Presentan denuncia en París para investigar plagio de francomexicano en Tamaulipas

MÉXICO, D.F. (apro).- El caso del director de orquesta franco-mexicano Rodolfo Cázares Solís, quien fue secuestrado en Matamoros, Tamaulipas, en julio de 2011 podría detonar en otro conflicto internacional con México, luego de que la esposa de la víctima, Ludivine Barbier Cázares, presentó una demanda judicial en París, Francia, con el propósito de que un juez de instrucción galo sea designado para investigar el plagio.

Ludivine Barbier y su marido fueron secuestrados en la frontera tamaulipeca el 9 de julio de 2011 con otros 15 miembros de la familia Cázares. Entre las víctimas había seis menores y un anciano de 83 años. Rodolfo y Ludivine, radicados en Bremerhaven, Alemania, vacacionaban en Tamaulipas (Proceso 1892).

Las mujeres y los niños fueron liberados la noche del 11 de julio. Pero desde el día 27 no se tiene noticia alguna de los hombres: su marido Rodolfo; su padre Rodolfo Cázares Solís; sus tíos Héctor y Manuel Alberto Cázares Garza; y su cuñado Rubén Luna Mendoza. La familia pagó un rescate de 100 mil dólares en cinco entregas, entre el 17 y el 27 de julio pero los secuestrados nunca aparecieron.

El 13 de septiembre de ese año, junto con su suegra, su cuñada y sus tías políticas, Barbier interpuso una denuncia ante el Ministerio Público de Matamoros. El día 30 regresó a Francia.

Empezó entonces un largo viacrucis policiaco y judicial.

La familia del artista sospecha que los autores del secuestro son miembros de alguna célula del narcotráfico. De acuerdo con un comunicado publicado en el portal de la embajada de Francia en México, en octubre de 2012, el plagio lo adjudican al cártel del Golfo.

“En Francia no tenemos ninguna información” sobre esa investigación, señaló el abogado Alexis Gublin.

Rodolfo Cazares Solís adquirió la nacionalidad francesa en febrero de 2012 con efecto retroactivo al 6 de junio de 2011. En este sentido, el señor Cazares goza de la protección consular.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores y nuestra embajada en México se están movilizando para proporcionarle todo el apoyo necesario y permanecen en contacto con su esposa, a quien se recibió en el Ministerio de Asuntos Exteriores”, indicó la embajada en un comunicado publicado en octubre de 2012.

Rodolfo Cázares, de 35 años, logró en los últimos 10 años conseguir el reconocimiento a su trabajo en Europa. Hace tres años lo contrató el Teatro de la Ciudad de Bremerhaven, Alemania en donde vivía con su familia.

Comentarios