Murió el gran maestro Marcel Sisniega

MÉXICO, D.F. (apro).- Hay noticias que no deberían tener que darse, pero en este caso es una triste obligación. El domingo pasado a las dos de la mañana el Gran Maestro de ajedrez Marcel Sisniega Campbell murió de un infarto. Le sobreviven cuatro hijos y su esposa y, desde luego, no importa lo que se diga, la pérdida es irreparable.

Marcel Sisniega destacó en el ajedrez mexicano desde jovencito. Sisniega tuvo como rivales de su momento histórico a jugadores como los maestros internacionales Kenneth Frey y Mario Campos. Realmente era superior a los mejores jugadores del país en ese momento y estuvo a punto de ganar el Campeonato Mundial Juvenil, donde participan los mejores del mundo. Este torneo no son los festivales que organiza la FIDE sub 8, sub 10, hasta sub 20, sino en donde el mejor juvenil de cada país participa.

En 1978, Marcel Sisniega participó en el decimosexto Campeonato Mundial Juvenil, en Graz, Austria, que se llevó a cabo del 3 al 17 de septiembre de ese año. Después de 13 largas rondas, la justa fue ganada por Dolmatov con 10.5 puntos (URSS); 2º lugar Yusupov (URSS) con 10 puntos; 3º Fries – Nielsen (Dinamarca) con 9 puntos; 4º al 5º Björk (Suecia) y Barbero (Argentina), ambos con 8.5 puntos; 6º al 7º Sisniega (México) y Van der Wiel (Holanda), con 8 puntos (mejor desempate del mexicano).

Para que se den una idea del nivel de los rivales: Seirawan (lugar 14), con 7 puntos; Plaskett (lugar 19) con 7 puntos también; Morovic (lugar 22); con 7 unidades; Ravikumar (lugar 27), con 6.5 puntos. Desde luego que en ese entonces esos juveniles no eran los fortísimos jugadores que llegaron a ser con los años, pero es claro que un sexto lugar en semejante competencia habla de que ya en 1978 Marcel tenía fuerza de gran maestro. De eso no me cabe duda. Casi todos de los jugadores mencionados llegaron a ser grandes maestros.

Marcel Sisniega fue campeón nacional de Ajedrez a los 16 años, campeonato que obtuvo en nueve ocasiones. Alcanzó el Título de Maestro Internacional en 1977 y fue el primer mexicano en obtener el rango de Gran Maestro de Ajedrez que otorga la Federación Internacional de Ajedrez en 1992 (después del título post mortem que le otorgara la Federación Internacional a Carlos Torre, probablemente el mejor jugador mexicano de los años veinte).

Marcel se retiró de las competencias alrededor de 1994 y se dedicó a otra de sus pasiones, el cine. De hecho, era el rector de la Escuela de Cine Luis Buñuel, que opera en Veracruz, en donde lo sorprendió la muerte. Jesús Boyero, periodista español del periódico Marca nos dice: Dirigió y escribió 11 películas desde 1996, la última A través del silencio (2010), y produjo cinco. Recientemente, logró un premio en el festival de Cine Extremo de San Sebastián (México).

En 1996 debutó en la industria cinematográfica con la realización del cortometraje La cruda de Cornelio. Al final de ese año escribió el guión y dirigió su primer largometraje: Libre de culpas (1996), que obtuvo el premio del Mejor Largometraje en San Juan Cinemafest, en San Juan de Puerto Rico, en 1997, cuando se celebró la novena edición; y el Ariel a la mejor Fotografía y al Tema Musical en 1998. Además participó en un festival en Toronto, Canadá.

En 1987 escribió las novelas Anda suelto un Befo y Crónica personal de un torneo de ajedrez. Además su novela Eliseo Zapata fue adaptada al cine por Martín Salinas y se llevó a la pantalla grande en el largometraje Un embrujo (bajo la dirección de Carlos Carrera, 1998).

Reapareció con el guión y la dirección en el 2001 de Una de dos (2001). Esta película recibió el premio La Perla del Pacífico en el Festival Internacional de Cine de Mazatlán como mejor cinta por la crítica especializada, que encabezó el maestro y crítico de cine Jorge Ayala Blanco.

Cabe decir que su libro Crónica personal de un torneo de ajedrez está escrito por alguien que además de saber decir lo que piensa, nos transmite la angustia de una justa como un torneo Interzonal, donde jugaron los mejores del mundo. Su narración de la partida que el excampeón mundial Mijaíl Tal le ganara al mexicano es verdaderamente única.

La muerte del GM mexicano es una pérdida irreparable para el ajedrez nacional. Descanse en paz.

Comentarios