Velasco Coello sigue “en campaña”… pese a crisis financiera

El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello. Foto: Benjamin Flores

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- A un mes de haber tomado posesión como gobernador del estado, Manuel Velasco no ha terminado de nombrar a su gabinete legal, y tampoco ha dado a conocer su plan de gobierno.

Además, el mandatario estatal enfrenta serios conflictos en las finanzas públicas de la entidad, además de que 70 municipios se han declarado en quiebra, lo que ha desatado una cacería de exalcaldes corruptos.

Pese a ello, Manuel Velasco encabeza cada día actos multitudinarios, como si siguiera en campaña, mientras que su novia, la cantante Anahí, presume sus viajes como turista por todo el estado.

El pasado 8 de diciembre, Velasco Coello recibió la estafeta de manos de Juan Sabines Guerrero, quien le dejó una deuda de más de 20 mil millones de pesos, aunque extraoficialmente se habla de 40 mil millones.

Casi inmediatamente después de asumir el cargo, el gobernador ha tenido que sortear diversas crisis en las dependencias de gobierno, entre ellas el pago de aguinaldo a trabajadores, que hasta ahora no han recibido completa su gratificación.

En esa situación se encuentran los trabajadores de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), así como de las secretarías de Gobierno y de Infraestructura, además de la oficina Promotora de la Vivienda (Porvich), dependencia a la que incluso le cortaron el teléfono, y lo mismo podría ocurrir con los servicios de agua y luz, debido a que el pago correspondiente no ha sido cubierto.

“Según que ayer se los iban a depositar (el aguinaldo) y nada… cientos de trabajadores andan sufriendo la cuesta de enero”, dijo un funcionario de la PGJE.

Mientras tanto, en la Secretaría del Desarrollo para el Empoderamiento de la Mujer (Sedem), las asociaciones civiles que colaboran en la institución no han cobrado sus servicios desde hace un año.

La crisis financiera no sólo se vive en la capital; las diversas localidades también enfrentan serias dificultades. Por ejemplo, en la Unidad Administrativa de Tonalá, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cortó la energía eléctrica a todo el edificio. Aunado a ello, los trabajadores no han recibido su salario y algunos de ellos han sido despedidos de manera injustificada.

Ayer, la nueva directora del Instituto de Beneficencia Pública del gobierno de Chiapas, Martha Cecilia Culebro Burguete, quien tomó posesión del cargo el pasado viernes 4, solicitó la renuncia voluntaria de todo el personal que ahí labora.

Con un negro historial de fraude en el Hospital de Especialidades Pediátricas, Culebro Burguete despidió a trabajadores con más de 10 años de antigüedad.

Y, mientras, el gobernador del estado sigue “en campaña”.

Del 8 de diciembre a la fecha, Velasco Coello ha gastado 783 mil 906 pesos en publicidad para promocionar el inicio de su gobierno. Una de las cuentas está con cargo al Instituto de Comunicación Social, por 153 mil 820 pesos, y la otra –por 630 mil 086 pesos– a la Coordinación de Giras.

Antes de que se cumplan los 100 primeros días de gobierno, 70 alcaldes de igual número de municipios se han declarado en quiebra.

En respuesta, la PGJ empezó una cacería de expresidentes municipales.

Al respecto, Luis Fernando Castellanos Cal y Mayor, diputado local del Partido Verde, explicó que hay alrededor de 40 exalcaldes que incurrieron en diversas anomalías durante sus respectivas administraciones del periodo 2011-2012, y por tanto el Órgano Superior de Fiscalización (OSF), agregó, tendrá que intervenir y remitir los expedientes a la PGJ.

“Se están analizando las cuentas públicas desde el año 2010. El proceso para determinar quienes más encuadran en una responsabilidad penal puede acabar en unas semanas”, señaló.

Según Castellanos, a los exalcaldes se les acusa de asociación delictuosa porque no solamente no solventaron los gastos, sino que actuaron en confabulación con otras autoridades municipales.

El legislador señaló que a los ocho exalcaldes detenidos –a tres de los cuales se les dictó auto de formal prisión este miércoles– se les han fincado delitos como ejercicio indebido del servicio público y peculado, y esas sanciones podrían aplicarse a los 40 exalcaldes que actualmente son investigados por el OSF.

En total, en 2011 los 122 municipios chiapanecos ejercieron 11 mil 744.6 millones de pesos, y se calcula que uno de cada tres no ejerció de manera transparente los recursos que recibieron, entre ellos el de Tapachula, que dejó en las arcas sólo 5 pesos con 22 centavos, según la actual administración.

 

Load More