Exvocero de la CNDH presenta queja por su reclusión en el penal federal del Altiplano

El excoordinador de Comunicación Social de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Arturo Zárate Vite. Foto: Especial El excoordinador de Comunicación Social de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Arturo Zárate Vite. Foto: Especial

MÉXICO, D.F., (apro).- El excoordinador de Comunicación Social de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Arturo Zárate Vite, presentó una queja ante el organismo en el que laboró por su traslado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número Uno del Altiplano.

El periodista fue remitido al penal federal el pasado jueves 13, acusado de los presuntos delitos de hostigamiento y abuso sexual en agravio de tres empleadas de la CNDH cuando se desempeñaba como titular de Comunicación Social.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, Zárate Vite presentó la queja el lunes 17, debido a que el juzgador le negó el beneficio del pago de fianza y considera que no es un criminal para permanecer en un penal de máxima seguridad.

La pretensión del inculpado, según las fuentes, era que, a través de la intervención de la CNDH, se le permitiera pagar una fianza y seguir su proceso en libertad. Sin embargo, en esas circunstancias el organismo está imposibilitado, legalmente, para intervenir en un asunto jurisdiccional.

El pasado miércoles 19, la dependencia envió al doctor José Alfredo Jiménez al penal del Altiplano para verificar el estado de salud de exvocero del ombudsman Raúl Plascencia Villanueva, cuya queja es documentada por la Tercera Visitaduría, a cargo de Guillermo Andrés Aguirre Aguilar.

Zárate Vite anunció la separación de su cargo en abril pasado, luego de que los abogados Emiliano Robles Gómez Mont y Salvador Limón Uribe, representantes de una exdirectora de área de la CNDH, denunció, junto con otras dos funcionarias, haber sido víctima de abuso y hostigamiento sexual.

De acuerdo con los abogados, las tres mujeres se vieron obligadas a renunciar a la CNDH, tras advertir que Zárate Vite no era sancionado por los órganos de control interno y mucho menos por el presidente del organismo.

En septiembre, el órgano interno de la CNDH concluyó que Zárate Vite era responsable de los hechos que se le imputaban, por lo que fue sancionado con seis meses de inhabilitación, pese a lo cual fue visto en las instalaciones del organismo asesorando al sexto visitador, Juan Pablo Piña Kurczyn.

Mientras tanto, la denuncia penal siguió su curso y fue turnada a la Mesa Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de la República (PGR), que ejercitó acción penal contra el exvocero de Plascencia Villanueva el pasado 22 de noviembre. El caso se consignó en el Juzgado Primero de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal.

Luego de que el pasado jueves 13 se libró la orden de aprehensión, Zárate Vite fue detenido por agentes federales cuando salía de un gimnasio de la colonia Nápoles de esta ciudad, y trasladado a las instalaciones de la PGR.

Según la información proporcionada por fuentes cercanas al caso, las autoridades federales se negaron a ingresar al funcionario de la CNDH en alguno de los reclusorios del Distrito Federal por temor a que fuera agredido, por lo que determinaron trasladarlo al Cereso número Uno del Altiplano.

 

Comentarios

Load More