Niega diputado tráfico de influencias para defender a su hermano

DURANGO, Dgo. (apro).- El diputado local del PT, Gustavo Pedro Cortés, negó cualquier intervención suya ante las autoridades de Durango para defender a su hermano Miguel Édgar, a quien se le sigue un juicio por el presunto abuso sexual de una de sus hijas.

El domingo, la revista Proceso (1891, actualmente en circulación) publicó en el espacio “Palabra del lector”, la denuncia pública realizada por Mirsa Cristina Quiroga García –esposa de Miguel Édgar–, quien afirma que el 15 de agosto de 2011 el señalado violó a la hija de ambos, entonces de dos años.

En la misiva señala que tanto el Tribunal Superior de Justicia del estado como el Juzgado Segundo de Distrito de Durango, fueron cooptados por el diputado local para evitar consecuencias legales en el acusado.

Gustavo Pedro Cortés afirmó que tal señalamiento “es una vil calumnia” porque no pueden demostrar las acusaciones que se le hacen. “Hay autoridades implicadas: la fiscal, si tiene elementos probatorios donde yo lo hice alguna petición; lo mismo puede hacer el presidente del Tribunal de Justicia.”

El representante petista aseguró que jamás ha intervenido en el proceso legal que, reconoció, se le sigue a su hermano. “El juicio siguió su juicio normal. Hasta donde sé, el proceso ya terminó y quedó demostrado que no hubo la violación a la que hace referencia la señora”, afirmó.

Anunció, además, que procederá legalmente contra quién publicó la carta. Entre las acciones que tomará, abundó, pedirá al Congreso del estado que se realice una investigación para deslindar la responsabilidad de las partes involucradas.

Acusó, también, que el caso se está utilizando con intereses políticos:

“Es muy extraño que en un momento en donde en Durango se habla de un proceso de coalición, de cara a la elección de 2013, es muy sospechoso que salga esta nota.

“Si yo no fuera el representante legal del partido ese tema no estaría en los medios ni le darían la dimensión que le están dando los medios locales. Entonces yo creo que hay un interés”, insistió.

El legislador refirió, además, que el abogado Mario Pozo Riestra, defensor de la parte acusadora, también podría tener un interés especial en el proceso judicial. Y es que el litigante, actual Consejero del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Durango, sólo recibió un voto en contra cuando fue designado para tal encargo y fue, precisamente, el diputado señalado quién lo emitió en ese sentido.

Al cuestionarle quién podría estar detrás de los señalamientos mediáticos, el diputado consideró que se debe buscar al culpable en el Partido Revolucionario Institucional.

Opinó, además, que la carta enviada a Proceso tiene más la intención de lastimar al Partido del Trabajo que de denunciar el presunto ilícito cometido.

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Apolunio Betancourt Ruiz, afirmó en entrevista telefónica que jamás recibió petición alguna del legislador para que se interviniera de forma ilegal en el proceso referido.

Gustavo Pedro Cortés, quién es diputado de representación proporcional por el Partido del Trabajo, funge actualmente como representante del organismo en la mesa de negociaciones que conforman junto con los partidos Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y de la Revolución Democrática, con la intención de conformar una coalición opositora en el proceso electoral local.

El próximo 28 de febrero iniciarán en Durango las precampañas de los comicios que se realizarán el próximo 1 de julio para elegir 39 presidentes municipales y 30 diputados locales.

 

Comentarios

Load More