Recuerda Marcos el pasado represor del gabinete de Peña

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., (proceso.com.mx).- El subcomandante Marcos, vocero y líder político-militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), advirtió que esta organización no le tiene miedo al regreso del PRI como gobierno: “Los que han optado por la violencia por encima del diálogo”.

En una tercera misiva enviada la noche del domingo 30, el subcomandante Marcos lanzó una descripción irónica del presidente Enrique Peña Nieto y de sus más cercanos colaboradores: Emilio Chuayffet, Pedro Joaquín Codwell, Alfonso Navarrete Prida, Rosario Robles y Miguel Ángel Osorio Chong.

Con el título “¿No los conocemos?”, el subcomandante Marcos, a través de cuestionamientos, hace una reseña del origen, relaciones parentelares y acciones represivas de los principales personajes del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Al exgobernador del Estado de México lo acusó de ser un miembro más del Grupo Atlacomulco y pariente de Alfredo del Mazo y Arturo, “La Rata”, Montiel: “¿No es quien dictaminó, coludido con el gobierno municipal perredista de Texcoco, el desalojo de los floristas y la aprehensión del dirigente del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Ignacio del Valle, en mayo del 2006?”.

“¿No es quien lanzó a su perro de presa y delincuente, Wilfrido Robledo Madrid, para atacar el poblado de San Salvador Atenco y ordenó a sus policías la agresión sexual contra mujeres? ¿No es el asesino intelectual de Javier Cortés y Alexis Benhumea? ¿No fue la Suprema Corte de Justicia de la Nación la que dictaminó que los tres niveles de gobierno (ojo: gobierno federal: PAN; gobierno estatal: PRI; gobierno municipal: PRD) sí incurrieron en violaciones graves a las garantías individuales de la población?”, dice en la misiva.

Recuerda el “trágico ridículo” con el caso de la niña Paulette, así como la violencia policíaca en San Salvador Atenco.  Lo señala como el mismo que como primer acto de gobierno, coludido con el gobierno perredista del DF, ordenó la represión contra los manifestantes del primero de diciembre de este año, que derivó en la detención, tortura y encarcelación de inocentes.

De igual forma arremete contra Emilio Chuayffet Chemor, actual Secretario de Educación: “¿No fue jefe de Enrique Peña Nieto y su ‘maestro’? ¿No fue Secretario de  Gobernación con Ernesto Zedillo? ¿No es el borrachín que, en 1996, dijo a la Cocopa que el gobierno federal aceptaba su iniciativa de ley y en la cruda se retractó? ¿No fue uno de los responsables intelectuales de la masacre de Acteal en diciembre de 1997? ¿No fue el que quiso imponer la moda de los ‘copetitos coquetos’ entre los priístas y el único que le secundó fue su entonces pupilo Enrique Peña Nieto?”.

También se refirió al Secretario de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell: “¿No era comisionado gubernamental para la paz en Chiapas cuando ocurrió la masacre de Acteal y se quedó callado y siguió cobrando por no hacer nada?”

Sobre la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, cuestiona: “¿No fue jefa de gobierno del DF por el PRD? ¿No se jactó de la represión que su policía emprendió varias veces contra los jóvenes estudiantes de la UNAM, en la huelga de 1999-2000? ¿No fue quien, presidiendo el PRD, vendió en todos los sentidos a su partido? ¿No es ahora la encargada de pelearle a l@s Bejarano el corporativismo en el DF y en toda la República?”

También le tocó al Secretario de Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida: “¿No fue quien encubrió primero el ajuste de cuentas del crimen organizado que derivó en el asesinato de Enrique Salinas de Gortari (psss, se llevan pesadito entre ustedes ¿eh?) y luego exoneró a Arturo “manos largas” Montiel?”

Y contra el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: “¿No fue acusado de desviar fondos gubernamentales al PRI? ¿No se le abrió en la PGR la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDORPIFAM/185/2010 por vínculos con la organización delictiva “Los Zetas”? (Ah, ¿cambio de estrategia en el combate al narcotráfico?)”.

“Claro, me dirán ustedes que estas personas no mandan, que en realidad es Carlos Salinas de Gortari quien le dicta a Enrique Peña Nieto lo que debe de hacerse”, ironiza.

“Ustedes, que tantas veces me han matado, declarado muerto, extinto, difunto, finado, cadáver, desaparecido, derrotado, vencido, rendido, comprado, aniquilado, ¿piensan que alguien les va a creer cuando sea verdad que, como en el amor, en cuerpo y alma me entregue a la muerte y sea sólo un poco más de tierra en la tierra?” puntualiza el líder de los zapatistas.

Para Marcos, los que han retomado el poder en México, “son los que siempre han optado por la violencia por encima del diálogo”, los que “siempre recurren a la fuerza cuando no tienen la razón”, los mismos que “han hecho escuela de corrupción y ruindad en todos los partidos políticos”.

Para el vocero zapatista, los que han llegado a Los Pinos son quienes se han negado a cumplir los Acuerdos de San Andrés que significarían el reconocimiento constitucional de los derechos y la cultura indígenas, y acabarían con los despojos disfrazados de mineras, acueductos, presas, balnearios, carreteras, fraccionamientos.

Y ante ello reiteró: “No les tenemos miedo. Ah, y no somos los únicos”.

Comentarios

Load More