Pospone el IFE una semana debate sobre multas a partidos

MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) determinó retrasar una semana la discusión de las sanciones económicas para los partidos por los gastos de campaña durante el proceso electoral del 2012.

Los consejeros argumentaron que no contaron con tiempo suficiente para analizar el documento contable de más de dos mil fojas presentado por la Unidad de Fiscalización que encabeza Alfredo Cristalinas.

La noche del martes, dirigentes del PRD, encabezados por su presidente nacional, Jesús Zambrano, se entrevistaron con los nueve integrantes del IFE. En esa reunión los perredistas dijeron a los consejeros que el dictamen contenía demasiadas inconsistencias pero, sobre todo, una aplicación de criterios distintos para aplicar las sanciones.

Este miércoles estaba programada la sesión para discutir, aprobar o rechazar el dictamen elaborado por la Unidad de Fiscalización, que establece que el único candidato que rebasó los topes de campaña fue Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Movimiento Progresista.

De acuerdo con el dictamen, el excandidato presidencial gastó 62 millones de pesos más de los 336 millones autorizados por la autoridad electoral como tope máximo de campaña, y propone una sanción económica de 129 millones de pesos. Por el contrario, al priista Enrique Peña Nieto lo eximió de responsabilidad al señalar que gastó ocho millones de pesos menos que el límite establecido.

El documento de más de dos mil páginas les fue entregado la noche del lunes a los consejeros, por ello, al iniciar la sesión extraordinaria del Consejo General, Alfredo Figueroa propuso que se retrasara una semana la discusión para tener tiempo de leer con detenimiento el dictamen.

Los consejeros Benito Nacif, Francisco Guerrero, Lorenzo Córdova, Macarita Elizondo, María Marván y Sergio García Ramírez, respaldaron la petición del consejero Figueroa; en tanto que Marco Baños y el propio presidente del instituto, Leonardo Valdés, votaron por que se discutiera este mismo miércoles debido a que confían en el trabajo de Cristalinas.

“No comparto la propuesta, pues no coincido con las consideraciones, y debo decir que además no coincido con muchas de las expresiones. No quiero polemizar por el tema, no encuentro cómo se pueda cuestionar el debido proceso que observó la Unidad de Fiscalización; creo que tuvieron a salvo todos sus derechos.

“No creo que exista ausencia de certeza en el documento que está a nuestra consideración ni puedo coincidir con el razonamiento que hay dudas fundadas para modificar el sentido del documento”, comentó Valdés Zurita, quien por su posición de presidente debió mantenerse al margen hasta en tanto no se realice la votación sobre el documento.

El representante del PRD, Camerino Márquez, agradeció a los consejeros su intención de analizar a fondo el documento, en tanto que el del PAN, Rogelio Carvajal, sostuvo que “cuando no se tiene certeza es que hay dudas, respecto a criterios que se tienen que realizar; cuando no hay certeza no puede haber legalidad y cuando no hay legalidad no hay imparcialidad. Por eso sostengo que este modelo de fiscalización ha fracasado y debe modificarse”.

El próximo miércoles 6 de febrero se discutirá en el pleno del Consejo General a cuánto ascenderán las multas y cuáles partidos rebasaron el tope de gastos de campaña para la presidencia de la República.

Aplaude PRD la decisión

El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, celebró la decisión del IFE de aplazar por una semana la discusión sobre el supuesto rebase de tope de gastos de campaña de la coalición Movimiento Progresista en el proceso electoral de julio pasado.

Luego de leer un documento donde se desglosan los gastos de campaña de López Obrador, y las aportaciones recibidas, Zambrano solicitó al Consejo General del IFE tomar en cuenta sus alegatos, en el sentido de que se sumaron a los gastos de la campaña presidencial los de diputados y senadores.

“El gasto neto que ejercimos para la campaña presidencial habría sido de 295 millones 395 mil pesos y no de 399 (millones)”, dijo, y confió en que al final del proceso se rectificará y sancionará a quien realmente rebasó los topes de campaña, es decir al PRI, exonerado por el IFE a pesar de haberse reconocido la compra de tarjetas Monex para la coacción del voto.

“Yo quiero expresar que es muy importante y significativa la decisión que el día de hoy tomó el Consejo General del IFE por mayoría de sus integrantes, en el sentido de diferir una semana la resolución (…) en relación con el dictamen que le turnó la Unidad de Fiscalización”, indicó.

El IFE, añadió, debe revisar y contrastar los reportes de gastos de López Obrador con los del priista Enrique Peña Nieto para rectificar sus dictámenes y su trato desigual hacia la izquierda, porque hace referencia a lo que se conoce como prorrateo, es decir el porcentaje que de los gastos de campaña se le asigna a cada una de las tres grandes campañas que se realizaron el año pasado: la presidencial, la de senadores y la de diputados federales.

“En este sentido, al PRI se le aceptan criterios que favorecen sus números para evitar que se llegue a un rebase del tope de gastos de campaña, y al candidato de la coalición Movimiento Progresista, y especialmente al PRD, de ninguna manera se nos permite la aplicación de esos criterios”, subrayó.

Zambrano detalló que a los casi 399 millones de pesos, o sea el total del gasto que reportaron los tres partidos de la coalición, se le debe descontar 103 millones 500 mil pesos, que son los que, dijo, hacen referencia a recursos invertidos en artículos, promoción del voto y espectaculares en campañas para senadores y diputados.

“El gasto directo y neto del total que ejercimos para la campaña presidencial habría sido de 295 millones 310 mil pesos y no casi 399 millones que adjudica la Unidad de Fiscalización a la campaña presidencial”, aclaró. (Con información de Rosalía Vergara)

Comentarios

Load More