#Yosoy132 Juárez se suma a caminata por desaparecidas

CHIHUAHUA, Chih., (apro).- Luego de curar las heridas de sus pies por el trajín del día, familiares de jóvenes desaparecidas reanudaron esta mañana su caminata “Por la vida y la justicia de las jóvenes en Chihuahua”, a la que se unieron los grupos Resiste y #YoSoy132 de Ciudad Juárez.

La noche de ayer, el grupo aceptó el ofrecimiento de Fernando Vázquez Ramírez, alcalde de Villa Ahumada –municipio localizado a 130 kilómetros de Ciudad Juárez y 247 de esta capital–, para pernoctar en el albergue del DIF, donde vendaron sus pies ampollados.

La caminata inició el pasado martes 15, alrededor de las 15:00 horas. Ese día los familiares de jóvenes desaparecidas emprendieron su andar sobre la carretera Panamericana rumbo a esta ciudad, para exigir al gobernador César Duarte resultados en las investigaciones.

Hasta el momento, llevan recorridos 80 kilómetros, turnándose para descansar en los automóviles de los grupos que se sumaron a la caminata.

Como una muestra de apoyo, la Red Mesa de Mujeres, integrada por 12 organizaciones, emitió un comunicado en el que fija su postura y exige al Estado mexicano que asuma la responsabilidad “eficaz y eficiente” de cumplir con las recomendaciones emitidas por el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Entre esas recomendaciones, destaca el compromiso de dar con los responsables de los hechos de desaparición y asesinato de mujeres en Chihuahua y el establecimiento de un mecanismo protector de la integridad física y emocional de las madres y los hijos de las mujeres desaparecidas en el proceso de su búsqueda y al momento de realizar las notificaciones.

“Para quienes realizamos alguna acción cercana a madres y familiares de mujeres desaparecidas, conocemos que es una angustia constante desde el momento de presentar el reporte de desaparición, que se reaviva cada vez que se informa de una identificación de una mujer, pero también reimpulsa la exigencia de sus derechos a la verdad, a la justicia, a la no repetición de más desapariciones y asesinatos de mujeres y a la reparación del daño”, puntualizó la Red en el texto difundido este jueves.

Añadió:

“Como lo hacemos desde hace años, nos seguimos sumando a la exigencia que realizan las madres y familiares de mujeres desaparecidas y asesinadas, respetando su autonomía de decidir las formas y los mecanismos de demanda, pues reconocemos que son ellas y sus familias quienes cotidianamente viven en su propio ser la desaparición, la falta de respuestas en la investigación, la lentitud de dar seguimiento a los elementos que aportan para la investigación, y sobre todo viven la angustia, la preocupación y el dolor de manera constante.

“Nos preocupa que acuerdos –en los que hemos participado– sostenidos con la Fiscalía de Atención a Mujeres Víctimas de Delitos de Género, de realizar las notificaciones de identificación a las madres y familiares de mujeres desaparecidas con apoyo tanatológico y médico, no se estén llevando a cabo. Las condiciones de salud física y emocional, sobre todo de las madres y familiares de las mujeres desaparecidas, se ven afectadas y se agravan conforme pasa el tiempo de la desaparición de su hija o familiar”.

Confusión de cifras

 

De acuerdo con la Red Mesa de Mujeres, la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género ha manejado diferentes cifras de los perfiles genéticos de las víctimas.

Detalló que el 14 de marzo de 2011, ante autoridades federales, estatales y municipales, y con la presencia de diversas organizaciones y académicas, dicho organismo informó que hasta el 18 de enero de ese año, en el Semefo de Ciudad Juárez permanecían 143 cuerpos de mujeres no identificados.

Sin embargo, agregó, el titular de los Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado (FGE), Daniel Ricardo Jaramillo Vela, aseguró ayer que esa dependencia tiene en resguardo 59 perfiles genéticos de mujeres de todo el estado, y está en proceso de notificación su identidad.

Por separado, Ernesto Jáuregui Venegas, fiscal especializado en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género, manifestó que entre las líneas fuertes de investigación en torno de los casos de Arroyo del Navajo, en el Valle de Juárez, se encuentra la trata de personas y el crimen organizado, pero no se han encontrado elementos para señalar colusión de autoridades.

Aun así, no hay ninguna persona detenida ni señalada por esos hechos, puntualizó este jueves en conferencia de prensa.

Jaramillo Vela, en tanto, dio a conocer que entre enero y febrero de 2012 encontraron en el Valle de Juárez 24 elementos de investigación (restos óseos) que corresponden a 11 personas del sexo femenino, de los cuales se ha confirmado la identidad de siete, cuyos restos han sido entregados ya a sus familiares.

Además, sostuvo que tienen los restos óseos de otras cuatro personas localizadas en el mismo sector, que se encuentran en el proceso de pruebas genéticas.

De esas cuatro mujeres, los restos de dos fueron entregados a sus familiares, quienes los rechazaron porque desconfían de las autoridades y dudan que sean sus hijas.

Ante esa negativa, la Fiscalía busca un laboratorio externo para que realice los estudios correspondientes, a fin de que las familias tengan la certeza de que son sus hijas.

En el caso de los restos de las otras dos mujeres, no coinciden con la base de datos de perfiles genéticos de la FGE, por lo que podría tratarse de mujeres que no radicaban en Ciudad Juárez.

Ricardo Jaramillo indicó que debido a que Ciudad Juárez es una zona fronteriza de paso, deben solicitar la colaboración de otros estados o países, para ver si se trata de mujeres desaparecidas en esos lugares.

Señaló que los restos de otras ocho mujeres del caso de Arroyo del Navajo serán enviados a laboratorios externos debido al alto nivel de degradación que presenta y que dificulta la obtención de ADN.

De su lado, Jáuregui Venegas precisó que los 59 perfiles genéticos con los que cuentan, de restos encontrados en el estado, son de mujeres que murieron en diversos hechos delictivos a partir de 2007, y no coinciden con ningún reporte de robo de la base de datos de la FGE.

Esa información genética es compartida con otros estados del país para su confrontación de ADN y posterior identificación por parte de los familiares, y harán lo mismo con otros países, si es el caso.

El fiscal indicó que están en proceso de analizar otros restos que corresponden a hombres, cuya cifra desconocen debido a que han dado prioridad a las mujeres.

Asimismo, detalló que cuentan con 120 asuntos de investigación de mujeres desaparecidas únicamente en Ciudad Juárez, desde 1993.

El fiscal aseguró que han encontrado a mil 500 mujeres menores de edad en un lapso de dos años, la mayoría de las cuales se había ido por su voluntad debido algún problema familiar, y alrededor de ocho más han sido rescatadas de alguna red dedicada a la trata de personas.

Por esos casos, dijo, hasta ahora hay siete detenidos.

Comentarios

Load More