Apuestas por el poder en Netflix

Netflix es una empresa que surgió como intermediaria entre los espectadores y quienes producen series televisivas. Inscrita en internet, ofrece un mes de manera gratuita y luego la suscripción que permite bajar capítulos y obras completas producidas por distintas compañías. Se dedica al género de ficción caracterizado por explotar un tema con los mismos actores centrales en cada capítulo; éste es unitario, y a diferencia de la telenovela no nos deja en suspenso hasta el siguiente episodio. Insertarán una aventura por vez, distinto final para no aburrir.

Sin embargo, en virtud de que la intermediación sólo es negocio cuando se logra acaparar la mayoría de las visitas y convertirse en referencia de búsqueda, como es el caso de Google, la compañía Netflix ha comenzado a producir. Con ello logra atraer a más clientes por internet y captar algunos en los canales televisivos a los cuales ofrezca sus productos. Pese al crecimiento innegable de la red no puede compararse el acceso a ésta con la difusión de la señal televisiva, ni siquiera en los países desarrollados. Aun si la serie va a un canal de cable, es seguro que los telespectadores serán más que los cibernautas. En México alrededor de 20 millones de personas se conectan a internet, menos de 12 tienen banda ancha, que permite ver programas audiovisuales, mientras que 98% de los hogares posee un aparato televisivo; de éstos al menos 20% están suscritos a algún sistema de paga.

House of cards se titula la serie y trata sobre los juegos de poder en un núcleo reducido que aspira a llegar a la Casa Blanca. El protagonista Frank Underwood, en la figura del actor Kevin Spacey, es implacable en la búsqueda de ascenso, carece de ética y su filosofía es que “el fin justifica los medios”. Está rodeado de amigos y enemigos que logran el contrapunto. En el juego de cartas se puede hacer trampa, marcar la baraja, esconder un as, pese a ello el azar está presente para eliminar al jugador menos avezado. La metáfora es adecuada: los políticos como jugadores de baraja, adictos, aferrados, aunque lo pierdan todo.

Se trata de una adaptación a Estados Unidos de una obra inglesa. Está conformada por los tradicionales 13 capítulos y, según su ficha de salida, será estrenada al unísono en 14 países. Estos estarán asimismo disponibles en el portal de internet de Netflix, el cual cuenta con 30 millones de suscriptores en el mundo. La empresa se ha dado a conocer a través de publicidad insertada en la misma red. Varios de los portales que ofrecen mensajería, inserción a las redes sociales y especialmente correo electrónico anuncian los servicios y ponen a disposición del usuario su catálogo. Tienen aquí a una audiencia cautiva: los jóvenes a quienes la televisión ha dejado de interesarles aunque no los productos de la industria cultural.

Comentarios