Ahora García Ramírez se abstiene de votar en sesión del IFE

MÉXICO, D.F. (apro).- Mientras en la Cámara de Diputados se procesaba la renuncia del consejero del Instituto Federal Electoral (IFE), Sergio García Ramírez, éste continuaba participando en la sesión de este miércoles, e incluso votó el orden del día aunque se abstuvo de participar en la última parte de la discusión, debido al reclamo del PAN.

Al arrancar la sesión en el IFE, García Ramírez fue el primero en intervenir en el tema del dictamen sobre los gastos de campaña que presentó la Unidad de Fiscalización.

Hizo un llamado a reflexionar bien el voto pues se veía una discusión y una votación “no fácil” y lejos de llegar a la unanimidad, “ni dentro ni fuera de este Consejo General”.

Les recordó a los ocho consejeros restantes que en su decisión estaría en juego no sólo la justicia electoral sino también “la conciliación entre ciudadanos”. Y agregó que “en cualquier litigio se mira al pasado y el árbitro debe ver a futuro y las consecuencias de sus decisiones”.

En esta discusión, añadió, hay que ver la forma y el fondo, “no se puede ver con reglas inequitativas” este reporte de gastos de campaña.

En ese momento apenas arrancaba en el recinto legislativo de San Lázaro la primera sesión en forma.

García Ramírez, el mismo consejero que hace 15 días logró con su voto decisivo que el IFE exonerara al PRI en la triangulación de los recursos para la campaña presidencial, mejor conocido como Monexgate, anunció el jueves pasado que renunciaría al cargo de consejero aunque evitó anticipar alguna fecha.

De ahí que los consejeros no vieron mal que este día participara en la sesión e incluso comentaron que era su decisión el renunciar al cargo en el Consejo General del IFE.

Sin embargo, poco antes de la votación –y que García Ramírez se estaba reservando–, el representante del PAN, Rogelio Carbajal, pidió que se aclarara si tal renuncia ya se había dado o no, y es que, reveló, en la Cámara de Diputados ya se había realizado el anuncio.

La respuesta de García Ramírez es que no votaría pero sí que estaría en la sesión como “invitado”.

Para ese momento, en la Cámara de Diputados, su presidente, Francisco Arroyo Vieyra anunciaba que se había recibido una carta del presiente del IFE, Leonardo Valdés Zurita en donde notificaba la renuncia del consejero.

A su vez, el coordinador de la fracción del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, aclaraba a la prensa que no sólo se trataba de un anuncio de que renunciaría, sino que la separación “ya está presentada. He sido informado por la Mesa Directiva que ya fue presentada y será la Junta de Coordinación Política donde evaluaremos el procedimiento para su sustitución”.

Lo anterior lo reportó el propio representante del PAN en el Consejo General del IFE, por lo que pidió que se aclarara la situación en que se encontraba García Ramírez; entonces el consejero Valdés aceptó haber enviado la misiva a los diputados.

Así, García Ramírez ya no votó y, contrario a lo que él mismo había dicho antes, de “que permanecería en la sesión como invitado”, mejor optó por salirse de la reunión.

Esto ocurrió momentos después de que la consejera Macarita Elizondo adelantara que votaría por regresar el dictamen de gastos y con lo cual anuló el sufragio que emitiera García Ramírez, a favor o en contra, ya no tendría importancia su voto.

Así, el IFE cerró la sesión con ocho consejeros y será la Junta de Coordinación Política la que defina el procedimiento para sustituir al hoy exconsejero García Ramírez.

Load More