“Gato” Ortiz, sin permiso para antenderse mal renal fuera de prisión

MONTERREY, N.L. (apro).- Un juez federal negó un segundo amparo al exarquero de Rayados de Monterrey, Omar Ortiz Uribe, El Gato, quien está recluido desde el año pasado en el penal de Cadereyta, acusado del secuestro de tres personas y agrupación delictuosa.

Además, las autoridades penitenciarias le negaron a quien fuera portero también de Jaguares de Chiapas, un permiso para que fuera trasladado a un nosocomio del centro de esta capital para que se atendiera un problema renal que, dijo a través de sus abogados, se había agravado durante su estancia en el reclusorio.

El exdeportista fue atendido en la misma penitenciaría y ya se recupera, dijo una fuente cercana al caso.

El juez quinto de Distrito le negó el amparo contra el auto de formal prisión debido a que hay suficientes elementos para enjuiciarlo por los secuestros de una mujer y su hija de seis años, y de un comerciante, ocurridos en el 2011 en San Nicolás, lugar donde residía El Gato, quien fue alguna vez guardameta de la Selección Nacional.

En noviembre del año pasado sus abogados ya habían tramitado infructuosamente un amparo ante la justicia federal.

En el primer secuestro, perpetrado el 13 de septiembre de ese año, la banda interceptó a un hombre cuando circulaba por la avenida Juan Pablo II, de San Nicolás.

La víctima fue llevada a una casa en la colonia Las Brisas, de Monterrey, donde estuvo dos días, al cabo de los cuáles fueron pagados un millón 100 mil pesos para liberarla.

En el otro evento, el 17 de noviembre, una mujer de 34 años y su hija de 6, fueron interceptadas cerca del colegio donde la pequeña estudia, en la colonia Cuauhtémoc, en territorio nicolaíta.

Las mujeres fueron liberadas luego de 24 horas, tras el pago de un millón 500 mil pesos.

El Gato, quien recibía 100 mil pesos por acción, no participó materialmente en ninguno de los secuestros, aunque es señalado como autor intelectual. Las indagatorias arrojaron que el exseleccionado nacional participó en los delitos debido a problemas económicos que enfrentaba.

En el momento de los secuestros el exportero se encontraba suspendido de cualquier actividad profesional debido a que se detectó que había consumido sustancias prohibidas para mejorar su desempeño.

Junto con Ortiz Uribe fueron detenidos César Acosta Canchola, Luis Alberto Tamez Hernández y Héctor Eduardo Treviño Urbano.

Los cuatro fueron arrestados el 4 de enero del 2012 y recluidos el día 20 del mismo mes en el penal de Cadereyta.

Comentarios

Load More