Denuncian clausura ilegal de tiendas “Señor Frogs”

ENSENADA, B.C. (apro).- Un centenar de agentes de la Policía Federal Ministerial cateó y clausuró 31 tiendas de la marca de ropa Señor Frogs en distintos puntos turísticos del país, denunció la empresa Grupo Serigráfico (GS).

A pesar de que dicha empresa cuenta con derechos protegidos de propiedad intelectual, el propietario de GS, Alejandro Treviño Cuevas, dijo ser víctima de una denuncia engañosa promovida por la empresa Operadora Anderson SA de CV que derivó en el operativo contra la piratería realizado por personal de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y Propiedad Industrial (UEIDDAPI) de la Procuraduría General de la República (PGR).

En un despliegue de fuerza y violencia, los federales irrumpieron en todas las tiendas oficiales Sr. Frogs en las siguientes ciudades: Mazatlán, Sinaloa; Puerto Vallarta, Jalisco; Cancún, Quintana Roo, y Ciudad del Carmen, Campeche.

El empresario ensenadense denunció que los agentes que realizaron el cateo simultáneo el pasado lunes 17 nunca se identificaron ni mostraron ningún documento que acreditara la acción policial. Tampoco, dijo, le permitieron exhibir los documentos que amparan la legalidad de las tiendas y, por si fuera poco, subrayó, aseguraron la mercancía, sin realizar un inventario.

En el colmo del abuso, prosiguió, los federales sometieron, amenazaron y trasladaron a la Ciudad de México a varios de sus empleados para declarar. A otros, los obligaron “a guardar la mercancía durante más de 24 horas, sin descanso, sin comer, dormir ni tener contacto con sus familiares”.

Los abogados en Cancún fueron desalojados de las instalaciones de Grupo Serigrafico (GS) y colocaron sellos sin referir la averiguación previa en curso.

Treviño Cuevas sostuvo que los excesos señalados son graves e incalificables y afectan el sustento de más de 600 familias y de mil 200 personas por las fuentes de trabajo indirecto, las cuales se encuentran en un total estado de indefensión y en la incertidumbre.

“Por si fuera poco, todavía no hemos podido tener audiencia con las autoridades para solicitar ser tratados con los derechos de cualquier entidad legal y exponer que somos una empresa legalmente establecida, tenemos registrado un contrato de licencia del 23 de abril del 2012 en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, a favor de Grupo Serigrafico por parte del Grupo Anderson’s, dueño de la marca Sr. Frogs, el cual es el único que puede ejercer acciones legales en contra de la marca, según consta en el IMPI.

Cabe señalar que la querella la presentó la Operadora Anderson, una empresa que tuvo contratos con Grupo Anderson, pero se rescindió cualquier vínculo comercial y legal desde 2010.

“Durante más de 30 años hemos ejercido un contrato de licencia de Sr. Frogs a cabalidad y que el contrato que se renovó el 23 de abril de 2012 es el resultado de honestidad y rentabilidad que le hemos generado al dueño de la marca”, expreso el también propietario del periódico El Vigia del puerto de Ensenada.

En una carta pública, solicito ser escuchado y tratado como cualquier ciudadano con derechos y, sobre todo, con responsabilidad ante la comunidad por lo que les permitan reiniciar operaciones una vez que se aclare el estado legal de la empresa.

Tras advertir que sufren un detrimento económico por los inventarios retenidos que cada día representa una pérdida incalculable económicamente, Trevino Cuevas dijo que la moral de GS está por los suelos por lo que exigió audiencia, legalidad y justicia.
Historial

En el 2002, Grupo Anderson’s (GA) y Operadora Anderson’s (OA) celebraron contrato de licencia para el uso y explotación de ciertas marcas, entre las que se encuentran Señor Frogas y Carlos’N’ Charlie’s, donde se pactó y se asentó en el IMPI que sólo GA podría iniciar acciones penales por aspectos relacionados con las marcas.
Después de varios incumplimientos al contrato se le rescindió el contrato a OA y, previo procedimiento arbitral, se dictó laudo, cuyo cumplimiento es inmediato.

Esto quiere decir, agrego el empresario, que de manera inmediata OA debió abstenerse de utilizar las marcas propiedad de GA que quedo liberado para explotar sus marcas por sí mismo o por un nuevo tercero.

El 23 de abril de 2012, GA celebró contrato de licencia de uso de marcas con Grupo Serigrafico (GS), entre las que se encuentran Señor Frogs, y se inscribió en el IMPI.

A petición de OA, un juez del Distrito Federal ordenó medidas cautelares, a pesar de la existencia y registro previo en IMPI de un contrato entre GA y GS.

El mismo juez ordenó a GA dar por terminado el contrato con GS porque supuestamente se violó la medida cautelar, lo que trae implícito el reconocimiento del juzgado de su existencia.

Contra la orden judicial GA promovió y se le concedió un amparo en suspensión definitiva a efecto de no dar por terminado el contrato celebrado con GS lo que permitió explotar las marcas de manera legalmente.

El propietario de GS dio a conocer que sin verificar previamente representaciones, contratos y propiedades de marcas en el IMPI, la PGR integró una orden de cateo donde se llegó sin mostrar la documentación correspondiente, se llevó prendas que tienen las marcas Señor Frogs y lo más grave es que clausuraron los establecimientos no obstante que se venden prendas y accesorios de otras marcas, dejándonos sin derecho de vender nuestras propias prendas de vestir.

Comentarios

Load More