Vuelve tensión a Cherán: retienen 11 camiones y exigen exonerar a normalistas

MÉXICO, D.F. (apro).- La tensión volvió a la comunidad de Cherán, Michoacán, luego de que estudiantes de la Normal Indígena, apoyados por padres de familia, retuvieron 11 unidades de pasajeros para exigir la exoneración de sus 49 compañeros sujetos a proceso judicial tras el desalojo de las normales de Cherán, Tiripetío y Arteaga, el pasado 15 de octubre.

Además, normalistas de distintos planteles realizaron marchas en la capital del estado, para conmemorar los hechos de “represión” del 27 de noviembre de 2008 por parte de elementos de la Policía Estatal.

Los 11 vehículos retenidos por los normalistas fueron llevados al interior de la Normal Indígena y trascendió que los estudiantes exigen el inicio de clases y que se respete la destitución de la directora del plantel, Dora María Mini Romero, a quien acusaban de cobrar cuotas de inscripción y reinscripción.

La Normal de Cherán no ha podido reanudar el ciclo escolar debido a que los profesores se niegan a dar clases en tanto no se restituya a la directora del plantel, a quien acusaban de cobrar cuotas de  inscripción y reinscripción.

En tanto, padres de familia y estudiantes de las escuelas normales de Michoacán, realizaron una marcha para conmemorar los hechos de “represión” de hace cuatro años por parte de elementos de la Policía Estatal.

A las 13:00 horas una decena de autobuses con estudiantes y padres de familia arribaron a la casa de gobierno de donde marcharon hacia el Centro Histórico, generando caos vial.

La movilización de este día fue para conmemorar los hechos ocurridos el 27 de noviembre de 2008 cuando normalistas se enfrentaron con policías en el kilómetro 11 de la carretera Pátzcuaro-Morelia, cerca de la comunidad de Uruapilla.

El saldo de aquella vez fue de decenas de lesionados, uno de gravedad, 133 detenidos, dos uniformados retenidos por los alumnos, dos camionetas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) incendiadas y varios autobuses dañados.

A cuatro años del incidente, alumnos y padres de familia marcharon sobre los dos carriles del Libramiento Sur.

Integrantes de la Federación de Estudiantes Socialistas de México además de las ocho normales de Michoacán y otras instituciones procedentes de otros estados, se sumaron a la marcha.

Además de las manifestaciones, cerraron las instalaciones de la Secretaría de Educación donde mantuvieron encerrado al personal.

Comentarios

Load More