Rechaza PRI transparentar uso de recursos federales

MÉXICO, D.F. (apro).- Contrario a lo que el PRI demandó durante 12 años de gobiernos panistas, la transparencia en el uso de los recursos federales, hoy rechazó esa posibilidad durante la discusión y aprobación de la Ley de Ingresos enviada por Enrique Peña Nieto.

Con 446 votos a favor, de PRI, PVEM, PAN, Nueva Alianza (Panal) y PRD; 19 votos en contra de Movimiento Ciudadano (MC), y siete abstenciones de algunos perredistas, la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos para 2013 y se negó a respetar el decreto de 2009, que obligaba a reducir el Impuesto Sobre la Renta en un punto porcentual.

En menos de 24 horas, los legisladores recibieron el proyecto de ley, lo avalaron en la Comisión de Hacienda con algunas modificaciones, como aumentar un dólar con diez centavos el precio del crudo del petróleo por barril –que dará ingresos no programados por 24 mil millones de pesos a la Federación–, y lo aprobaron en el pleno de la Cámara de Diputados, previo rechazo a los ‘candados’ de transparencia y vigilancia del gasto que presentó el MC.

En la discusión del dictamen que entregó la Comisión de Hacienda encabezada por José Isabel Trejo, del PAN, priistas, perredistas, panistas y legisladores del PVEM y Panal avalaron que se omitiera la obligación que tenía tanto el gobierno como la Cámara de Diputados de reducir un punto porcentual el ISR que pagan los contribuyentes.

Lo anterior fue reclamado por el Movimiento Ciudadano; su coordinador, Ricardo Monreal, dijo que si la Ley de Ingresos fuera “inercial”, como lo manejó el gobierno y los medios de comunicación, entonces se tendría que respetar la Ley de Ingresos de 2009, en donde se aceptó incrementar el ISR en dos puntos porcentuales.

En aquella ocasión pasó de 28 a 30% el pago del impuesto y se aumentó el gravamen bajo el pretexto de evitar una menor percepción de ingresos debido a la crisis económica que se desató en Estados Unidos en 2008.

En el documento de 2009 y que fue votado en la Cámara de Diputados, se estableció el compromiso de que en 2013 se disminuiría de 30 a 29%, y en 2014 de 29 a 28%, para quedar como antes de la crisis económica y que llevó al gobierno de Felipe Calderón a “salvar” algunas empresas, entre ella sociedades hipotecarias, el diario El Universal y la minorista Comercial Mexicana.

Sin embargo, en la ley presentada por Peña Nieto no se cumplió con lo establecido en 2009, y este miércoles así fue respaldado por los legisladores antes mencionados.

Los priistas, perredistas y panistas no hicieron caso al reclamo del MC, en cambio, exaltaron que, gracias a que aumentaron el pronóstico del precio del barril de crudo del petróleo, lograron ingresos adicionales por 24 mil millones de pesos, así como el destinar para la investigación tecnológica recursos extra por 5 mil millones de pesos.

Monreal reclamó que se mantuviera inamovible el ISR, pero también que no se eliminara el IDE y el IETU, impuestos creados en las administraciones panistas y los cuales el PRI, en la campaña electoral, ofreció suprimir en caso de llegar a la Presidencia de la República.

En la discusión en lo particular, sólo el partido Movimiento Ciudadano presentó reservas, todas relacionadas con la transparencia en el gasto y la rendición de cuentas ante la Cámara de Diputados, pero todas sus observaciones fueron rechazadas no sólo por el PRI, también por el PAN y el PRD.

Nelly del Carmen Vargas Pérez, de MC, propuso que para evitar cambios en el destino de los recursos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reportara al Congreso de la Unión “sobre los ingresos y su destino”.

José Antonio Hurtado Gallegos, también del MC, propuso una regulación en la información financiera del gobierno federal, pues sólo con la transparencia se acabará la corrupción, sostuvo.

“Para evitar la opacidad se deben explicar los pasivos y cuál es su propósito”, dijo. Lo anterior, detalló, con el fin de que se tenga conocimiento de los subejercicios en que incurren año con año las diversas dependencias.

El legislador recordó que tan sólo este 2012, se tiene un subejercicio de 28 mil millones de pesos y nadie sabe por qué se dieron. Esos recursos no fueron gastados por las secretarías.

PRI, PAN y PRD rechazaron la propuesta, a pesar de haber sido un reclamo constante de los priistas durante los gobiernos de Acción Nacional.

Además, estos tres partidos rechazaron la propuesta del MC para que el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, “explique y exponga los motivos para cambiar el presupuesto”.

Y es que año con año la Cámara de Diputados aprueba el gasto de los ingresos y la dependencia los modifica sin consultar al Poder Legislativo.

El reclamo sobre el uso discrecional de los recursos, recordó en su argumentación la diputada Aída Fabiola Valencia, del MC, también ha sido expuesto por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), instancia que además ha cuestionado que el Ejecutivo federal maneje de esa forma y en la opacidad el dinero, al margen del Congreso.

Finalmente, las propuestas del MC fueron rechazadas y la Ley de Ingresos se aprobó para ser discutida por el Senado de la República.

 

Comentarios

Load More