov, el Grinzane Cavour y ahora el Carlos Fuentes.

Ha publicado piezas teatrales: Kathie y el hipopótamo, El loco de los balcones y Las mil y una noche; relatos como Los jefes y Los cachorros; estudios y ensayos como La orgía perpetua, La verdad de las mentiras, Cartas a un joven novelista y El viaje a la ficción; un libro de memorias, El pez en el agua, y sobre todo novelas: Conversación en la Catedral, Pantaleón y las visitadoras, La tía Julia y el escribidor, La guerra del fin del mundo, Historia de Mayta, ¿Quién mató a Palomino Molero?, El hablador, Elogio de la madrastra, Los cuadernos de don Rigoberto, La fiesta del chivo, El paraíso en la otra esquina, Travesuras de la niña mala y, más recientemente, El sueño del celta.

En La Ciudad de los Libros y la Imagen se alberga la Biblioteca de México “José Vasconcelos”, y la ceremonia se llevó a cabo en la entrada, donde yace una escultura Jan Hendrix, titulada La hoja del tabaco.

Por la mañana Sáizar inauguró en este espacio el noveno Congreso Iberoamericano de Editores.

La Ciudadela: La ciudad de los Libros y la Imagen ha sido criticado porque no se terminó más que la primera etapa, es decir el área de preservación de las bibliotecas personales de intelectuales de México como José Luis Martínez, Antonio Castro Leal, Jaime García Terrés, Alí Chumacero y Carlos Monsiváis.

El mismo Fernando Álvarez del Castillo, director general de Bibliotecas de Conaculta, ha declarado a los medios que quedaron pendientes y ha marchas forzadas los trabajos en los espacios que albergarán el Fondo México y el Fondo Reservado y el Centro de la Imagen, en un inicio se anunció que este espacio se remodelaría también.

Sáizar no hizo mención alguna esta noche del Centro de la Imagen. Habló también del al renovación del teatro “Antonieta Rivas Mercado”, la librería Educal “Alejandro Rossi” y el Espacio Infantil. Cada uno de ellos contó con la intervención de destacados creadores plásticos, como Francisco Toledo y Vicente Rojo.

El teatro polivalente “Antonieta Rivas Mercado” tendrá una capacidad para 200 personas y estará destinado a promover las artes escénicas a todo tipo de públicos. El escenario es de 12 metros de ancho y 8 de fondo. Cuenta con equipo de vanguardia, así como con tres camerinos completos, lo que permitirá la presencia de compañías amateur y profesionales. El teatro mantendrá una vocación como centro de enseñanza tanto de actuación como de producción.

Tiene butacas desplazables y de diferentes tipos de escenarios que servirán lo mismo para funciones de cine, mesas redondas, videoconferencias y su funcionamiento no alterará los horarios de visita a las bibliotecas personales que conforman la Ciudad de los Libros y la Imagen. El auditorio contará con la intervención artística de Doctor Lakra.

La librería Educal “Alejandro Rossi” se ubica en el acceso norte de La Ciudadela, fue concebida en dos galerías de doble altura, con vitrinas de exhibición, libreros fijos, cámaras de seguridad y luminarias en forma de libros. La primera galería está destina a la sección infantil, sobre una superficie de 137 metros cuadrados, que permitirá la exhibición de cerca de 5 mil volúmenes y un espacio para cuentacuentos. La segunda galería, con una superficie de 140 metros cuadrados, está destinada al público adulto, con una capacidad para más de seis mil volúmenes en exhibición.
En la librería “Alejandro Rossi” se conjugan las otras dos librerías que daban servicio en La Ciudadela.

Aunque ya existía un área para niños, el Espacio Infantil que ahora se presenta está dotado con muebles y un diseño arquitectónico que permite atraer la atención de los niños. Ocupará una superficie superior a mil 485 metros cuadros, la anterior cuenta con 600 metros cuadrados.

Esta área tiene una bebeteca, ludoteca, sala de exposiciones y salón de usos múltiples para la presentación de espectáculos y proyecciones de cine.

En los muros del Espacio Infantil se plasma la intervención artística de Magali Lara.

Se respetaron el edificio histórico de La Ciudadela y la reconstrucción y remodelación realizada en 1988 por el arquitecto Abraham Zabludovsky en la Biblioteca de México “José Vasconcelos”. El edificio colonial fue construido entre 1793 y 1807 para albergar la Real Fábrica de Tabacos de la Nueva España.

Se invirtieron 550 millones y el proyecto estuvo a cargo del arquitecto Alejandro Sánchez, con la participación de Bernardo Gómez Pimienta.

Load More