Delincuencia usa el pan para cobrar cuotas a comerciantes en Guerrero

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La delincuencia organizada recurre a una peculiar modalidad para extorsionar en la Costa Chica de Guerrero: utiliza el tradicional pan que se elabora en aquella región para cobrar las “cuotas” a comerciantes.

Según El Universal nadie se salva de las extorsiones: desde los pequeños puestos que se instalan en avenidas y carreteras –principalmente la que va de Acapulco a Pinotepa Nacional– hasta empresas formalmente establecidas como tiendas de abarrotes y constructoras.

Los pobladores aseguran que el dinero se introduce en el interior del pan, al que se le hace un huequito para acomodar los billetes.

Posteriormente, a bordo de vehículos particulares, los criminales acuden a los negocios a recoger las piezas que les son entregadas en bolsas.

La frecuencia en el cobro de las cuotas puede variar, ya sea por quincena o por mes.

Anteriormente las extorsiones se cobraban a través de visitas de “cortesía” de los delincuentes. La nueva modalidad, según los comerciantes, tiene poco tiempo de haberse implementado.

Los afectados expresan su impotencia ante estos hechos, sin embargo no denuncian por temor a represalias y por desconfianza hacia las autoridades.

 

 

 

 

Comentarios

Load More